¿Lawfare? ¿Partido judicial? Mafia y Estado paralelo.

REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

“REVINCULACIONES FORZADAS SON TORTURAS”

El Poder Judicial decidió restituir a Arcoíris a su padre

“REVINCULACIONES FORZADAS SON TORTURAS”

Por PPV

Tenía apenas dos años cuando Arcoíris lloraba cada vez que iba a quedarse con su papá, el motivo de su negación tenía que ver con el abuso a la que era sometida por su abuelo paterno, un funcionario del Poder Judicial de La Rioja. “Fue el Lelo” contó Arcoíris a su mamá, sin dudarlo, con contundencia.

La madre, Delfina Zarranz, lleva radicadas cinco denuncias en la Justicia riojana contra el abusador. La primera fue en el año 2018 cuando con dos años y ocho meses y sin importarle las amenazas, su pequeña hija le contó que el abuelo la había tocado.  En ese momento, se dispuso que el abusador no podía acercarse a la nena, sin embargo, Arcoíris denunciaba que veía a su abuelo cada vez que iba a visitar a su papá.

En nota de María Quintero en este mismo medio nos referimos a la intervención de la entonces ministra de la Mujer, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, en este caso que lejos está de defender el Interés Supremo del Niño, Niña y Adolescente, el cual establece que la medida judicial que se tome debe ser en base a lo que es más beneficioso para ellxs.

Cuatro años después de esa primera denuncia, la jueza de la Cámara Cuarta en lo Civil, Comercial y de Minas Carla Menem ordenó la restitución de la niña a su padre.

Delfina ha sido acusada por el padre en reiteradas oportunidades, incluso denunciada ante el Poder Judicial, la última se realizó cuando desesperada por la decisión de la Justicia de revincular a la nena con la parte agresora, decidió irse con su hija de la provincia de la Rioja motivo por el cual se le inició un expediente en el Juzgado de Violencia de Género y Protección Integral de Menores Nº2 por “Desobediencia a la autoridad”. De hecho, ya se vio obligada a sacar a la niña de la escuela porque el padre la iba a buscar allí, e incluso, casi mata a su abuela al momento de intentar arrebatar a Arcoíris de sus brazos.

La insistencia de parte de la Justicia por restituir la niña a su padre es permanente, ya el año pasado Delfina no vio a su hija por seis meses debido a la resolución que establecía que el hogar permanente de Arcoíris debía ser la casa de su padre. Gracias a las apelaciones de su abogada, la mamá pudo comunicarse con la niña a través de videollamadas primero y presencialmente luego.

Sobre la nueva decisión del Poder Judicial, la cual no está firme aún, conversaron con Delfina Zarranz, Beatriz Chisleanschi y Silvio Vallejos en el programa “El dedo en la llaga” que se transmite por FM Bunker-Merlo 94.9. La mamá manifestó allí su preocupación porque “nuevamente el poder judicial pone en riesgo a mi hija (…) siempre el poder judicial está del lado de violentos y abusadores cuando debería protegernos.” 

“Nosotros presentamos nuestra apelación en Casación ya que no está firme la sentencia”. –explicó y agregó luego “Es importante poder concientizar que esto es más común de lo que sabemos. Cuando las madres denunciamos abusos sobre nuestros hijos somos criminalizadas y lxs niñxs restituidxs a sus abusadorxs. Abusos e infancias es tortura. Revinculaciones forzadas son tortura”.

El pasado 30 de septiembre, el Movimiento Justicia por Arcoíris, con apoyo de Actrices Argentinas, organizó una concentración en la Casa de La Rioja cita en Buenos Aires para decirle a la (In) Justicia de esa provincia ¡Basta de torturar a Arcoíris! ¡No permitamos que alejen a la niña de su madre protectora! ¡Nunca Más!

AL INICIO
Ir al contenido