REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

MARKETING Y HUMO DETRÁS DE LAS PRESENTACIONES DE SANDRO Y ¿LOS DE FUEGO?


54 años después

MARKETING Y HUMO DETRÁS DE LAS PRESENTACIONES DE SANDRO Y ¿LOS DE FUEGO?

 Por Javier Tucci

Pasen y conozcan la verdadera identidad de la banda con la que el Gitano rockero se presentó durante 1966. Los testimonios de Fernando Bermúdez y Bernardo Baraj, quienes fueran baterista y saxofonista de la banda de Sandro y las voces de los periodistas Víctor Tapia y Julián Otal Landi. Además, una versión que tiene a Norbert Degoas, mucho antes de Adelgamate y “Mar del Plata, El Cóndor, Buenos Aires”, como posible nexo de contratación de uno de los shows.

En el transcurso de la pandemia y en el marco de una investigación que estamos llevando a cabo sobre la historia del rock de la ciudad de Punta Alta (provincia de Buenos Aires), nos enteramos que el Gitano no tocó con Los de Fuego en la Confitería La Italiana de dicha ciudad, como lo reflejaron los medios de la época y las voces de la comunidad. Sino que lo hizo con The Black Combo, banda conformada por músicos que venían tocando con Johnny Tedesco en La Cueva.

Dicha versión, la acercó el periodista e investigador Víctor Tapia a través de un comentario de Facebook, en una publicación de este escriba, donde se hablaba sobre las cuatro visitas de Sandro a Punta Alta (Confitería La Italiana en 1966; Kokeshi- Club Rosario- en 1968; Club Los Andes en 1970 y Club Altense en 1980). “Los de Fuego se habían separado a finales del 64/ principios del ‘65 y era imposible que se presentaran en Bahía Blanca y Punta Alta durante junio de 1966. Y esto es así porque The Black Combo (el nombre es en homenaje a Bill Black, contrabajista de Elvis Presley) se había formado a mediados del ‘65 con músicos provenientes del jazz como el Negro Herbert Orlando (guitarra), Adalberto Cevasco (bajo), Fernando Bermúdez (batería), Bernardo Baraj (saxo), Miguel Abramec (percusión) y Luis Veccio en teclados”, aseguró Tapia.

La historia de esta nota es una de las tantas historias que están pululando por ahí, ansiosas por ser descubiertas. Y en este caso, saca a la luz una posible maniobra por parte de la compañía discográfica CBS con complicidad del mánager Oscar Anderle, o hasta quizá del mismísimo artista, que en ese momento contaba con apenas 20 años. De hecho hubo un litigio entre Sandro y el resto de Los de Fuego por la utilización del nombre, cuando el artista ya se encontraba tocando con The Black Combo.

En “Vibración y Ritmo”, el libro a punto de salir que se encuentra enfocado en la época rockera de Sandro,  su autor, el periodista Julián Otal Landi, dice al respecto: “La confusión de Black Combo con Los de Fuego se mantenía en algunos medios de la prensa y hasta por la propia CBS que, en 1966, consignó ‘Sandro y Los de Fuego’ en el simple Solo y sin Tí / Llorando en la Capilla. En julio de 1966, TV Guía también anunció un show de Sandro y Los de Fuego en Bahía Blanca ¿Habría sido error involuntario o bien, por dicho motivo, le iniciarían acciones legales por el uso del nombre? Luego de la desvinculación de Sandro, Los de Fuego continuaron tocando por su cuenta por un breve lapso, sin ningún tipo de éxito. Quien motorizó las acciones legales fue Pichi Sandri (guitarrista en Los de Fuego), quien se había encargado de registrar el nombre del conjunto”.

Landi continúa en su libro: “Sandri participó en las primeras sesiones de grabaciones del álbum solista ‘El Sorprendente Mundo de Sandro’. Entonces, ¿su respectivo alejamiento tendrá que ver con que Sandro y Anderle continuaron usando el título Los de Fuego y por las acciones legales decidieron presentar oficialmente el nuevo conjunto Black Combo?

