REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

AXEL KICILLOF: “HE VENIDO A SALDAR UNA DEUDA QUE TIENE HACE MUCHO TIEMPO ESTE ESTADO PROVINCIAL CON SU POLICÍA”

Presentación Plan Integral de Seguridad

AXEL KICILLOF: “HE VENIDO A SALDAR UNA DEUDA QUE TIENE HACE MUCHO TIEMPO ESTE ESTADO PROVINCIAL CON SU POLICÍA”

Por PPV

En el marco de la presentación del Plan Integral de Seguridad y, mientras que las fuerzas policiales continuaban con las protestas en Puente 12 y otros puntos, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció una reforma estructural histórica, tal como él mismo lo definió, para esa fuerza.

Rodeado por la vicegobernadora, Verónica Magario, el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco y el ministro de Seguridad, Sergio Berni, el Gobernador anunció un aumento salarial para la policía bonaerense que se equipara al que percibe la Policía de la Ciudad y que alcanza a 39.251 efectivos los cuales pasarán a percibir un salario de bolsillo de $44.000.

Asimismo, anunció que el monto para la adquisición de equipamiento pasará de los $1.000 actuales a $5.000, en tanto, el valor de la hora extra, un reclamo que sonaba con mucha fuerza durante todo el día de ayer, se triplicará llegando a $120.

Con la presencia de Intendentes/as de la provincia de Buenos Aires, integrantes del Gabinete, el diputado nacional, Máximo Kirchner y representantes de las fuerzas de seguridad, y con la anunciada ausencia de los intendentes de Juntos por el Cambio, quienes, si bien se ven beneficiados, se mostraron ofendidos por la decisión del presidente Alberto Fernández de pasar un 1 por ciento de la coparticipación de CABA a la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof comenzó su anuncio haciendo hincapié en que la “seguridad en la provincia de Buenos Aires sufre graves problemas hace demasiado tiempo. Son problemas estructurales que van de lo salarial, al equipamiento, a la infraestructura, a la formación y a la jerarquía”.

“Una parte de la seguridad en la provincia se debe, indudablemente, a la escasez de recursos porque faltan recursos no sólo para seguridad, sino para salud, para educación, para vivienda…. Siempre se ha dicho que es una provincia rica, bueno, es una provincia rica con un gobierno pobre”-subrayó y explicó luego “esto se debe a que nuestra provincia aporta el 40 por ciento de los recursos coparticipables, pero recibe sólo el 22 (lo que) muestra la diferencia entre lo que produce la provincia y la capacidad financiera para gobernarla”.

“La situación de la coparticipación no es nueva. Incluso, la última gobernadora, que luego de firmar ese pacto fiscal y del traspaso de muchísimos servicios y nuevos gastos, dijo que había que seguir peleando por la coparticipación. No es nuevo, sólo que no lo lograron” -remarcó Kicillof en clara alusión a María Eugenia Vidal.

El Gobernador de la provincia de Buenos Aires mencionó en muchos pasajes de su conferencia de prensa al presidente: “Quería agradecerle al presidente Alberto Fernández porque empezó el camino de recuperación de la provincia, sin ello este anuncio hubiese sido totalmente en el aire”-expresó al hacer referencia a la medida tomada en el día de ayer por el que se pasa un 1 por ciento de la coparticipación de CABA a Provincia de Buenos Aires.

“Hace 9 meses, cuando llegamos, nos encontramos a la Policía en una situación de catástrofe logística, con una flota que no alcanza para responder a los umbrales mínimos de los llamados al 911. No se puede implementar un plan de seguridad con policías que ganan sueldos deteriorados” –señaló en otro momento de su discurso.

“La gestión anterior había prometido equiparar los salarios de la Policía de la Provincia al de otras fuerzas. No fue verdad, pero, no sólo que no se hizo, sino que cayó el 30 por ciento. Y lo quiero decir para todos los trabajadores y trabajadoras de la provincia de Buenos Aires, el salario de la policía fue el que más se resintió de todos durante los cuatro años anteriores. En diciembre de 2015 era de 12.958 pesos, en diciembre de 2019: $35.891. Pasó de 1329 dólares a 718”.

Más adelante precisó Kicillof que “Para pagar sueldos en la provincia faltaban 120 mil millones de pesos en 2020. Nos comprometimos a ir recuperando el poder adquisitivo de todos los trabajadores aún con la provincia fundida. En marzo dimos un aumento del 8 por ciento, pero después vino la pandemia y se interrumpieron todos los planes. Tuvimos que invertir una inmensa cantidad de recursos en el sistema de salud”.

“Nuestros oficiales de policía tienen que entender que en estos meses no se hicieron paritarias en muchos sectores y que muchos trabajadores perdieron su empleo”.

