REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

#1F: UNA MULTITUD SE CONCENTRÓ PARA PEDIR LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA JUSTICIA

#1F: UNA MULTITUD SE CONCENTRÓ PARA PEDIR LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA JUSTICIA

Por Beatriz Chisleanschi

Una movilización que se gestó desde abajo, desde esa impotencia y bronca que da ver a una Corte Suprema que es justa con los poderosos e injusta con las mayorías.

Así fue la concentración que se realizó en la tarde de ayer, lunes 1 de febrero, en la puerta de Tribunales y que reclamó a gritos por una Justicia independiente, democrática y representativa del pueblo y los derechos humanos.

¿En épocas de redes sociales se puede hablar de un día y una hora en la que comienza una acción política como la que pide la renuncia total de les integrantes de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) o por lo menos, que se acaten a derecho? Claramente no. Ayer fue la concreción en la calle – porque nada reemplaza la fuerza de la masividad reunida en un mismo espacio, lugar y tiempo -, pero la movilización se inició cuando a instancias de simpatizantes del gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner entendieron la necesidad y la urgencia de realizar una convocatoria en la que, una parte importante del pueblo, pueda expresar su descontento a este poder judicial cómplice y hacedor del lawfare. Así como también, de dar continuidad a una justicia patriarcal, tal como lo señalara María Quintero, en este mismo medio “(…) la misoginia de un poder judicial que castiga a las mujeres, sobre todo a las pobres, y que las condena al femicidio porque hace oídos sordos a las denuncias por violencia de género y que premia a los varones violentos con la libertad.” (https://revistappv.com.ar/1f-por-un-poder-judicial-a-favor-del-pueblo-y-los-derechos-humanos/).

Con el hashtag #1FMarchamosALaCorte esa convocatoria incipiente fue sumando cada vez mayor apoyo, con el juez del Tribunal Oral Criminal 29, Juan Ramos Padilla poniéndose, desde su cuenta de Twitter, casi a la cabeza de la misma.

Horas antes de la concentración tuiteaba: “Hoy es un día histórico, que no podrán detener. Es hora de una Justicia que iguales a todos, y no discrimine a la mujer, al pobre, al morocho, al jubilado, etc. Saldrán de esa cueva, le dicen Corte y en el palacio no reinará la hipocresía, será la casa de la justicia igualitaria.”

Desde muy temprano ya se podía ver en las cercanías a Plaza Lavalle a organizaciones sociales, políticas, judiciales, feministas y sindicales con banderas y carteles. Más cerca de la hora se acercaron dirigentes de diferentes espacios políticos y jurídicos. Pero, quizás la mayor columna, aunque en términos imaginarios, es la que formaban la cantidad de gente que se manifestaron de a dos, tres, o en pequeños grupos. Jóvenes, muchos; gente mayor que prefirió ubicarse un poco alejada de la multitud, por temor al contagio y familias con niñes también se sumaron al reclamo de una justicia de y para todes, como el de un grupo de mujeres que portaban orgullosas dos carteles “La Corte es cómplice de la impunidad y el saqueo” y “Abajo la Justicia monárquica y corrupta”.

El escenario principal se erigió en Talcahuano al 600, desde allí el orador principal, Ramos Padilla criticó a los jueces de la CSJ a quienes calificó como “delincuentes con toga” y los acusó de no querer “que entren los morochos al Poder Judicial”.

“A ustedes les digo. Supremos, cortesanos, excelentísimos: van a quedar en la historia como la peor Corte que tuvimos, la que más delitos cometió” –expresó a los gritos.  También les dedicó un párrafo a los camaristas Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, nombrados por Mauricio Macri, a quienes llamó “jueces de la mafia”.

Y expresó con vehemencia y casi como un llamado a seguir movilizándose “¿Dónde está el pueblo? Carajo. Hoy empezamos el cambio, hoy damos la vuelta. Acá está Norita, están las Madres, las que nos van a ayudar a cambiar la historia. Hoy empezamos una nueva historia del Poder Judicial. No es una simple reforma, no alcanza con que se vayan estos delincuentes”.

La multitud acompañaba cada expresión al grito de “Que se vayan todos, que no quede ni uno solo”.

En tanto, las actrices Cristina Benegas y Luisa Kuliok fueron las responsables de dar lectura al documento consensuado por las organizaciones convocantes, el cual señala entre otras que:

“Quien hoy se moviliza es el pueblo, es la gente a la que este sistema de Justicia invariablemente le da la espalda, la ningunea. El pueblo se moviliza porque ha decidido luchar para democratizar la Justicia, para terminar con esa élite para unos pocos, con la corporación judicial inamovible y colmada de privilegios.

Se moviliza para construir un Poder Judicial para la gente y no de espaldas a ella. Para decirle basta a esta historia de atropellos y prácticas violatorias del Estado de Derecho y de la Democracia, ejercidas o legitimadas con su silencio por la Corte.

Gana las calles para peticionar, manteniendo las mejores tradiciones de nuestro Pueblo, ejerciendo ese derecho supremo innegable para hacer oír nuestras demandas en las plazas de toda la República y que repliquen allí donde deben ser escuchadas y atendidas.”

Y dice más adelante: “Por ello hoy salimos a la calle para exigir que esta Corte se vaya, para exigir la Democratización de la Justicia y el fin del Lawfare.”

El reclamo que unió a la multitud que se movilizó en la tarde de ayer se sintetiza en las palabras que el diputado del Frente de Todos, Hugo Yasky expresó a este medio “formamos parte de un reclamo que es tener una Justicia independiente, democrática y que no responda a los sectores dominantes. Una Justicia que sea capaz de respetar a los trabajadores y no prestarse a esas mesas donde se coordina la Gestapo antisindical, donde se va planificando las formas de arrinconar a los dirigentes sindicales para después perseguir e impedir la lucha por el salario y las reivindicaciones del trabajador y la trabajadora. Por eso marchamos, para pedir justicia independiente, transparente y terminar con esa casta de jueces que son supermillonarios y amigos y sirvientes de lo supermillonarios que a veces gobiernan o están al frente de los medios de comunicación.”

AL INICIO
Ir al contenido