Un combo sorpresa en Punta Alta y Bahía Blanca

Cuando comenzamos a rastrear los pasos de Sandro por Punta Alta, lo primero que hicimos fue comunicarnos con el archivo del diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca, de dónde salió el primer resultado: una nota fechada en 2014 en la que su autor, Mario Minervino, rememoraba el 48 aniversario del paso de Sandro por esa ciudad y su vecina Punta Alta. Aquí un extracto: “El gitano de la canción moderna, según lo mencionó entonces este diario, llegó con el conjunto ‘Los de Fuego’, que lo acompañaba desde el inicio de su carrera” (…)”. Y continúa: “Su actuación en Bahía Blanca comenzó en la Fonoplatea (programa que Radio LU2 Bahía Blanca emitía en aquel 1966) y su recital se emitió en dúplex por TeleNueva Canal 9. Posteriormente hizo dos shows, uno en la sede de Olimpo y otro en la confitería Italiana de Punta Alta (…)”. Acá la nota https://bit.ly/2Z0sRsx 

Teníamos la información pero no así los archivos que lo demostraran. Fue así que, hacia fines de agosto, retomamos la búsqueda, esta vez con la Biblioteca-Hemeroteca Bernardino Rivadavia de Bahía Blanca, donde finalmente aparecieron los tan ansiados archivos del Diario LNP que ilustran esta nota y que arrojaron, no sólo la fecha de presentación en Bahía Blanca y Punta Alta (11 de junio de 1966, días previos al golpe militar de Onganía), sino la información necesaria para constatar que a más de un año de la separación de Los de Fuego, se los seguía promocionando como tales.

Además, como demuestra el recorte que lleva el título “Sandro y su conjunto actuarán esta noche”, se informaba que viajarían a los Estados Unidos para hacerse presente en el Show de Ed Sullivan, algo que ya habían pronosticado en el ‘64 y en el ‘65 pero nunca se concretó, lo que habla a las claras de una estrategia puramente de marketing. “Era medio humo que solían vender, en el 64 también decían que iban a ir a lo de Ed Sullivan y luego a un festival en Río de Janeiro y después no pasó nada, formaba parte de una estrategia publicitaria”, sostuvo Landi.

No fue sólo un error de los medios bahienses presentar a Sandro con Los de Fuego. Pasaba muy seguido en cualquier parte del país donde tocaran, para que Sandro siguiera en ascenso y la compañía discográfica no tuviera que empezar de cero a instalar un nuevo nombre de banda. “Parece que había una confusión grande y aún era presentado en muchos puntos del país como acompañado con Los de Fuego, sin que los músicos lo supieran”, sostuvo Tapia. Y agregó “¿Por qué lo desaparecen así de la historia al Black Combo? ¡No me lo explico! Creo que ayudó que en las giras metían la trampa y decían que eran Los de Fuego, porque como nombre había impactado mucho más la presencia en vivo de Sandro. Es algo que pasó en Punta Alta como en varias ciudades del país”.

Asimismo, a través de Tapia nos comunicamos con Fernando Bermúdez, quien fuera baterista de Johnny Tedesco y del Black Combo junto a Sandro, quien sobre este “error” histórico comentó: “Con Sandro empezamos a tocar ni bien se separan ‘Los de Fuego’ a principios del 65 y grabamos por primera vez en agosto de ese año. Nos conocíamos de La Cueva donde yo tocaba como músico estable; me gustaría que esto que te estoy contando se sepa”.

Por su parte, quien fuera el saxofonista del Black Combo y miembro fundador de Alma & Vida, Bernardo Beraj, sostuvo “nosotros no sabíamos que la banda se seguía promocionando como Los de Fuego, éramos el Black Combo desde que comenzamos a tocar con Roberto”.

