REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

STORNELLI, REBELDE CON CAUSA

92 Shares

Espionaje político judicial

STORNELLI, REBELDE CON CAUSA

Por María Quintero

El juez Federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, declaró en rebeldía al fiscal Carlos Stornelli.
La decisión del Juez fue luego de que, en el día de ayer, el fiscal no se presentara, por cuarta vez, a prestar declaración en el marco de la causa que investiga una red ilegal de espionaje político judicial y que, en cambio, enviara -a través de su abogado Roberto Ribas- un escrito para que se declare nulo el llamado a indagatoria e incompetente a Ramos Padilla. Sin embargo, el pedido que formulaba este escrito no impedía de ninguna manera, ni eximía al fiscal de su obligación de presentarse ante el Juez.

No obstante, Ribas había afirmado el lunes: “Mañana (por ayer, martes) es un día trascendente. En principio estamos yendo para allá”. No pasó. Y Ramos Padilla ya había manifestado que ante una nueva ausencia del fiscal lo declararía en rebeldía, algo que ocurrió finalmente esta mañana.

En este marco, Fernando Miguez, de la Fundación por la Paz y el cambio climático en Argentina, denunció ayer al fiscal en Comodoro Py por “desobediencia judicial”. La causa por sorteo recayó en manos del juez Claudio Bonadio…

La declaración de Cifuentes: Por su parte, el Juez Ramos Padilla escuchó durante horas, en el día de ayer, el testimonio de Mario Cifuentes, un empresario sobre el cual se encontró una carpeta armada con su nombre y datos en la casa del falso abogado Marcelo D’Alessio. Cifuentes habría sido uno de los empresarios extorsionados por el escandaloso D’ Alessio Gate integrado por un entramado político, judicial y mediático. La extorsión a Cifuentes contó en la amenaza por parte de D’Alessio de que el periodista Daniel Santoro hablaría sobre el empresario en “Animales Sueltos”. Si bien Santoro sólo lo mencionó en el canal de televisión, en Clarín se encargó de armar laoperación mediática y de presentar a Cifuentes como “el nuevo Lázaro Baéz” ( https://www.clarin.com/politica/nuevo-lazaro-baez-debe-800-millones-investigan-lavado-dinero_0_BJVzhDrif.html )

Cómo sigue la declaración en rebeldía: En este contexto, resta ver de qué manera prosigue la declaración en rebeldía de Stornelli, ya que algunos juristas aseguran que en este caso se podría hacer uso de la fuerza pública para que el fiscal se presente a declarar y otros manifiestan que se debe notificar al procurador Eduardo Casal que el fiscal no está a derecho.
Es necesario remarcar que, aun siendo trasladado en un patrullero, Stornelli no puede quedar detenido luego de prestar declaración debido a que posee fueros.

Blindaje y complicidad mediática: Pese a todo esto, Stornelli se empeña en tensionar más la situación con el claro fin de generar el descredito del juez Ramos Padilla en la opinión pública. En esta línea también se ubican tanto Bonadio como Casal, ambos hombres en sintonía con la Rosada, desde donde ya se ha pedido el apartamiento de Ramos Padilla de la causa en una escandalosa declaración antidemocrática del Presidente Mauricio Macri al periodista oficialista Luis Majul.

Es importante mencionar que el D’Alessio Gate cuenta con un pocas veces visto blindaje mediático y que muchos de los y las periodistas que en otras causas judiciales se presentan como los paladines de la justicia y la libertad de expresión e información, en este caso prefieren no preguntar. Ayer, un solo canal de televisión (C5N) intentó preguntarle a Stornelli el porqué de su negativa a declarar. En esa situación se pudo ver al fiscal, que hasta hace un tiempo recorría los estudios de televisión hablando sobre la causa de las fotocopias de los cuadernos, poniendo su mano cobre el lente de la cámara de y bajándole el micrófono al cronista
tratando de evitar que lo enfoquen y le pregunten.

Stornelli, transita un camino peligroso que lo presenta como un fiscal que no se atiene a derecho, con un aletargado silencio sobre las sospechas que recaen sobre su rol en una de las causas más escandalosas de extorsión, operaciones políticas y connivencia entre la Justicia, los medios hegemónicos de comunicación y la política. Ante esta realidad, el fiscal aparece cada vez más solo y complicado.

AL INICIO
Share via