REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

TRACTORAZO EN PARÍS

En demandas para el sector agrícola

portada. Tractores bloquean París en demandas para el sector agrícola

TRACTORAZO EN PARÍS

Por PPV

A pesar del despliegue policial dispuesto por el Gobierno, lxs agricultorxs franceses cumplieron su amenaza y empezaron ayer lunes a bloquear a bordo de tractores varias autopistas en torno a París para denunciar su situación económica, en un confrontación cada vez más tensa.

El presidente francés, Emmanuel Macron, convocó a varios de sus ministros a una reunión en el Eliseo a partir de las 15.15 (10.15 de Argentina), tras permanecer en segundo plano desde el inicio de las protestas hace 11 días, indicó la presidencia.

A unos 60 kilómetros al noroeste de la capital, la autopista A13 quedó bloqueada parcialmente a la altura de Buchelay y, al otro lado de París, se instalaron los primeros tractores a ambos lados de la mediana de la A4 a su paso por Jossigny.

Los agricultores denuncian la caída de los ingresos, las bajas pensiones, la complejidad administrativa, la inflación de las normas ambientales y la competencia extranjera, especialmente el acuerdo negociado entre la Unión Europea y los países del Mercosur, cuya concreción parece que cada vez parece más lejana.

El viernes, el primer ministro, Gabriel Attal, anunció una serie de medidas, como suprimir el aumento de la tasa del diésel de uso no agrícola o ayudas a sectores en crisis, pero el sector las consideró insuficientes.

El sindicato agropecuario mayoritario, FNSEA, y sus aliados de los Jóvenes Agricultores llamaron a un «cerco de la capital por una duración ilimitada».

«Aumentamos la presión porque nos hemos dado cuenta que, cuando se está lejos de París, el mensaje no llega», aseguró en la radio RTL el líder de la FNSEA, Arnaud Rousseau.

El ministro de Agricultura, Marc Fesneau, indicó en la cadena France 2 que se anunciarían nuevas medidas «en 48 horas».

El Ministerio del Interior de Francia ordenó el domingo un gran despliegue de fuerzas de seguridad alrededor de París mientras grupos de agricultores amenazaban con dirigirse hacia la capital.

Después de una reunión de emergencia el domingo por la tarde, el ministro del Interior, Gerald Darmanin, señaló que iban a desplegar 15.000 agentes de policía, la mayoría en la región de París.

«No somos bandidos. Solo queremos respuestas, porque este es nuestro último convoy, nuestra última lucha por los agricultores (…) Es una cuestión de supervivencia», dijo a AFP Karine Duc, miembro del sindicato Coordinación Rural.

Demandas rurales 

Los bloqueos a las carreteras y las protestas agrícolas han crecido en Francia durante la  semana pasada con tal peso que obligó al Gobierno de Macron a hacer concesiones. Los agricultores quieren que se tomen medidas para abordar los crecientes costes y lo que consideran como un exceso de regulación. También tratan de lograr mejores remuneraciones y protección frente a las importaciones.

El sector agropecuario es culturalmente importante en la séptima economía mundial, aunque su peso en el PIB retrocedió fuertemente desde el 18,1% en 1949, en el período de reconstrucción posterior a la Segunda Guerra Mundial, al 2,1% en 2022, según datos oficiales reflejados por la agencia AFP.

Los disturbios en Francia también son sintomáticos del descontento en los núcleos agrícolas de toda la Unión Europea, según informa la agencia euronews. El influyente y fuertemente subsidiado sector se está convirtiendo en un tema candente antes de las elecciones al Parlamento Europeo del próximo junio. Los partidos populistas y de extrema derecha esperan sacar provecho del descontento rural con los acuerdos de libre comercio, los costes onerosos empeorados por la guerra de Ucrania y otras quejas.

Ir al contenido