El material que ayuda a ampliar esta versión de la historia es la entrevista que Atmósfera Pesada -programa que transmite Radio Arroba desde el mismísimo castillo de Sandro ubicado en Boedo-, donde participan los ya nombrados Tapia y Landi, le realizó a Bermúdez el pasado 9 de junio. En un tramo de la misma (a partir del minuto 6 de este tercer bloque (https://bit.ly/3dVr91J), Landi le pregunta al baterista: “¿Hubo algún momento en que ustedes fueron bautizados como Los de Fuego, o cuando comenzaron a tocar ya eran Black Combo?” Y continúa, “te consulto esto porque uno de los simples que salió en el Sorprendente Mundo de Sandro-publicado en 1966- aparece en el crédito como Sandro y Los de Fuego y no Sandro y su conjunto como figuraría luego en el long play. Y, a parte, porque en algunas revistas de época como TV Guía, cuando anunciaban las presentaciones de Sandro a fines del 65 y principios del 66, lo hacían como Sandro y Los de Fuego”.
La respuesta de Lores es clarificadora: “en el momento que me encontré con Sandro fue para armar un nuevo conjunto, eso sí, hubo un montón de contradicciones como cuando íbamos a tocar y no estaba muy claro cómo se llamaba el grupo y la gente se confundía. Nosotros hasta teníamos nuestra ropa, el proyecto estaba encaminado y bien decidido con el nombre Black Combo (…)”.

Un dato más que puede agregarse a la lista de este montaje publicitario, es el aportado por Landi, quien sostuvo que “Durante todo el mes de febrero de 1966, Sandro se presentó en el programa de TV. ‘Cancionísima’, donde lo anunciaban como ‘Sandro y Los de Fuego’. Así lo demuestra este aviso de la revista TV Guía fechada el 08/02/66”.

The Black Combo se formó hacia mediados de 1965 y comenzó a grabar junto a Sandro el 27 de agosto de ese año, tarea que llevaron a cabo en tres discos: El Sorprendente Mundo de Sandro (1966), Alma y Fuego (1966) y Beat Latino (1967). Tocaron juntos ininterrumpidamente hasta febrero de 1968, cuando se presentaron en el Festival de la Canción de Viña del Mar en Chile.

Black Combo en Viña del Mar https://www.youtube.com/watch?v=zKcz3b78qpM

Black Combo en Viña del Mar

Las versiones de contratación en Punta Alta y el posible nexo con Norbert Degoas

Quien produjo el raid Sandro en aquel junio de 1966 fue Elio Sieli, productor bahiense que supo concretar las visitas de Joan Manuel Serrat, Rafael o Julio Iglesias, entre otros. Dicha información la aportó su hijo Alejandro Sieli, quien al respecto dijo: “mi viejo cuando traía un espectáculo compraba tres o cuatro fechas para justificar el viaje y siempre hacía Bahía, Punta Alta, Tres Arroyos, Viedma o Neuquén, por poner ejemplos”.

Yendo a la contratación en Punta Alta, algunas personas que forman parte del grupo de facebook “Fotos Antiguas de Punta Alta y la Zona”, sostuvieron que el productor local del show de Sandro fue Héctor Abel “el Colo” Amores, quien fuera el presentador de la orquesta local Los Phanters e hijo del Presidente del Club de básquet Carlos Pellegrini y responsable local de La Nueva Provincia. Una de esas personas es su esposa, Dora Amores, quien aseguró que su marido junto a un amigo de nombre Julio Chávez-ambos fallecidos- fueron el nexo local para llevar a Sandro a la confitería La Italiana de Punta Alta.

Sociedad Italiana: allí tocó Sandro la noche del 11 de junio de 1966

Por su parte, Tito Sosa, quien en 1966 era un adolescente que jugaba al Básquet en el club Pellegrini, amplía cómo es que Sandro llegó a tocar en la Confitería La Italiana, de la mano del recordado publicista y artista multifasético, Norbert Degoas: “esa noche Sandro actuó con pantalón y chaqueta de cuero negros. Resulta que sobre la calle, mirando el cine Colón a la derecha, había un local chiquito donde funcionaba un café que se llamaba Colihue, porque tanto el mostrador como el mobiliario estaban construidos con esas cañas. El dueño del café era Norbert Degoas o Toty Carrodegoas, como lo conocíamos en el pueblo, quien además tenía, tanto en Punta Alta como en Bahía, la disquería Discomanías Toty’s y programas de radio en LU7 y LU2 en Bahía“.

