REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

CON HAMBRE NO SE PUEDE ESTUDIAR

#CABA

CON HAMBRE NO SE PUEDE ESTUDIAR

 Por Amadora Pajolchek

La Ley n° 3704 de La Ciudad de Bs.As., sancionada en 2010, establece el derecho a la alimentación saludable y el acceso a la seguridad alimentaria de toda la ciudadanía y, en especial, de los niños, niñas y adolescentes.

En Ciudad de Buenos Aires, estas normativas no solo no se cumplen, sino que además el gobierno de Rodríguez Larreta lleva adelante el sistema más burocrático que haya existido generando un sistema de inscripción online para la adquisición de vacantes y también para acceder a los comedores escolares. El resultado es que miles de familias no pueden acceder.

En un contexto social, político y económico de ajuste y recesión, las familias de las escuelas públicas se encuentran entre los sectores más vulnerables. Los comedores escolares, se transformaron en un lugar de cobijo, contención y alimentación para miles de niñes, no sólo en el ámbito de la CABA, sino también en todo el país.

La situación de los comedores escolares es de emergencia. Según los informes que proporcionan los gremios docentes y las multisectoriales por la educación pública (conformadas por familias y docentes), la cantidad de comida continúa siendo poca y de mala calidad. Además, si bien hablamos de escuelas públicas, los comedores hoy son pagos y la realidad económica de muchos padres y madres hace que cada día se les dificulte más abonar la cuota del comedor.  Asimismo, el trámite para la beca de los comedores tiene dos partes: una online, a través de una planilla con 10 pasos en los que hay que adjuntar documentación como DNI de los padres y hermanos, recibos de sueldo o banda negativa, recibos de alquileres, remedios, certificados de enfermedades crónicas, etc., y otra presencial para corroborar los datos y documentación de la planilla.

Según un informe difundido por la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), el gobierno de la Ciudad ya concretó las restricciones en las becas alimentarias poniendo trabas burocráticas para su acceso con la inscripción online y obligando a pagar 110 pesos de comedor por día a quien no pudo hacer el trámite. En conferencia de prensa, Eduardo López, Secretario General de UTE, señaló: “Quieren dejar sin comer a los pibes, es un desatino que no tiene antecedentes, ni en el 2001 pasó. Pasamos de repartir libros y notebook a discutir quién come. Venimos de discutir la media mandarina y la pirámide nutricional, y no vimos que le están sacando el derecho a comer”.

Ante esta dura situación, el pasado martes 7 de mayo, en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, la Multisectorial por la Educación Pública junto a UTE presentaron un proyecto de ley para la universalización y la gratuidad del servicio de comedores escolares, refrigerio y viandas en las escuelas porteñas. En un comunicado publicado por el sindicato docente aseguraban que “cada día son más lxs niños que necesitan un plato de comida en las escuelas. Los lunes el problema se grava porque los niños vuelven a la escuela con hambre”.

En el día de ayer, la Multisectorial por la Escuela Pública realizó un Merendazo por lxs  pibxs en Cramer y Juramento para visibilizar la problemática en las escuelas.

AL INICIO