REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

UN CICLÓN PARA DERROTAR QUIMERAS

San Lorenzo y su regreso

UN CICLÓN PARA DERROTAR QUIMERAS

Por Daniel Bello

Ayer, más de 100 mil hinchas de San Lorenzo junto a jugadores, dirigentes y glorias de la Institución protagonizaron la inolvidable fiesta popular que significó la vuelta a Boedo.

Aunque todo comenzó en diciembre de 2016, con la firma del boleto de compra venta de los terrenos de Avenida La Plata, anoche, cerca de las 19 horas y en el Oratorio San Antonio, comenzó la cuenta regresiva de las últimas horas para concretar la vuelta.


Hubo una misa de la cual participaron la dirigencia, con Matías Lammens y Marcelo Tinelli encabezando, jugadores como Nicolás Blandi o Fabricio Coloccini; glorias como Pipo Gorosito y Bernardo Romeo, actual mánager del equipo.
Al finalizar la misa, se dio comienzo a una multitudinaria caravana que  enfiló a pie hacia el predio de Av. La Plata para aguardar las 00 horas del 1ro de julio de 2019 y asumir legalmente la posesión de los históricos terrenos de San Lorenzo.

Allí aguardaban sorpresas que se fueron sucediendo a lo largo de la vigilia como el coro Kennedy y el himno del Ciclón; la presentación de Vicentico y su hijo, Florián, quienes terminaron entre lágrimas y cantando la versión de Vasos Vacíos junto a los hinchas “Yo soy del barrio de Boedo, y siempre te voy a seguir…”,  también estuvo presente Néstor en Bloque, quien hizo vibrar a las más de 130 mil personas que se congregaron en una noche histórica para los sanlorencistas.

Esta restitución significa no solo la vuelta a Boedo, sino también  la reparación de una estafa al pueblo argentino en lo general y al azulgrana en lo particular.
Recuperar los terrenos en los que estuvo erigido el histórico Gasómetro, el corazón del club entre 1916 y 1984, implica además recuperar parte de la identidad arrebatada al club por la última dictadura argentina.

Ya ingresando al 1ro de julio de 2019, y tras la cuenta regresiva, el Ciclón, entre la fiesta, los fuegos artificiales y las lágrimas derrotó una quimera y cumplió el viejo sueño de volver a pisar Tierra Santa, el sueño de volver a casa.

AL INICIO