REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

CONDENA A REPRESORES EN LA PAMPA

Juicios por delitos de Lesa Humanidad

CONDENA A REPRESORES EN LA PAMPA

Por PPV

Ph Julián Varela

El viernes pasado se realizó la lectura de la sentencia del segundo de los Juicios de la Subzona 14 II, el cual tuvo 2 años de desarrollo y más de 200 testigos.
En este juicio había 14 imputados entre ex militares y ex policías, los cuales fueron acusados de secuestro y tortura a 234 personas entre 1975 y 1982.


Sin embargo, pese a que la querella pidió que los represores fueran condenados por genocidio, el Tribunal Oral Federal (TOF) de Santa Rosa afirmó que los delitos fueron de lesa humanidad, pero que no pueden ser configurados como de genocidio.

Una de las particularidades de este juicio fue la condena al médico policial Máximo Pérez Oneto – 16 años de prisión- por delitos de lesa humanidad, ya que así se convirtió en el primer civil condenado de La Pampa por este tipo de delitos.
Pérez Oneto asistía a las víctimas que eran torturadas -aunque no dejaba registros-. Además de tener contacto frecuente con lxs detenidxs, fue uno de los responsables de agravar las condiciones infrahumanas del cautiverio. Esta condena sienta un antecedente sobre las participaciones civiles en la provincia durante la dictadura genocida de 1976.

El TOF, en su fallo histórico, también condenó con la pena máxima de 25 años al ex jefe de la Policía, Luis Enrique Baraldini, y el ex secretario de la Gobernación, Néstor Greppi.

Baraldini se desempeñó entre 1976 y 1979 como Jefe de la Policía en La Pampa. En 1990, participó del golpe carapintada que encabezó Mohamed Alí Seineldín y, en 2003, se fugó a Bolivia, donde incluso llegó a formar parte de una célula terrorista que integraron húngaros, croatas y bolivianos con la intención de asesinar a Evo Morales.
Su yerno es Omar Cayre, fundador del PRO en La Pampa y negacionista del genocidio (https://revistappv.com.ar/clarin-cambiemos-y-genocidas-juntos-otra-vez/)

Por su parte, los ex policías Athos Reta, Néstor Cenizo, Juan Domingo Gatica, y Oscar López fueron condenados a 12 años. En tanto que  los también ex policías Hugo Marenchino, Antonio Oscar Yorio, Orlando Osmar Pérez fueron sentenciados a 10 años; Jorge Quinteros fue condenado a 8 años y Miguel Ángel Ochoa a 6.

Hubo un solo absuelto: Luis Lucero. Comisario acusado por un caso. Trabajaba en el D2, el área de Inteligencia de la Jefatura. Hizo inteligencia y participó del secuestro y posterior traslado de la docente Zulema Arizo desde la escuela de Paso de los Algarrobos.

La UNLPam transmitió en vivo la lectura de sentencia.

Mientras tanto, frente al edificio del Colegio de Abogados y Procuradores de La Pampa, organizaciones de derechos humanos, sociales y políticas realizaron una marcha y posterior acto para acompañar la lectura de las sentencias.


También estuvo presente Nora Cortiñas, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, quien afirmó: “No hay que bajar los brazos. La historia sigue, porque en Argentina hay muchos genocidas impunes, pero vamos a seguir y vamos a llevar también a los civiles que tuvieron que ver con el Terrorismo de Estado y provocó tanto dolor”.
Se espera que en 2020 se desarrolle un tercer juicio de la Subzona 1.4.

Participaron y convocaron la Asociación Pampeana de Escritores, Mujeres por la Solidaridad, Feministas Trabajando, Foro Pampeano por el Aborto Legal y Gratuito, Feministas Humanistas, Mariposas Rojas, Todas Somos Andrea, Las Yeguas de la Morocha, El Ágora, La Poderosa, Corriente Clasista y Combativa, Movimiento Evita, Frente Ciudadano, Frente Peronista Barrial, Partido Comunista, Partido Humanista, Patria Grande, Utelpa, CTA de los Trabajadores, CEPAM, Cooperativa de Cadetes, Sipren y Radiokermés.

LA LECTURA:

AL INICIO