REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

MASIVAS MOVILIZACIONES EN TODO EL PAÍS EXPRESARON SU RECHAZO AL DNU Y LA LEY ÓMNIBUS

MASIVAS MOVILIZACIONES EN TODO EL PAÍS EXPRESARON SU RECHAZO AL DNU Y LA LEY ÓMNIBUS

Por PPV

La CGT, las dos CTA, los trabajadores de la economía popular, los movimientos sociales y las multisectoriales llevaron a cabo un paro de 12 horas y movilizaciones en todo el país en rechazo del proyecto de ley ‘Bases’ y el DNU de desregulación económica impulsados por el Gobierno, y exhortaron a los diputados a «no traicionar» a los sectores populares y rechazar esas iniciativas.

Desde el Gobierno, en tanto, surgieron voces para descalificar a los convocantes de la huelga y advertencias de que el Poder Ejecutivo «no cederá» ante las presiones de los sindicatos, sino que avanzará para lograr la aprobación de ley ómnibus y mantener en vigencia el DNU.

El paro general que se inició a las 12 en todo el país, con extensión hasta la medianoche, tuvo su epicentro en la Plaza Congreso en la Ciudad de Buenos Aires, frente al parlamento. Desde el escenario principal los oradores le reclamaron a los legisladores que «no actúen agazapados en la oscuridad» y rechacen el DNU y la ley ‘Bases’.

Las centrales obreras, con actos en réplica en diversas ciudades del país, se manifestaron en esos términos ante la inminencia de la sesión de la semana próxima en la Cámara de Diputados, donde se debatirá la ley ‘Bases’ presentada por el Poder Ejecutivo.

Fue el primer paro general de la CGT durante el Gobierno de Javier Milei, a 45 días de iniciada la administración del presidente libertario.

«No actúen agazapados en la oscuridad, miren al pueblo a la cara. Vamos a seguir la lucha hasta que lleguemos al éxito, hasta que caigan el DNU y la ley ómnibus; no vamos a dar un paso atrás», advirtió el cotitular de la CGT Héctor Daer.

Daer sostuvo que los planes de la administración Milei «destruyen los derechos individuales de los trabajadores, los derechos colectivos, los sindicatos y la libertad de acción sindical», y afirmó que «una cosa es andar en una camioneta con una motosierra y la otra es gobernar». 

Al cuestionar el discurso libertario, el referente sindical señaló que «la ‘libertad’ la utilizan para hacer pelota la fórmula de actualización para los compañeros jubilados, y con la ‘libertad’ quieren vender todas las empresas del Estado, regalar Aerolíneas Argentinas y meternos a todos presos».

«Lo advertimos antes de las elecciones y nos decían que metíamos miedo a la sociedad, pero nos aumentaron todo: los alimentos, los combustibles y ahora nos dicen que no hay aumento para los jubilados», sostuvo el dirigente y acusó a La Libertad Avanza (LLA) de querer «destruir los sindicatos» y «quitarles la posibilidad de acción gremial y sindical».

Al referirse a los diputados que discuten el DNU y la ley ‘Bases’, el gremialista les pidió que «miren a todos a a la cara, que nos miren a los ojos, que actúen en consecuencia, que no actúen en la oscuridad, agazapados, porque les dijeron que son coimeros», en referencia a las acusaciones que habían sido lanzadas por el propio Milei contra los legisladores.

«Hoy vinieron acá la CGT, las CTA y todos los sindicatos y organizaciones obreras de nuestro país, los científicos, la cultura, el deporte, los inquilinos, los jubilados, los socialistas, los de izquierda, de la Unión Cívica y los radicales que no olvidan a (Hipólito) Yrigoyen ni a (Raúl) Alfonsín», destacó Daer, y valoró el apoyo de organizaciones internacionales como la Confederación Sindical de las Américas.

Desde media mañana la zona ya empezaba a llenarse de manifestantes que no cesaban de llegar, aún finalizado el acto. Las organizaciones convocantes estiman que alrededor de 600 mil personas se movilizaron en rechazo de las medidas dispuestas y propuestas por el gobierno nacional.

«El que no salta votó a Milei» y «No se vende, la patria no se vende» resultaron los cánticos más escuchados durante la tarde de ayer.

«No traicionen a los trabajadores» 

Minutos antes de las palabras de Daer, el cotitular de la CGT y dirigente de Camioneros, Pablo Moyano, pidió a los legisladores rechazar la Ley «Bases» que se encuentra en la Cámara de Diputados y reclamó que «no traicionen a los trabajadores» y a la «doctrina del peronismo», que es «defender a los laburantes, a los que menos tienen y a los jubilados». 

El dirigente señaló también, que quienes tienen una gran responsabilidad de respaldar al movimiento obrero son los mismos legisladores que «hacen campaña cantando la marcha, con los cuadros de Perón y Evita, pero cuando tienen que tratar una ley se esconden y los tenemos que venir a buscar a su despacho».

«Que digan públicamente si están con los trabajadores o con las corporaciones y el modelo económico que lleva adelante el presidente Javier Milei», pidió Moyano quien se sacó una foto con un cartel que decía «Son 30 mil. Presentes, Ahora y Siempre».

Moyano advirtió que «un peronista no puede votar este DNU que va en contra de los trabajadores y la soberanía nacional».

