REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

ARDE ECUADOR CONTRA EL FMI

ARDE ECUADOR CONTRA EL FMI

Por Miguela Varela

Ecuador arde y con razón. Este miércoles se declaró paro nacional contra el “paquetazo” de medidas que anunció el gobierno tras su acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras luego de una semana de movilizaciones, represión y estado de sitio.

Otra vez en el Fondo

Las exigencias del FMI, frente al préstamo otorgado al gobierno de Lenin Moreno, resultó en un aumento del precio del transporte debido a la quita de subsidios. Las protestas comenzaron lideradas por las organizaciones gremiales del transporte (colectivos y taxis), a la que luego se sumaron estudiantes, trabajadores de otras ramas y organizaciones indígenas. Al cierre de esta nota se contabilizan alrededor de 50.000 manifestantes congregados en más de 300 movilizaciones a nivel nacional. Sin embargo, la represión no se hizo esperar y su resultado fueron unos 700 detenidxs y muchxs otrxs heridxs.

Ante estos hechos, el Presidente declaró estado de sitio por 60 días en todo el territorio nacional. Esta decisión significó la movilización de las Fuerzas Armadas y la suspensión de los derechos de libertad de asociación, reunión en espacios públicos y libertad de tránsito. Así, las protestas recrudecieron y se transformaron en el conflicto social más grande en décadas, lo que resultó en un traslado de la capital de gobierno dese Quito hacia Guayaquil.

El conflicto escaló hasta que las principales organizaciones indígenas, sociales y sindicales decidieron convocar a un paro nacional iniciado este miércoles, lo que tuvo como respuesta un aumento de la represión. En este marco, el vicepresidente ecuatoriano expresó en conferencia de prensa que se están realizando diálogos entre los movimientos indígenas y el gobierno en el marco de las Naciones Unidas, lo que fue automáticamente desmentido por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) a través de su cuenta de Twitter: https://twitter.com/CONAIE_Ecuador/status/1182017903807348736

Como telón de fondo, los grandes medios de comunicación se dedicaron a esconder las masivas movilizaciones y la represión de las fuerzas de seguridad. A la par, la Policía Nacional realizó un allanamiento en las instalaciones de la radio Pichincha Universal bajo el argumento de recabar información sobre el presunto delito de incitación a la discordia entre la ciudadanía.

Reacciones políticas

Paralelamente, el Congreso sesionó con la disconformidad del bloque Revolución Ciudadana (espacio político del ex presidente Rafael Correa), desde el cual se llamó a la renuncia de Moreno, a través del procedimiento de “muerte cruzada”. Se trata de una facultad jurídica que permite a la Asamblea disolver del ejecutivo y, posteriormente, convocar a elecciones generales. Sin embargo, actualmente no se contaría con el apoyo de este número para destituir al Presidente.

Además, Rafael Correa, desde Bruselas, se expresó a través de las redes sociales condenando la represión y la negativa del gobierno a dar marcha atrás con las medidas. Sin embargo, desde la CONAIE, quien lidera las manifestaciones, lo tildaron de oportunista por querer capitalizar políticamente una lucha que llevan adelante los movimientos sociales en Ecuador.

https://twitter.com/i/status/1181566684559265792

Son inevitables las especulaciones sobre la vuelta de Correa a Ecuador ante este nuevo escenario. No obstante, aún permanece en Europa y conduce a uno de los bloques de la oposición de manera remota.

Además de Revolución Ciudadana, otros sectores condenan los condicionamientos impuestos por el FMI tales como el Partido Social Cristiano, la CONAIE, la Federación Ecuatoriana de Estudiantes Universitarios, las Federaciones de taxistas, de transporte pesado, de pasajeros, escolares, institucionales, de turismo y grúas, entre otros. Por el otro lado, los apoyos que recibió el gobierno fueron escasos y provienen del sector empresarial y del establishment político nacional y regional.

Ante tal conmoción política, el FMI emitió un comunicado sobre las reformas anunciadas por Moreno donde mencionaron que las medidas “tienen como objetivo mejorar la resiliencia y la sostenibilidad de la economía ecuatoriana, y fomentar un crecimiento sólido e inclusivo”. Link al comunicado: https://www.imf.org/es/News/Articles/2019/10/02/pr19362-ecuador-imf-statement-on-ecuador

Las consecuencias ya se perciben en la economía real de Ecuador y en su imagen internacional. Desde el anuncio de las medidas por parte del ejecutivo, el riesgo país aumentó bruscamente hasta ubicarse en los 777 puntos. La agencia calificadora de riesgos Moody’s, también emitió un comunicado donde mencionó que “las medidas económicas de Ecuador son necesarias, pero pueden ser insuficientes”.

América Latina se planta contra el FMI

Si bien las reacciones son diversas, las luchas contra las medidas económicas neoliberales impulsadas por los organismos internacionales son resistidas no sólo en Ecuador, sino también en Argentina, Brasil, Bolivia, México y Venezuela. Aún con gobiernos de derecha, en los dos primeros son las organizaciones políticas y sociales opositoras quienes encabezan las manifestaciones anti ajuste. Además, en el caso de Argentina, se espera que la oposición se imponga en las próximas elecciones. Por su parte, Jair Bolsonaro pierde popularidad día a día, ya que no sólo no pudo revertir la crisis económica sino que la agudizó. Tanto Bolivia, como México y Venezuela, desde sus respectivos gobiernos intentan aplicar políticas económicas expansivas y que se aplican al margen de los condicionamientos internacionales. No es posible aventurar escenarios en Ecuador, pero lo que sí es seguro es que América Latina está ante un nuevo giro político.

 

AL INICIO