Un apartado especial merece la referencia que Axel Kicillof realizó respecto a la mirada que el cuerpo policial tiene sobre su persona: “Quiero hablar en el terreno personal, a los policías, sobre todo, porque yo sé todos los prejuicios que hay sobre mí, yo sé lo que les dicen todo el día, y no me quiero hacer el distraído. Sé también que a los gobiernos con nuestro signo político se les exige más, si no, es incomprensible que con una pérdida de 30 puntos no haya habido manifestaciones o conflictos. Nosotros no prometemos cosas que no podemos cumplir y yo no hice esas promesas, ni me dediqué al marketing político, ni en la campaña, ni en el gobierno”.

Luego de haber realizado el paneo sobre la situación en la que se encuentra la fuerza policial bonaerense comenzaron las respuestas a las demandas en lo que, el propio Gobernador consideró se trata de “reivindicaciones históricas en la policía” y con ellas, llegaron los aplausos.

“Nos comprometimos a construir una policía más profesional, pero también, más equipada y más humana. He venido a saldar una deuda que tiene hace mucho tiempo este estado provincial con su policía”.

Así fue como arrancó con el aumento salarial, “vamos a comenzar a equiparar el salario de la policía bonaerense con el de la policía federal argentina, algo que se pide desde que tengo memoria. 39.501 oficiales pasarán a percibir un salario de bolsillo de bolsillo de 44 mil pesos. Y se aplicará esa misma proporción a toda la jerarquía mientras se logra equilibrar el resto de la estructura que también está desorganizada”-dijo y despertó los primeros aplausos.

Asimismo, anunció que se triplica el monto que se destina a la compra de uniformes y equipamiento que estaba congelado en $1.300 y pasa a $5.000 y las horas extras conocidas como Core que de $40 pasa a $120.

“El salario que recibirán cuando egresen de nuestra escuela no será menos de 49.000 pesos. Quien haga adicionales va a cobrar arriba de 60 mil pesos. Y esas mejoras son extensivas a los agentes del Servicio Penitenciario” -explicó mientras que se escuchaban más aplausos.

“Esto es más que un porcentaje, o un aumento, es un primer paso de algo más profundo que es dar un salto de calidad en el profesionalismo en la Policía de la Provincia de Buenos Aires”.

Más, los aumentos anunciados no estuvieron fuera de la advertencia sobre un mayor nivel de exigencia, “a igual trabajo, igual remuneración, pero también, a la misma remuneración, las mismas exigencias y obligaciones. Vamos a dar, pero vamos a pedir. Vamos a ser muy exigentes”-exclamó.

“Vamos a darle a la Policía un plan estratégico que tenga los mismos estándares profesionales que tienen las fuerzas federales. Se pondrá en marcha el Instituto Universitario Juan Vucetich que va a permitir avanzar en la jerarquización. Habrá más de dos millones de horas cátedra y conformar una extensa red de centros de entrenamiento para las prácticas policiales periódicas conforme a los estándares internacionales en el uso racional de la fuerza. Es un cambio histórico”-señaló mientras sonaban las palmas una vez más.

Respecto al reclamo, que también se escuchó durante todo el día de ayer y que refería al tema de salud, Kicillof anunció la incorporación de dos hospitales como prestadores de exclusividad para la policía bonaerense, lo que vendrá con un refuerzo a la asistencia psicológica.

Para Axel Kicillof es imposible pensar una fuerza policial sin compromiso con los Derechos Humanos, en este sentido remarcó que “ratificamos nuestro compromiso con un accionar policial profesional, eficaz y respetuoso con los estándares internacionales en Derechos Humanos. Dentro de la ley todo, fuera de la ley, nada”.

Para finalizar realizó una mención especial a las protestas de estos días: “No es la manera. Se deslegitiman reclamos que pueden ser legítimos. Hemos visto imágenes espantosas frente a la residencia de Olivos, frente a mi residencia donde vivo con mi familia, esas imágenes no deben volver a repetirse. La sociedad necesita que terminemos con esto. Si esto es como dicen, un reclamo salarial y de condiciones de trabajo, estamos dando una respuesta contundente e histórica, de fondo. Si no, vamos a comprender que es una cuestión política y totalmente distinta. Deploro todas las manifestaciones que trataron de sembrar de manera oportunista un clima oscuro”.

Por último, agradeció a los intendentes y a la mayoría que siguió trabajando y pidió que con “conciencia, responsabilidad y solidaridad nos sigamos cuidando. Estamos en una pandemia y de está vamos a salir todos juntos”.

Apenas terminada la presentación se escucharon voces diversas en los diferentes puntos donde, aún, grupos policiales se encontraban bajo medidas de fuerza. Más, mientras algunos sostenían que lo del Gobernador fue una muestra de apertura al diálogo y llamaban a levantar la medida, otros alentaban a seguir allí hasta que no se les asegure que no iban a ser sumariados. Lo cierto es que, entre unos y otros, muchos se iban retirando. La solución, de alguna manera, ya había llegado.

AL INICIO
Ir al contenido