«Les pedimos a los diputados que tengan dignidad y principios y no se ofendan si les dicen algo en los medios. Les pedimos que no traicionen a los trabajadores, a la doctrina del peronismo, que es defender a los laburantes, a lo que menos tienen y a los jubilados», sostuvo.

También se expidió en contra de Ganancias y pidió a los legisladores que «no se les ocurra poner otra vez el impuesto a los trabajadores. Si son tan guapos aumenten el impuesto a las grandes fortunas, aumenten las retenciones, pero no a los trabajadores».

En otra parte de su discurso, preguntó por qué «YPF no se privatiza y las otras empresas (del Estado) sí», en alusión a la exclusión de esa empresa del listado de las compañías estatales a privatizar, según el dictamen de las comisiones que analizan el proyecto en la Cámara Baja.

«No se pueden privatizar las empresas del Estado como Aerolíneas Argentinas, Télam, Banco Nación, Radio Nacional. Van a dejar a millones de trabajadores en la calle y se las van a entregar a los amigos», advirtió Moyano.

Agregó que «esta ley de reforma laboral la escribió Paolo Rocca y Mercado Libre» y sostuvo que «la patria no se vende, la patria se defiende». 

Moyano recordó también que «hace pocos días el Presidente, en forma risueña, dijo que al ministro de Economía, por las medidas que estaba tomando, hay que llevarlo en andas» y agregó que se trata del «mismo ministro de Economía que fue socio de Macri, que fugó 45 mil millones de dólares y que debería estar desfilando por tribunales dando explicaciones».

«Y yo le digo ante miles de compañeros que si leva adelante estas medidas económicas de hambre, ajuste y despidos, los trabajadores, los jubilados y los más humildes lo van a llevar en andas al ministro pero para tirarlo al Riachuelo», afirmó.

Daer y Pablo Moyano fueron los oradores centrales del acto principal a quienes se sumaron las palabras de la Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Tati Almeyda. Entre los numerosos sindicalistas presentes estuvieron los jefes de la CTA Autónoma y de los Argentinos, Hugo «Cachorro» Godoy y Hugo Yasky, respectivamente, y los jefes sindicales Hugo Moyano (Camioneros), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Andrés Rodríguez (UPCN), Julio Piumato (Judiciales), Omar Plaini (Canillitas) y Mario ‘Paco’ Manrique (SMATA).

El paro fue rechazado por el Gobierno a través de declaraciones de diversos portavoces. «Sindicalistas mafiosos, gerentes de la pobreza, jueces cómplices y políticos corruptos, todos defendiendo sus privilegios, resistiendo el cambio que decidió la sociedad democráticamente y que lidera con determinación el presidente Javier Milei», afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en su cuenta personal en la red X, ex Twitter.

A su vez, el vocero presidencial, Manuel Adorni, consideró que el paro de la CGT resultó una «complicación» y «una pérdida de dinero para muchísimos argentinos», en tanto que desestimó la posibilidad de que el Gobierno establezca un diálogo con la central obrera.

También el ministro de Economía, Luis Caputo, cuestionó la medida de fuerza sindical al opinar que se trató de un «paro político» decido porque, a su criterio, el Gobierno tomó medidas que afecta los «privilegios» sindicales.

Las calles repletas de manifestantes en todo el país 

Lo sucedido en la Plaza Congreso se repitió en las calles y plazas de diferentes puntos del país.

En Río Negro organizaciones sociales, gremios, estudiantes y asociaciones vecinales realizaron este miércoles multitudinarias movilizaciones en Viedma, General Roca, Cipolletti, San Carlos de Bariloche, entre otras ciudades, en contra del DNU y la Ley «Bases».

En Viedma la movilización cubrió unas 8 cuadras y estuvo conformada por tres frentes, que luego se congregaron en la Plaza San Martín, frente a la Casa de Gobierno provincial, mientras que el Centro Cívico de Bariloche se vio colmado de manifestantes.

Desde el mediodía, las organizaciones gremiales, políticas y sociales convocantes se concentraron en diferentes sectores de la ciudad para confluir pasadas las 13.30 en la explanada del Monumento Nacional a la Bandera, donde se leyó un documento elaborado en forma conjunta.

Los líderes sindicales coincidieron en que la convocatoria y el acatamiento en Rosario «superaron todas las expectativas», y afirmaron que este paro «es el comienzo de un plan de lucha más amplio».

En tanto, las centrales CGT, las dos CTA y ATE manifestaron en distintos puntos de la provincia de Mendoza para expresar su rechazo a los proyectos del Gobierno. Según se evaluó, la huelga «se sintió en todos los sectores del Estado pero fundamentalmente en los organismos nacionales» como Migraciones, Senasa, Anses y el Ministerio de Trabajo.

En Corrientes se realizó una multitudinaria movilización con una concentración en la plaza Sargento Cabral de la Capital provincial, que contaba con la participación de la CGT, la CTA, organizaciones sociales, de derechos humanos y partidos políticos, que marcharon y se manifestaron en «defensa de los derechos laborales, de las empresas públicas y de la soberanía nacional», entre otras consignas.

Asimismo, en Jujuy diversas columnas de trabajadores estatales, privados, del ámbito rural, se unieron en una sola consigna, “contra el DNU y el proyecto de ley “Bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos” que “traerán hambre, desocupación y exclusión social al pueblo jujeño”. Hubo marchas y actas en el interior de la provincia, entre ellas, La Quiaca, Libertador y Tilcara.

Ir al contenido