¿Lawfare? ¿Partido judicial? Mafia y Estado paralelo.

REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

LO QUE HOY PLANTEA LA DERECHA NO ES NEOLIBERALISMO, SINO FASCISMO

#17deOctubre

LO QUE HOY PLANTEA LA DERECHA NO ES NEOLIBERALISMO, SINO FASCISMO

Por Ana Belén Marrello

La masiva movilización del 17 de Octubre hacia Plaza de Mayo por el Día de la Lealtad tuvo por un lado la necesidad de rememorar un suceso histórico, que fue el reclamo del movimiento obrero por la liberación del General Juan Domingo Perón. Por el otro, reflexionar en cuanto a cómo seguir, en un marco de ascendente inflación y de caída de los salarios, de cara también a las elecciones del próximo año. A su vez, continuar repudiando fuertemente el intento de magnifemicidio contra la vicepresidenta de la Nación y principal figura política del kirchnerismo, Cristina Fernández de Kirchner.

La convocatoria fue realizada por el Frente Nacional para el Modelo Nacional y la Corriente Federal de Trabajadorxs, integradas por gremios de la CGT; la Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina, la CTA Autónoma, la UTEP y los PJ porteño y de provincia de Buenos Aires. Participaron también organismos de Derechos Humanos, cooperativas, pymes y organizaciones sociales, políticas, de la cultura y la comunicación.

El acto comenzó a las 16:00, con la presencia del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y del diputado nacional y presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner. Tras entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino se pidió, desde el escenario, un minuto de silencio para lxs trabajadores “que ya no están con nosotrxs”. Luego, Vanesa Siley, diputada nacional y secretaria general de Fe-Sitraju, y Omar Plaini, titular del gremio de Canillitas, leyeron el documento conjunto con la consigna “Unidad Nacional por la Soberanía con Justicia Social”.

A continuación, tomaron la palabra el diputado nacional y secretario general de la Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina, Hugo Yasky; el secretario general de la CTA Autónoma y de ATE Nacional, Hugo ‘Cachorro’ Godoy; el titular de la Federación Gráfica Bonaerense y referente de la Corriente Federal de Trabajadorxs, Héctor ‘Gringo’ Amichetti; Máximo Kirchner; el secretario general adjunto del SMATA, secretario gremial de la Confederación General del Trabajo (CGT) y el referente del Frente Nacional para el Modelo Nacional, Mario ‘Paco Manrique, quien cerró el encuentro.

Las concentraciones en las inmediaciones de la Plaza de Mayo, centro histórico emblemático de las luchas populares, habían comenzado poco antes del mediodía. Una enorme columna de Camioneros ingresó por Avenida de Mayo, mientras que las CTA lo hicieron por Diagonal Sur.

“Esperamos un programa claro de los trabajadores y de las trabajadoras que, de cara al año que viene, marque en la discusión electoral la necesidad de que la recomposición económica de este país vuelva a ser de la mano de la recuperación del salario, de las condiciones de vida de trabajadores y trabajadoras, y no sólo del pago al Fondo Monetario Internacional”, expresó Belén Sotelo, secretaria adjunta de la CTA Ciudad de Buenos Aires y de Feduba.

En tanto, Raúl Calamante, secretario de Organización de Suteba en provincia de Buenos Aires, adjunto de la CTA bonaerense y a cargo de la Coordinación de Delegaciones Regionales de Trabajo y Empleo Zona VIII, entre las que se encuentra Mar del Plata, definió: “Es imposible pensar en poder avanzar en la discusión del modelo de país y la distribución del ingreso sin la participación de la clase trabajadora”.

“Estamos diciéndole en la calle, en principio a nuestro propio gobierno, que tiene que tener la convicción de llevar adelante aquellos compromisos que asumió en el 2019, cuando dejamos atrás al gobierno de la coalición macrista”, señaló y agregó: “Tenemos que avanzar fuertemente en la distribución del ingreso, que hoy es impresionante la concentración que tenemos, que la inflación hoy se está comiendo en forma espeluznante el salario de la clase trabajadora y que para eso es necesario tomar las decisiones políticas que se tengan que tomar para ponerle un límite a las corporaciones. Y también es fundamental que avancemos en la organización del movimiento obrero”.

“No hay posibilidad en el 2023 de seguir avanzando si no es a través de un gobierno nacional y popular. La opción que hoy plantea la derecha es el retroceso, en algunos casos al siglo pasado, pero también con un recorte importante en la práctica democrática. No lo llamaría neoliberalismo, lo llamaría fascismo”, aseguró y argumentó: “Cuando vienen avanzando y diciendo que van a llevarse puestas a las organizaciones sindicales, a los derechos de la clase trabajadora, la reforma jubilatoria, todas las conquistas, entonces es fundamental que estemos en la calle para decirle, en principio al gobierno, que tiene que ir en la dirección de las mayorías populares, y por otro lado, para decirle a la derecha que seguimos estando organizados y dispuestos a enfrentar cualquier embestida que quiera llevarse puesto al proceso democrático”.

En tanto, Gervasio Muñoz, referente de Inquilinos Agrupados, coincidió en la necesidad de la unidad del movimiento obrero y de salir a las calles. “La movilización sirve, sobre todo, para seguir fortaleciendo al sector, en un momento de mucha resignación, donde hay mucha desesperanza, y para lograr que en la agenda pública la reivindicación de la vivienda vuelva a ser un motivo de lucha de las organizaciones de los trabajadores”, remarcó.

La secretaria de Formación, Investigación, Proyectos y Estadísticas de la CTA, Yamile Socolovsky, manifestó: “El movimiento obrero organizado está mayoritariamente presente y con voluntad de hacer saber que apoyamos al gobierno popular, pero también demandamos que se tomen urgentemente medidas que atiendan la situación de los y las trabajadorxs, especialmente de quienes se encuentran en condiciones más vulnerables. Es un conjunto de medidas que es necesario que el gobierno tome para fortalecerse y para poder garantizar una perspectiva de continuidad de un gobierno nacional, popular en la Casa Rosada y para que, en otra etapa, podamos avanzar sobre innumerables deudas pendientes con el pueblo argentino”.

A su vez, Matías Zalduendo, secretario de Juventud de la CTA y secretario de Derechos Humanos de UTE – CTERA, subrayó: “Hay una unidad importante del movimiento obrero, donde tiene que estar el pueblo trabajador, que es en la calle. Es un puntapié inicial para seguir construyendo unidad y claramente para pedir que el gobierno dé respuestas también a la demanda de los sectores populares, de lxs trabajadores”.

AL INICIO
Ir al contenido