REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

SÍ AL PARQUE, NO AL SHOPPING

Parque Ferroviario Caballito

SÍ AL PARQUE, NO AL SHOPPING

Por Ana Belén Marrello | @AnaBMarrello

En la ex playa de cargas del Ferrocarril Sarmiento, barrio porteño de Caballito, organizaciones de vecinxs realizaron un encuentro en defensa del espacio público, junto a comunerxs y candidatxs a diputadxs nacionales y a legisladorxs porteñxs de distintas fuerzas políticas.

En la esquina de Donato Álvarez y Bacacay, integrantes del Consejo Consultivo de la Comuna 6 juntaron firmas para apoyar el proyecto de la construcción de un espacio público recreativo comprendido en el predio ubicado entre Olegario Andrade, Fragata Pte. Sarmiento, Avellaneda y Yerbal, preservando la permanencia de las familias ferroviarias que viven y trabajan allí.

La megaempresa constructora Grupo IRSA, de Eduardo Elsztain, pretende ese espacio como propio, pero las organizaciones barriales y vecinales aseguran que no hay ningún título que lo demuestre ni ley que permita la enajenación de esos terrenos públicos y su traspaso a un privado. El holding, dueño entre otros de Alto Palermo, Dot Baires Shopping y Patio Bullrich, presentó en 2009 un proyecto en la Legislatura porteña para rezonificar el terreno y poder construir un complejo de torres y un shopping en ese espacio.

La primera vez, el proyecto lo presentó IRSA, y el resto de los años, hasta el 2016, fue presentado directamente por el gobierno porteño. “El gobierno de la Ciudad hace suyos los proyectos de las constructoras. Puesto a elegir entre si defiende la calidad de vida de los vecinos o el negocio de los amigos, elige defender a los amigos y al negocio privado, en detrimento consciente de nuestra calidad de vida”, sostuvo Stella Johnson, presidenta de la asociación civil SOS Caballito e integrante del Consejo Consultivo de la Comuna 6.

Se trata de un predio, en el corazón de CABA, que tiene alrededor de 20 manzanas, que equivalen a seis canchas de fútbol. Son 17,8 hectáreas que incluyen parte del Club Ferro Carril Oeste. “En el Consejo Consultivo, desde hace años venimos peleando porque en este predio se genere un parque verde, público y absorbente, que mitigue en parte la mala calidad de vida que tenemos en Caballito. Un metro y medio cuadrado por habitante es absolutamente insuficiente para una buena calidad de vida”, señaló Johnson.

Y agregó: “El proyecto que IRSA ya está promocionando en esos terrenos, supuestamente adquiridos por la empresa, genera una edificabilidad de 100 mil metros cuadrados. Lo que el Código Urbanístico – sancionado el año pasado y que fue redactado entre el poder ejecutivo y el mercado inmobiliario con absoluto desconocimiento de lo que pidieron los vecinos a lo largo de todo el proceso- prevé desde el alambrado de IRSA hasta la calle Yerbal, son 155 mil metros cuadrados más de edificación. Eso significaría una población de alrededor de 12 mil personas más en estos terrenos, lo que implicaría que la población total de la Comuna 6 crecería en alrededor de un 8%. Entonces si dividimos entre 180 mil personas el espacio verde, nos da un metro y medio. Si a esas 180 mil personas les sumamos 12 mil más, vamos a tener menos espacio verde por habitante, con miles de habitantes más en la comuna que van a usar agua, luz, gas, servicios de transporte, y que van a incrementar el tránsito de manera exponencial. Caballito hoy está al borde del colapso, no tenemos presión de agua, hay cortes de luz a repetición; en doce años de gestión PRO no se abrió un jardín maternal público en la Comuna”, enumeró Johnson.

En tanto, Osvaldo Balossi, Comunero por Unidad Ciudadana y primer candidato a presidente de la Junta Comunal número 6 de Caballito por el Frente de Todxs, sostuvo que la defensa de estos espacios verdes debería ser un proyecto de todas las fuerzas políticas en la Ciudad de Buenos Aires. Además, aseguró: “La realidad nos ha demostrado que tanto Macri, en su momento, y Horacio Rodríguez Larreta, siempre han impulsado proyectos de construcción. El proyecto de IRSA llegaba a la Legislatura porteña con la firma de Macri y después con la firma de Larreta. El jefe de gobierno, que debería representar a los ciudadanos y las ciudadanas, estaba impulsando un proyecto de construcción de más cemento de un privado en terrenos cuestionados en su adquisición. IRSA jamás pudo demostrar la propiedad de esos terrenos”.

Por otro lado, Balossi subrayó que lxs vecinos de Caballito lograron frenar el proyecto siete veces: “Siempre que lo llevaban a la Legislatura, nos veían acompañando a cada uno de los vecinos y vecinas en las Comisiones, en el recinto, dando la discusión, poniéndole el cuerpo, y fue esa pelea, fue esa lucha la que frenó a IRSA. Fueron los vecinos de Caballito los que frenaron a Larreta. Siete veces lo frenaron. Miren si no hay esperanza, si no hay posibilidad de organización vecinal, de cuando hay construcción real de frenar a una megaempresa como IRSA, de frenar a un gobierno depredador de tierras públicas como ha sido el de Macri, como es el de Larreta”.