Quien aparece indicado por la flecha roja es Norbert Degoas.

Continúa Sosa: “la confitería de la Sociedad Italiana era alquilada para hacer tertulias bailables por una barra de jóvenes del Club Pellegrini, cuyo objetivo era juntar unos pesos para mantener la Institución deportiva. Las tertulias se hacían con discos solamente, pero una tarde que estaban acomodando las mesas apareció Degoas y ofreció el número de Sandro y Los de Fuego. Por supuesto que aceptaron y largaron un auto con parlantes al centro para promocionar el evento. Fue todo un éxito, el salón estaba repleto. La recaudación de lo que dejó la noche fue a parar a cubrir algunas necesidades del Club, que todavía era una canchita a cielo abierto”.

Mucho más que “Mar del Plata, El Cóndor, Buenos Aires”

Es más que conocida la historia sobre Degoas haciendo creer al público bahiense, marplatense o californiano, que se encontraba junto a Sandro y que iba a cantar en vivo en los estudios de donde fuera. Lo imitaba tan bien, que en más de una oportunidad la audiencia casi lo lincha por tal simulación.

En Bahía Blanca, con un estilo totalmente innovador en la radiofonía, Toty Degoas estuvo al frente de programas en LU7 Radio General San Martín y en LU3, donde presentaba novedades musicales. Luego pasó por los ciclos Palacio de las estrellas y El Desán Show en LU2.

Sobre la posible conexión con Degoas para la realización del show en Punta Alta, el ya nombrado Alejandro Sieli profundizó: “el que tenía la agencia de espectáculos era mi viejo y la relación con Norbert venía porque en Galería Plaza-Bahía Blanca- donde tenía la agencia, Norbert tenía la disquería Discomanías Toty’s y se habían hecho amigos. Todo lo que era espectáculos de Bahía y la región lo traía mi viejo, quizá Norbert estaba como auspiciante de la fecha”.

Las sociedades están acostumbradas a lo inamovible de la historia, a aquello que quedó petrificado por los años. Por suerte, 54 años después, pudimos adentrarnos en la verdadera identidad de la banda con la que el Gitano rockero se presentó aquella noche del 11 de junio de 1966, tanto en Bahía Blanca como en Punta Alta y en muchísimas ciudades más en todo el país. Y lo hicimos gracias a la ayuda de periodistas e investigadores, los músicos protagonistas, los trabajadores y trabajadoras de la Biblioteca Bernardino Rivadavia de Bahía Blanca y los testimonios que quedaron sellados a “fuego” en la comunidad.

Para darle un cierre a esta nota, diremos que si bien no es novedoso que gran parte de la música popular transite por los caminos de las estrategias del marketing-algo que pasó ayer, hoy y pasará siempre- creímos que era más que necesario poner en palabras el lugar que se merece el Black Combo en la historia del sorprendente mundo de Sandro (y no nos referimos sólo al disco).

Extradata

Sabemos de la existencia de un archivo fílmico correspondiente a la presentación del Black Combo en los estudios de LU2 Radio Bahía Blanca, con trasmisión vía dúplex por TeleNueva Canal 9, que hasta el momento está desaparecido. Nos comunicamos varias veces con el Canal hasta que dimos con un periodista, del cual preferimos resguardar su identidad, quien rescató el 40% del material fílmico. El periodista aseguró que tiene en su poder alrededor de 6000 videos, pero no así las viejas máquinas para su reproducción y que hasta el momento no ha podido dar con el paradero del video en cuestión.

Si apareciera este archivo, estaríamos frente al segundo registro audiovisual de The Black Combo, teniendo en cuenta que el único existente es el de su presentación en el Festival de Viña del Mar en 1968.

AL INICIO
Ir al contenido