REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

CADÁVERES EXQUISITOS: JUAN, EVA, ERNESTO, AMÉRICA

CADÁVERES EXQUISITOS: JUAN, EVA, ERNESTO, AMÉRICA

Por Darío Ferrazzano

El pasado sábado 13 de julio, el Espacio Arte X Arte (Lavalleja 1062 –C.A.B.A.-) inauguró la muestra CADÁVERES EXQUISITOS: JUAN, EVA, ERNESTO, AMÉRICA que tiene como curador a Fernando Farina.  La muestra estará disponible para su visita hasta el 24 de agosto de este año y cuenta con obras de lxs siguientes artistas: Nicola Costantino, Noemí Escandell, Leandro Katz, Daniel Ontiveros, Daniel Santoro, Graciela Taquini, Lucas Turturro, Martín Weber.

Cadaveres Exquisitos está pensada para traspasar a sus tres personajes principales: Evita, El Che y Perón.  Invita a una reflexión profunda sobre la trascendencia de los cuerpos una vez que la vida acaba.  ¿Por qué tratamos como tratamos a esos cuerpos? ¿Qué nos dicen? ¿Qué pasaba por la cabeza de la gente en presencia de esos cuerpos siempre iluminados que en ese momento se habían apagado? Preguntas qué me surgen en la recorrida de la muestra.

Revista PPV se acercó hasta la inauguración y habló con Fernando Farina y dos artistas expositores: Martín Weber y Lucas Turturro, y nos decían lo siguiente:

FERNANDO FARINA – CURADOR

¿Cómo surgió la idea de la exposición?

La motivación, la idea inicial es: ¿qué pasa con los cuerpos, con los restos, con los cadáveres? Y si bien hubo un hecho en particular que fue el motivador para seguir trabajando, después se fue ampliando.  Es decir: nosotrxs tenemos casos muy paradigmáticos en la historia argentina, como es el de Juan Perón que le cortaron las manos y profanaron su tumba, el caso de Evita que la embalsamaron, después el cuerpo desapareció, la violaron, luego el cuerpo fue enterrado en una tumba a nombre de otra persona en Italia…  El caso del Che que le cortaron las manos para sacarle las huellas digitales para mandarlas a Argentina y las manos terminaron en Rusia y luego fueron a Cuba; y el cuerpo no se sabía si estaba o dónde estaba, lo encontraron recién 30 años después.  Hay una serie de historia que fueron los disparadores, empezar por Perón y Evitar y darse cuenta después que esto lxs trasciende y transciende a la Argentina.  Que esta acción sobre los cuerpos es algo que se dio en la Cosquista, pero se dio también en las guerras.  Y esto lleva a las preguntas de “¿qué pasa con el cuerpo?, ¿por qué hay que cuidarlo o no cuidarlo?” hasta llegar al tema de los Desaparecidos, donde desaparece el cuerpo y aparece Videla diciendo “ni vivo ni muerto”, es la pérdida de la identidad más absoluta.  En este planteo, en esta situación, la muestra que empezó por algunos cuerpos políticos devino en algo mucho más amplio, en una problemática mucho más general, una problemática que podríamos decir más universal y que tiene réplicas en distintos lugares y en distintas culturas.  Devino también una pregunta sobre la muerte, hay obras que hablan de cómo reacciona la gente a esas muertes.

¿Cómo fue la elección de los artistas?

Fueron sumándose de a poco.  En el caso de Martín Weber, él fue el primero que me acercó ideas para trabajar y hacer esto, luego empezaron a aparecer otros nombres.  Me pareció importante que como una obra más apareciera un libro-catálogo donde convoqué a determinadas personas para que hagan una reflexión y aporten con ensayos al trabajo, porque me pareció que era fundamental para poder ampliar esta mirada que me parecía que no debía acotarse sólo a las artes visuales.

MARTIN WEBER

Fernando Farina me comentaba que vos le acercaste la primer idea de esta exposición. ¿Cuál fue la necesidad de hacerla o a partir de qué surgió?

Estaba terminando un proyecto en Nueva York que tenía que ver, de alguna manera, con la muerte (que lo hice en colaboración con mi hija) y fue sobre la muerte de mi padre.  Se dio la simultaneidad de perder a mi padre y ser padre al mismo tiempo.   En 2010, encuentro en una escalera de esa ciudad “Santa Evita” de Tomás Eloy Martinez, pero en inglés.  Lo empiezo a leer y me encuentro con reflexiones muy fuertes, básicamente todo el periplo de la novela pero que está basada en investigación y entrevistas.  Pero sobre todo, dos reflexiones que me dejan bastante movilizado:  La primera, él habla que el cuerpo de Evita es, de alguna manera, el primer desaparecido de la historia argentina; la segunda es que “La Argentina es como un cuerpo embalsamado y como un ancla que no nos deja movernos para adelante, en el futuro·.  En ese momento me dispara también recordar al mismo tiempo “¿qué pasó con las manos de Perón y las del Che?”. ¿Qué pasa con esta relación que tenemos con estos cuerpos y con estas figuras?..  Empiezo a investigarlo y leer más y acerqué la propuesta acá con la idea del diálogo con otros artistas, nos hacemos amigos con Leandro Katz, conocía las obras de Nicola (Constantino) y de Graciela Taquini.  Entonces, le digo a Fernando que esos son los artistas base con los que me interesaba hacer ese diálogo.  Fernando trae a Santoro, a Ontiveros, a Turturro… Se arma toda esta exposición y Fernando siguió con la curadoría.

