REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

POR UN MUNDO DEL TRABAJO LIBRE DE VIOLENCIA Y ACOSO

POR UN MUNDO DEL TRABAJO LIBRE DE VIOLENCIA Y ACOSO

Por Ana Belén Marrello

Entre las numerosas propuestas anunciadas en su discurso inaugural (1) de las Sesiones Ordinarias del Congreso, el domingo 1º de marzo, el presidente de la Nación, Alberto Fernández adelantó que el Poder Ejecutivo presentará un proyecto de ley para ratificar el Convenio Nº 190 de la OIT sobre la erradicación de la violencia de género y el acoso en los ámbitos laborales.

Esta medida se enmarca en el Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Razones de Género 2020-2021 anunciado también por el Presidente desde el Congreso Nacional, que contempla a su vez, un relanzamiento de la Línea Nacional 144 “para la atención, contención y asesoramiento telefónico a personas que atraviesen situaciones de violencia por razones de género”.

El Convenio Nº 190 (2) fue suscrito por la Organización Internacional del Trabajo durante la 108ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo celebrada el 10 de junio de 2019 en Ginebra. Se trata, entre otros aspectos, del reconocimiento del “derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso, incluidos la violencia y el acoso por razón de género”.

La violencia y el acoso en el mundo del trabajo pueden constituir una violación o un abuso de los derechos humanos, y (…) son una amenaza para la igualdad de oportunidades, y son inaceptables e incompatibles con el trabajo decente”, establece en otro párrafo dicho Convenio, y agrega más adelante: “Todos los actores del mundo del trabajo deben abstenerse de recurrir a la violencia y el acoso, prevenirlos y combatirlos.

En su primer artículo, el Convenio define:

a) la expresión «violencia y acoso» en el mundo del trabajo designa un conjunto de comportamientos y prácticas inaceptables, o de amenazas de tales comportamientos y prácticas, ya sea que se manifiesten una sola vez o de manera repetida, que tengan por objeto, que causen o sean susceptibles de causar, un daño físico, psicológico, sexual o económico, e incluye la violencia y el acoso por razón de género, y

b) la expresión «violencia y acoso por razón de género» designa la violencia y el acoso que van dirigidos contra las personas por razón de su sexo o género, o que afectan de manera desproporcionada a personas de un sexo o género determinado, e incluye el acoso sexual.

Nosotras venimos bregando desde la CTA, ATE y todo el movimiento de trabajadoras para se ratifique el Convenio 190 de la OIT, porque aborda las cuestiones de violencias en el ámbito laboral, pero hace especial hincapié en las diferencias estructurales que atravesamos las mujeres”, señaló la secretaria general adjunta de ATE Capital, Agustina Panissa.

Incluye no solamente el ámbito privado, sino también el ámbito público, y además, para el caso de las trabajadoras del Estado adquiere una mayor importancia porque también reconoce cualquier modalidad de contratación”, agregó la dirigenta estatal y detalló: “En el Estado, no solamente estamos contratadas en la modalidad que corresponde que es la de planta permanente, sino que también hay muchas otras modalidades más precarias, que venimos luchando para que se erradiquen, pero este Convenio también reconoce ese tipo de violencias para que el Estado y la parte empleadora las erradique e intervenga para hacerlas cesar y para proteger a las personas que son víctimas de situaciones de violencia”.

La secretaria de Género de AGTSyP-Subtes, Karina Nicoletta, también se refirió a la importancia de que se ratifique el Convenio y expresó: “Es la continuidad de una demanda de conjunto que venimos sosteniendo. Todavía hoy permanecen en nuestros ámbitos de trabajo muchas situaciones de violencia, de acoso, de vulnerabilidad de derechos en término de violencia y es fundamental que el Estado no solamente lo ratifique sino que además garantice que se lleve adelante con derechos concretos en nuestros ámbitos laborales”.

Yamile Socolovsky, secretaria de Formación, Investigación, Proyectos y Estadísticas de la CTA y secretaria de Relaciones Internacionales de la CONADU, manifestó: “Es un logro de las compañeras sindicalistas que lo impulsaron inicialmente en la Organización Internacional del Trabajo. Tenemos muchas expectativas de que este año el Parlamento ratifique ese Convenio y eso inicia un trabajo enorme que implica seguramente reformas legislativas para adecuar las leyes laborales al contenido del Convenio 190, pero también el despliegue de políticas públicas que nos permitan trasladar esa normativa hasta el último lugar de trabajo de nuestro país. Y trabajar con ese respaldo, contra la violencia por razones de género en el mundo del trabajo es fundamental también para dar la batalla contra la violencia de género en el conjunto de la sociedad”.

En tanto, uno de los diputados nacionales que había presentado en 2019 un proyecto de ley para ratificar el Convenio 190 es el secretario general de la CTA Hugo Yasky. Luego de una reunión que la Mesa Nacional de la central mantuvo con el ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, Yasky aseguró que el Ministerio de Trabajo firmó la resolución para convertir en proyecto de ley la ratificación del Convenio 190, “lo que significa que en pocos días más será enviado al Congreso de la Nación” y añadió: Se trata de una iniciativa que la CTA venía reclamando desde el año pasado, cuando presentamos el proyecto de ley. Constituye un avance importantísimo y pondrá a nuestro país entre uno de los dos o tres primeros del mundo en suscribirlo”.

(1) https://revistappv.com.ar/wp-content/uploads/2020/03/Discurso-2020.pdf

(2) https://www.ilo.org/dyn/normlex/es/f?p=NORMLEXPUB:12100:0::NO::P12100_ILO_CODE:C190

AL INICIO