REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

ALBERTO FERNÁNDEZ: “ESTA VEZ, LA DEUDA NO LA VAN A PAGAR LOS QUE MENOS TIENEN”

Anuncio de la reestructuración de la deuda

ALBERTO FERNÁNDEZ: “ESTA VEZ, LA DEUDA NO LA VAN A PAGAR LOS QUE MENOS TIENEN”

Por María Quintero

El presidente Alberto Fernández anunció ayer que el canje de la deuda alcanzó un nivel de adhesión del 93,5%, lo que logró un 99,9% del total de los bonos elegibles por la clausulas de acción colectivas.

Martín Guzmán presentó el resultado del canje en un acto desarrollado en el Salón del Bicentenario de la Casa de Gobierno, del cual participaron la vice presidenta Cristina Fernández de Kirchner; el ministro de Economía, Martín Guzmán; el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y todes les gobernadores – de manera presencial y virtual-.

Alberto Fernandez, luego de una ronda de agradecimientos y una breve introducción le cedió la palabra a Guzmán, quien afirmó: “La situación era realmente crítica, el país, a partir de 2016, había transitado un sendero de endeudamiento bajo la expectativa de que iba a ser un camino virtuoso y la cosas no fueron bien, por el contrario, fueron mal y Argentina terminó atrapada en una crisis muy profunda de deuda, enfrentando una carga de deuda que el país no podía sostener”.

“Avanzamos en resolver esa situación de default virtual, generando consensos sobre la base de un proceso en el que se involucrase a la sociedad como un todo. Fuimos de la mano con el Congreso -a quien agradeció- en la idea de poder tener un acuerdo que respetase la idea de restaurar la sostenibilidad.
Siempre dijimos que queríamos hacer promesas que se pudieran cumplir”, afirmó el ministro.

Además, contó que el FMI había reconocido lo insostenible de la deuda en el plano internacional, en el cual logró mucha adhesión el plan que presentó Argentina para la reestructuración. También resaltó el apoyo de les gobernadores, les intendentes, los privados y los sindicatos.

El titular de Economía, finalmente, informó: “En los últimos días se han trabajado en las condiciones de una oferta que tuvo una aceptación masiva por parte de nuestros acreedores, fruto del proceso de diálogo que se estableció en los pasados meses y lo que hoy tenemos es que el 99% de la deuda pública en moneda extranjera, bajo ley extranjera, ya ha quedado reestructurada. Esto se condice con una adhesión total al canje del 93,55% que por obra de las clausulas de acción colectivas eleva el porcentaje reestructurado al 99%”.

El anunció representa para el país un alivio, en la próxima década, de 37.700 millones de dólares con una tasa de interés promedio que bajó del 7% al 3, 07%., lo que implica un alivio mayor en los primeros años por unos 42.500 millones de dólares.

Finalmente, Guzmán sentenció: “Es fundamental, en la agenda que continua, que vayamos desarrollando reglas de juego para que nunca más se den estas situaciones en las que un gobierno de turno, toma grandes cantidades de deudas, basándose en expectativas que para muchos resultan infundadas, y que después le queda un problema enorme a la sociedad argentina que termina en más desempleo, más pobreza y menos oportunidades”.

Luego tomó la palabra el primer mandatario, quien indicó: “Es un día muy importante para todos nosotros y para la Argentina toda”.

El presidente Fernández rememoró cuando se presentó oficialmente como candidato de la fórmula del Frente de Todos en Merlo, en mayo de 2019.
Contó que allí vio en gobernadores e intendentes: “Una mezcla de angustia y esperanza. Angustia por lo que les tocaba vivir y esperanza por lo que podía pasar en el futuro. En ese momento, me vino a la memoria Néstor y dije ‘Una vez más han encerrado a la Argentina en un laberinto del que parece muy difícil salir, pero créanme que yo ya estuve en ese laberinto. Estuve con Néstor. Y con él pudimos encontrar la salida. Confíen en nosotros porque vamos a encontrar la salida de este laberinto y esas caras de angustia se convertirán en caras de tranquilidad’. Nueve meses después, casi un parto, tengo la tranquilidad de haber cumplido esa promesa. Esta vez, la deuda no la van a pagar los que menos tienen, los que peor están, los que más necesitan y hemos podido cumplir”.

También agregó: “Nos decían que había que arreglar rápido a cualquier precio o si no todo iba a ser peor. Nos decían que si no arreglábamos la Argentina iba a caer en default. Pero el país ya había ingresado hace tiempo en un default virtual”.

El mandatario puso de relieve el trabajo realizado en estos meses, en el cual, aún en medio de la crisis, se pudo revitalizar el sistema sanitario para afrontar al coronavirus; destinar ayuda económica con el IFE a 9 millones de argentinos y argentinas y poner en órbita un nuevo satélite, todo ello en el contexto de la pandemia que atraviesa el mundo.