Por su parte, Arturo Stabile, ex vicepresidente de Fecoba (Federación de Comercio e Industria de CABA) y de CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) y referente de Comercios Activos, detalló: “En el radio que afectaría la construcción de locales comerciales hay alrededor de 9800 comercios. No solamente Acoyte y Rivadavia, el eje comercial Avellaneda, Flores y algunos que son más pequeños pero que están en el barrio. Cada uno de esos 9800 comercios genera en la Ciudad el 20% del empleo. Cuando se cierra un comercio y ese empleo se transfiere a un shopping, son seis contra uno. Por cada empleo que se genera en un shopping, se pierden seis directos en el comercio y 14 indirectos”.

Martín Iommi, del partido Nueva Mayoría en el Frente de Todxs e integrante de la coordinación del Consejo Consultivo Comunal de Caballito, comentó que la semana pasada el candidato a presidente Alberto Fernández apoyó el proyecto de los vecinos.
Iommi mencionó, por otro lado, que hay, además de los grandes espacios verdes, un proyecto para la conformación de una cooperativa de cartoneros y espacios culturales y de formación, como lo es la Estación de los Deseos que dirige Fernando Dhaini y que el 14 de octubre cumple 18 años en el barrio.

“Este parque es un símbolo del trabajo, de los derechos, de la salud, de la recreación, de la libertad”, manifestó Rubén Kavanagh, arquitecto e impulsor del proyecto del Parque Ferroviario Caballito desde 2014.
Este referente, que viene batallando desde hace 30 años por espacios verdes en el barrio, es además vicepresidente de la Cámara de Comercio de Caballito e integrante del Consejo Consultivo Comunal. “Hemos zonificado el predio en función de que las actividades no se superpongan y cada uno tenga su lugar sin interferir con el otro. Hay lugares para el arte, el descanso, la recreación, la lectura, los juegos, la educación, una huerta orgánica para los chicos, espacio para las escuelas públicas que tienen que ir a veces a provincia; cosas que se necesitan, que no hay. Pero todo esto, además, no tenemos que construirlo, tenemos que recuperarlo. El costo a nivel costo-beneficio es íntimo”, detalló.

María Eva Koutsovitis, ingeniera Hidráulica, coordinadora de la Cátedra Libre de Ingeniería Comunitaria de la UBA y referente de CTA Autónoma Capital, alertó: “La ciudad de Buenos Aires tiene vencido su plan urbano ambiental, no lo renueva. La ciudad de Buenos Aires tiene un plan climático que indica que las únicas amenazas para la ciudad son las inundaciones y la ola de calor. Entonces, en vez de haberse desprendido en estas últimas décadas de 400 hectáreas debería haber impulsado una política para ir recuperando superficies verdes absorbentes”.

“Nos llevamos el compromiso de esta jornada, porque queremos otra Ciudad de Buenos Aires que ponga por delante otras prioridades que sean la de la educación, la salud, la cultura, el bien común que es lo que necesitamos hacer crecer. Es una vergüenza tener un metro y medio de espacio verde. En el centro de la Ciudad de Buenos Aires queremos que las tierras públicas sean parte del bien común y no del negocio de pocos, del negocio inmobiliario. Por otro modelo de ciudad vamos y porque las comunas sean de verdad un espacio de participación popular y de control de la política pública”, expresó Laura Velasco, candidata a legisladora porteña por Somos Ciudad en el Frente de Todxs.

También estuvieron presentes Ernesto Acuña, delegado de UKRA (Unión de Kiosqueros de la República Argentina); Javier Andrade, legislador porteño por Unidad Ciudadana. Por el Frente de Todxs: Mariano Recalde, candidato a senador nacional; Juan Pablo Paredes, candidato a comunero; los candidatos a diputadxs nacionales y por la Ciudad, Itai Hagman y Milcíades Floreal Peña, y Claudio Ferreño, Ofelia Fernández y Matías Barroetaveña. Por Consenso Federal: Carla Guerra, candidata titular de la Junta Comunal 6 y referente de Libres del Sur; Ignacio Dubois, segundo titular por la misma comuna, y Daniela Gasparini, candidata a vicejefa de gobierno; la comunera del Partido Socialista y referente de la Federación Argentina LGBT, Marita Curi; la exlegisladora María José Lubertino; Fernando Muñoz, director del Programa de Atención a Inquilinos de la Defensoría del Pueblo; referentes de la Asamblea de Parque Rivadavia; Fabián Torres, de la Feria del Parque Rivadavia; Carla Martínez, de la Cooperadora de la Escuela Normal Superior N°4; Carlos Montero del Club Oeste; Alberto Aguilera, vecino de Balvanera e integrante de la red de vecinos autoconvocados Manzana 66 Verde y Pública; Carlos Wilkinson del Movimiento Comunero, y Ana y Laura por parte de las familias del playón que repartieron unas porciones de pizza entre lxs presentes.

Entre las adhesiones se nombraron las de la Comisión de Mujeres de Ferro, la Cooperativa de Recuperadores Urbanos del Oeste, Alejandro Bodart, entre otres.

AL INICIO