REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

EN MEDIO DEL NAUFRAGIO, QUE EL BARCO NO SE HUNDA

Volvió el CEPO:

EN MEDIO DEL NAUFRAGIO,
QUE EL BARCO NO SE HUNDA

Por María Quintero

A unas horas de que se jugara el superclásico entre River y Boca en el Monumental, el boletín oficial anunció este domingo la decisión del gobierno de Mauricio Macri de establecer el “control de cambio”. Esta es una medida que, durante la etapa kirchnerista, los medios hegemónicos de comunicación llamaban como CEPO al dólar, y la crítica a la misma también fue unos de los caballitos de batalla de Mauricio Macri durante 2015.
La medida anunciada por el Gobierno Nacional durante el día de ayer busca restringir la compra de dólares y obliga a los exportadores a liquidar divisas.


Esta decisión, sin dudas, va a contramano de todo lo que Macri pregonó siendo opositor y de lo que manifestó el 1ro de marzo, en la 134 apertura de las sesiones legislativas de 2016, como un logro cuando afirmó: “Cumpliendo con un compromiso que asumimos en la campaña, levantamos el cepo y todas las restricciones cambiarias sin que ocurriese ninguna de las desgracias pronosticadas”.

Mientras duraba la campaña previa a las PASO, los medios y periodistas oficialistas presionaban para que el ahora candidato a presidente Alberto Fernández se pronunciara sobre la posibilidad de que en caso de ganar las elecciones, su gobierno aplicaría el CEPO nuevamente. Sin embargo, fue el propio gobierno el que debió aplicar dicha medida como única salida para frenar la estrepitosa caída económica y el caos social.
Lo cierto es que a pesar de que el gobierno nacional responsabiliza al triunfo del Frente de Todos en las PASO de la debacle económica, la situación actual es producto de una sucesión de medidas económicas tomadas durante estos cuatro años que sólo beneficiaron a los grandes evasores, amigos del poder. Y lo cierto también es que a dos meses de la elecciones de octubre, al presidente de un país en llamas,  se le quemaron las banderas.

El rector de la Universidad Metropolitana de la Educación y el Trabajo (UMET), Nicolás Trotta, afirmó tras conocerse los anuncios del gobierno: “En nuestra universidad creamos hace un poco más de tres años un Observatorio de la Deuda Externa. Dijimos que el proceso de endeudamiento era insustentable, que no se podía abrir la economía al capital especulativo, que el proceso de endeudamiento es criminal”.

“Después de la derrota electoral, el gobierno empezó a tomar conciencia de que las cosas no andaban bien, comenzaron a tomar medidas parciales e insuficientes. Es un gobierno que ha perdido el rumbo”, indicó Trotta.

Sobre el DNU presidencial, el Rector indicó: “Esto es lo que esperábamos muchos argentinos. Le echaron la culpa al pasado hasta las elecciones, y ahora al futuro. No asumen la responsabilidad de que no hay solo incertidumbre, sino una profunda crisis social. Se habla de default económico, pero hay default social e industrial. De los tres defaults nos saca Alberto Fernández, estoy convencido”.

“El proceso electoral nos tiene que dar la posibilidad de ver cómo va a ser la Argentina a partir del 10 de diciembre, con un gobierno nuevo con fuerte legitimidad social al servicio de empezar rápidamente a construir consensos, cosa que no hizo este gobierno”, concluyó Trotta.

Por otra parte, en las redes, sobre todo en twitter, los trolls -y no tanto- de Marcos Peña y el periodismo oficialista buscaban justificar esta medida volviendo a repartir culpas en la oposición y el resultado de las PASO, a la vez que buscaban diferenciar este cepo -mucho más duro- del anterior, porque este protege a los ahorristas. Sin embargo, el control cambiario aparece luego de que las reservas de nuestro país sufrieran una gran pérdida: en agosto las reservas cayeron más de 13.600 millones de dólares, un 20% del total en apenas un mes. Los depósitos en dólares que se retiraron rondaron los 5.000 millones de dólares. Es decir, que la medida aparece cuando los denominados grandes ya habían retirado del sistema financiero argentino su dinero.

Está claro que si el gobierno protegió a alguien durante este tiempo fue a los grandes capitales especuladores financieros.

Finalmente, en Estados Unidos es feriado por el Día del Trabajo y por lo tanto, no habrá actividad bancaria. Los bancos locales atenderán al público en un horario extendido hasta las 17 hs y las miradas comienzan a posarse sobre la futura cotización del dólar “blue” o el eufemismo que el gobierno encuentre menos duro para denominar al tipo de cambio del mercado paralelo e ilegal.

En el marco de crisis actual que vive nuestro país, el cepo, aunque llega tarde, buscará mantener a flote un barco que comenzó a naufragar hace casi 4 años.

AL INICIO