REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

CABEZA DE RATÓN

La guerra del streaming

CABEZA DE RATÓN

Por Daniel Bello

En las últimas semanas de julio, Netflix volvió a ocupar espacios en los medios informativos locales debido a los cambios que se generarían en la plataforma para las y los suscriptores en Argentina: a partir del 22 de agosto aquelles que desean continuar compartiendo su cuenta con otres deberán pagar un cargo adicional a los iniciales por el servicio.

Ahora vuelve a ser noticia porque The Walt Disney Company superó por primera vez a Netflix en la cantidad de abonados globales de acuerdo al informe con los resultados del último trimestre de este año que presentó la empresa.

Disney+ sumó en el último trimestre 14,4 millones de abonados, superando las expectativas de los expertos y alcanzando un total mundial de 152,1 millones. Si a este se le agregan las suscripciones de otros servicios de la compañía como Hulu, ESPN+, o Star+ en Latinoamérica, el número crece hasta los 221,1 millones.

Son apenas  400.000 suscriptores más dado que Netflix había anunciado 220,7 millones en julio pasado y muestra una nueva etapa en la disputa por captar la atención de les usuaries.

Es necesario remarcar que Netflix viene registrando una caída en sus suscriptores, una de las últimas causas claras fue la salida de Rusia por el conflicto con Ucrania lo que le significó a la plataforma perder unos 700 mil suscriptores. Este impacto lo dejó lejos de los 2.5 millones que había estimado para el primer trimestre y le significó la primera caída en 11 años de constante crecimiento.

Netflix había registrado, producto de la pandemia, un incremento de 36,5 M de suscriptores en 2020 y otros 18,2 M en 2021; sin embargo, la política económica que aplicó generó deserciones y la suma de competidores como Disney, HBO, Paramount y otros afectó claramente las proyecciones que había trazado.

Nuevo gobierno, nueva regulación

En Colombia, tras la asunción de Gustavo Petro como nuevo presidente, no sólo trajo aparejado un nuevo aire sino también una reforma tributaria denominada para la Igualdad y la Justicia Social.

El pasado 8 de agosto, la reforma se presentó ante el Congreso e incluye un impuesto a la renta a empresas de servicios digitales del exterior y en consecuencia Netflix, Disney y Spotify, entre otras, deberán pagar más impuestos para seguir operando en el país.

José Antonio Ocampo, flamante ministro de Hacienda bajo el gobierno de Petro, busca que quienes no aportan lo hagan. Durante la presentación de la reforma había afirmado: «Las plataformas digitales comenzarán a pagar impuestos en Colombia sí o sí”.

“Estamos analizando cuando el tamaño de ventas de una de esas empresas en el país alcance cierto nivel, se considerará que esa empresa tiene residencia nacional.”, explicó Ocampo.

Según plantea la reforma, una persona no residente será una presencia económica significativa en Colombia, siempre que obtenga ingresos brutos por aproximadamente US$279.000 o más durante un año, “gravable por transacciones que involucren bienes o servicios con personas en Colombia”.

También entrarán dentro de esta categoría quienes utilicen un sitio web colombiano con el dominó (.co), y por último, aquellos que “mantengan una interacción o despliegue de mercadeo con trescientos mil o más usuarios colombianos durante el año gravable, incluyendo la posibilidad de visualizar precios en pesos -colombianos- o permitir el pago en pesos”.

AL INICIO
Ir al contenido