¿Las obras tuyas que están acá ya estuvieron expuestas anteriormente?

No, son obras que fueron producidas en estos últimos tres años y, salvo el video de “Las manos derritiendo”, es toda obra que se muestra por primera vez acá, es inédita.

LUCAS TURTURRO

El Peso de una Piedra (obra de cine-expandido) nos invita a una introspección a partir de imágenes de archivo de video de los funerales masivos de grandes personajes argentinos.  La puesta nos rememora a un ambiente típico de museo, en donde el silencio de la sala encaja perfecta y complementariamente con la masividad de las imágenes que vemos.  Luego de unos minutos de estar atentos a lo que pasa, y ya entrados en clima, empiezan a surgir detalles que están escondidos a la vista.  No se puede evitar entrar con detenimiento en las miradas de las personas que aparecen y jugar a pensar qué les estaba pasando por la cabeza en ese momento, leer sus sensaciones a través de sus caras.  ¿Pesadez? ¿Desazón? ¿Incertidumbre? ¿Alivio? ¿Alegría disfrazada de tristeza? Todas preguntan que están presentes en ese momento tan genuino y sincero como es un funeral.  Ese momento en que uno está totalmente al descubierto.

¿Qué nos lleva a movilizarnos de tal magnitud por una persona?  Sin duda, sus hechos y acciones que dejaron marcas en el conjunto de la sociedad que va a despedirla.  Evidentemente, que hayan sido muchas las movilizaciones masivas para despedir a determinadas personas nos hace pensar que es algo que va a seguir sucediendo a lo largo del tiempo, indefinidamente.  Y ahí está reflejado el objetivo/motivo de la obra: El infinito, la eternidad.  La pregunta que quizás quede flotando en la cabeza es si esa eternidad es una condena o una alegría.

El Peso de una Piedra repasa los funerales masivos de las grandes personalidades argentinas desde Carlos Gardel hasta Néstor Kirchner, sin embargo, cuando entramos a ver la video-instalación no encontramos referencia a cada uno de estos momentos.  ¿Por qué?

Erealidad lo que hace la video-instalación es montar un funeral multitudinario donde a ese muerto nunca lo terminan de enterrar: o sea es un muerto que nunca descansa en paz.  Este funeral está construido a través de las imágenes de archivo de los grandes funerales patrios de personalidades políticas o artísticas, o sea que es un solo muerto pero construido a través de todos los muertos.  Y nunca lo entierran, lo que es una forma absurda de eternidad.  Es como el mito griego de Sísifo: Sísifo quiso burlar la muerte, entonces los Dioses lo condenaron a cargar eternamente una piedra hasta la cima de una montaña y cuando llegaba a la cima, la piedra por su propio peso caía y él la tenía que volver a subir.  Hay algo parecido entre el mito de Sísifo y la gente cargando este cajón eternamente, al que nunca entierran.

Al ver tanto archivo, seguramente se te quedaron grabadas algunas caras. ¿Qué te decían esas caras al momento de hacer la puesta?

Son rostros fantasmagóricos, más allá de que están (en su mayoría) privados de color y de sonido.  Son fantasmagóricos porque están condenados a repetir una acción eternamente.

Te pido una última reflexión sobre la obra

Toda obra de “cine expandido” lo que busca es una experiencia inmersiva, o sea es una obra donde el cuerpo del visitante es fundamental.  En este caso, la idea es conmoverlos desde el lado de poder presenciar en algún punto este funeral, o todos los funerales a la vez.  La reflexión viene por sí sola en el momento o al tiempo.

FICHA TECNICA

Artistas: Nicola Costantino, Noemí Escandell, Leandro Katz, Daniel Ontiveros, Daniel Santoro, Graciela Taquini, Lucas Turturro, Martín Weber
Curador: Fernando Farina
Entrada: Libre y gratuita
Lugar: Arte X Arte (Lavalleja 1062, C.A.B.A.)
Días y horarios: Martes a viernes de 13:30hs a 20:00hs y sábados de 15:00hs a 19:00hs
Cierre de la exposición: Viernes 23 de agosto de 2019

AL INICIO