REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

“NEOLIBERALISMO NUNCA MÁS”

Elecciones 2019:

“NEOLIBERALISMO NUNCA MÁS”

Por María Quintero

El Frente de Todos cerró la campaña nacional ayer en Mar del Plata ante una multitud, el día anterior había cerrado la provincial en La Plata. Ambos cierres estuvieron atravesados por el entusiasmo, la emoción y la premisa de “poner a Argentina de pie”, tras los 4 años de neoliberalismo de Cambiemos.

El marco de crisis regional y el avance de la derecha

De cara a las elecciones del domingo, Argentina se prepara para vivir una jornada democrática en medio de un clima convulsionado por las derechas en la región. Ante el neoliberalismo de Lenín Moreno en Ecuador y de Piñera en Chile, el pueblo ha salido a la calle a expresar su descontento a las medidas de ajuste, pobreza y hambre de los gobiernos. La respuesta en ambos casos ha sido la misma: Ejército en las calles y toque de queda, persecución a opositorxs. Ejércitos que han llevado adelante una cruenta represión, que dejó (y aún continua en ambos países) muertos, heridos y, en el caso de Chile, violaciones a mujeres y desaparecidxs. Una realidad que tiene más que ver con la historia de la derecha más rancia y dictatorial del siglo pasado que con una “nueva derecha democrática” del siglo 21.

En este mismo marco, en Bolivia se comienza a organizar el plan de desestabilización al recientemente reelecto Evo Morales bajo la denuncia de fraude. Es que la derecha en Bolivia -que es, en definitiva, la misma que en toda la región-, no está dispuesta a aceptar otro mandato del proceso revolucionario de cambio iniciado por Evo. Sin embargo, la mayoría del pueblo boliviano ha decidido, el domingo 20 de octubre, que en la actualidad es Evo el elegido para conducir los destinos de Bolivia ante el avance del neoliberalismo.

La derecha en Brasil también ocupa el poder representada por Bolsonaro, luego de la destitución a Dilma Rousseff y el encarcelamiento de Lula da Silva.

El marco nacional: la campaña sucia no sirve ante el hartazgo del pueblo

Argentina, por su lado, se prepara para la jornada electoral del domingo en un clima más tranquilo, pero atenta a los resultados y a lo que estos puedan ocasionar en un desesperado Cambiemos. A días de las elecciones, entra en escena, otra vez, Stornelli, el fiscal declarado en rebeldía por el juez Ramos Padilla, por no presentarse a declarar en la causa de espionaje ilegal en la que está imputado. Junto a Stornelli, también entra en escena la causa de los cuadernos, bah, de la fotocopia de “el cuaderno”, porque el original se había quemado -según dijo el propio Centeno-. En fin, ahora, parece que cuan ave Fénix habría resucitado de las cenizas para darle un titular a los medios hegemónicos y un guión de campaña sucia a Mauricio Macri, justo una semana antes de las elecciones.

Cambiemos, además, decidió, en este último tiempo, salir de las redes sociales para habitar las calles con las marchas del “Sí, se puede”. Marchas que terminaron de mostrar una unidad más ligada al odio por el peronismo y el kirchnerismo y muy marcada por el discurso xenófobo que por la tan mentada revolución de la alegría que había prometido en 2015. Poco feliz dejará el país Mauricio Macri: más de 36 puntos de pobreza, más de 11 puntos de desocupación, las más alta en 13 años, una fuga de casi 900 millones de dólares de las reservas en el día de ayer (en lo que va de la gestión de Cambiemos se fugó un Plan Marshall entero, como explica Ignacio Vila en esta nota ), cruentas represiones, la mayor concentración comunicacional hegemónica en la historia de nuestro país, una deuda externa a 100 años, un consumo que hace 14 meses consecutivos viene en picada, presxs políticos, entre muchos otros males.

“Hagamos la Argentina que merecemos”

Sin embargo, desde las PASO, un clima de esperanza habita el suelo argentino. Los resultados que se avizoran para este 27 de octubre indicarían que el Frente de Todos, fuerza política liderada por Alberto Fernández y Cristina Fernández, sería el ganador a nivel nacional y a nivel provincial en Buenos Aires, con la fórmula liderada por Axel Kicillof y Verónica Magario.

La Ciudad de Buenos Aires, bastión de Cambiemos, es otra de las grandes disputas. Matías Lammens ha hecho una gran elección en las PASO, con más del 30% de los votos. Si bien se espera que este domingo ese número aumente, la definición final sería recién en una segunda vuelta entre el Frente de Todxs y Juntos Por el Cambio que busca la reelección del macrista Larreta. Sin embargo, el número que obtenga la fórmula de Matías Lammens y Gisela Marziotta será definitorio para la cantidad de legisladoras/es de esta fuerza que ingresen a la Legislatura de la Ciudad, para poder disputarle al gobierno de Larreta la mayoría automática en el poder legislativo que impera desde hace más de una década.

En el día de ayer, en Mar del Plata, en el cierre de campaña nacional del Frente de Todos estuvieron presentes candidatos/as y gobernadores/as. 
Para el cierre de campaña se eligió la ciudad donde, en noviembre de 2005, se rechazaron las políticas neoliberales que quiso imponer regionalmente Estados Unidos con George Bush hijo, a la cabeza. Una jornada que quedó en la historia como el rotundo NO al ALCA.

En el cierre de campaña, la primera oradora fue Fernanda Raverta, diputada nacional y candidata a intendente de Gral. Pueyrredón: “En el corazón de nuestros vecinos y vecinas se anidó la esperanza de pensar y de sentir que el 10 de diciembre podemos construir un tiempo nuevo para volver a ser felices”.

Luego, fue el turno del candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien aseguró: “Hoy podemos decir que fracasó el neoliberalismo en Argentina. En esta campaña lo que vimos es que a pesar de sus intentos de que predomine el individualismo, la sociedad argentina, no perdió su identidad y la solidaridad, trabajar con el otro”.

Por su parte, luego de un emotivo recuerdo sobre la figura de Alberto Fernández como compañero y parte del equipo de gobierno de Néstor Kirchner, Cristina le habló a los y las miles que estaban presentes: “Hoy, aquí en Mar del Plata no estamos cerrando una campaña electoral, estamos cerrando un ciclo histórico que debe ser que nunca más la Patria vuelva a caer en manos del neoliberalismo. Nucas más estas políticas”.

El encargado del cierre fue el candidato a Presidente, Alberto Fernández. Emocionado, habló del futuro para la Argentina ante una rambla colmada de gente que escuchó atentamente: “En cada discurso que damos estamos firmando un contrato moral y ético con ustedes para hacer una Argentina que atienda a los desposeídos, a los olvidados, para hacer un país que vuelva a crecer”.

“Abracémonos y hagamos la Argentina que merecemos”, agregó.

AL INICIO