El presidente manifestó: “Asumamos lo que nos pasó, asumamos la responsabilidad de que no nos vuelva a pasar nunca más, porque ya salí dos veces de ese laberinto, y todo nosotros salimos dos veces de ese laberinto. No volvamos a entrar nunca más en ese laberinto, por favor. Tomemos conciencia de las consecuencias de ello”.

También indicó que el ajuste por endeudamiento termina redundando en la falta de hospitales, investigación, tecnología; en menos educación y menos dinero para los docentes, policías, hospitales y “los jubilados, los cuales son siempre la variable de ajuste de las políticas que nos condenan al endeudamiento”, enfatizó.

Además indicó: “Hemos logrado en estos años, tristes logros:
Entre mayo de de 2018 y mayo de 2019, tuvimos que soportar 3 grandes devaluaciones. Tuvimos la inflación más alta en 30 años. Argentina, como consecuencia de estos datos, perdió el rumbo”.

Alberto retomó el concepto de tranquilidad que había utilizado Guzmán e indicó: “Tranquilizar a la Argentina toda es poder ir viendo nuestro horizonte de proyección. Mostrar qué destino queremos alcanzar como país. En lo inmediato nuestro objetivo es la producción y trabajo. Son las ideas que tenemos en la cabeza. Es lo que necesitamos ahora: Inversión. Más producción. Más trabajo”.

Luego, comentó: “El sábado hablamos con la directora del FMI, Kristalina Georgieva, y le recordé lo que hicimos con Néstor. ‘Vamos a cumplir con ustedes, pero deje que lo hagamos a nuestro modo. Nosotros no le vamos a pedir a nuestra gente más sacrificio porque ya no está en condiciones de hacer más sacrificio. Necesitamos crecer. Exportar. Acumular reservas. Y luego pagar’”.

Finalmente, el primer mandatario, indicó: “Vamos a tratar de hacer todo esto sin olvidar que el mundo ha cambiado y que el cuidado y la protección del medio ambiente es también parte de nuestros objetivos. Vamos a hacer todo lo posible porque la producción en la Argentina sea cada día menos contaminante y las nuevas generaciones vivan en un mundo más limpio. Tenemos un enorme desafió por delante, casi la de crear otra Argentina. Una que no diga en su artículo primero de la Constitución que adopta como forma de gobierno un sistema federal, sino una Argentina que haga un sistema federal, eso es lo que nos hace falta. Hoy despejamos un obstáculo que nos impedía pensar en esto, en breve espero que despejemos el obstáculo que es la deuda con el FMI”.

“Nada de esto fue fácil, pero si hay algo que sabemos les argentines, es levantarnos cuando nos caemos. Hoy estamos de pie y en marcha, celebremos”, sentenció.

Entre los anuncios que hizo el Presidente de la Nación también estuvo el anunció del envío del proyecto de Ley de Presupuesto al Congreso.
Por otra parte, también se informó sobre el comienzo de negociaciones formales con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para re financiar la deuda que mantiene Argentina con el organismo, producto de que entre 2018 y 2019 Mauricio Macri pidió 45 mil millones de dolares -un récord para los préstamos del FMI-.
El pedido se había hecho con la excusa de que eso iba a restaurar la confianza en los mercado e iba permitir al país acceder a un costo del crédito más bajo y pagar el monto inicial.
Algo que nunca ocurrió.

Del acto en el Museo del Bicentenario participaron los gobernadores Raúl Jalil (Catamarca), Jorge Capitanich (Chaco), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Valdés (Corrientes), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Morales (Jujuy), Ricardo Quintela (La Rioja), Rodolfo Suárez (Mendoza) y Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Juan Manzur (Tucumán), Arabela Carreras (Rio Negro), Omar Perotti (Santa Fe), Axel Kicillof (Buenos Aires), Gerardo Zamora (Sgo. Del Estero) y el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

En forma virtual, asistieron los mandatarios Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gustavo Sáenz (Salta), Sergio Uñac (San Juan), Alberto Rodriguez Saá (San Luis), Alicia Kirchner (Santa Cruz) y Gustavo Melella (Tierra del Fuego).

También participaron los legisladores Eduardo “Bali” Bucca, José Luis Ramón, Anabel Fernández Sagasti y Máximo Kirchner, así como los integrantes del gabinete nacional Eduardo De Pedro (Interior), Julio Vitobello (secretario presidencial), Juan Pablo Biondi (vocero presidencial) y Cecilia Todesca Bocco (vicejefa de Gabinete).

AL INICIO
Ir al contenido