RENUNCIÓ LA ÚLTIMA MUJER INTEGRANTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA NACIÓN

Tiempos de una justicia feminista:

RENUNCIÓ LA ÚLTIMA MUJER INTEGRANTE DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA NACIÓN

Por Amarú Varela

El pasado 30 de septiembre Elena Highton de Nolasco presentó su renuncia a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, luego de 17 años en el máximo tribunal. La renuncia se hará efectiva el próximo 1 de Noviembre.
Con una amplia trayectoria en la función judicial, la Dra. Highton de Nolasco comenzó su carrera judicial en 1973, al ser designada como Defensora Oficial de Incapaces y Ausentes.

Dedicada fuertemente a la materia civil, ocupó el cargo de Camarista en ese fuero a partir de 1994, siendo antes Jueza de primera instancia. En 2004, el entonces Presidente Néstor Kirchner la eligió para ocupar un lugar en la Suprema Corte.

Actualmente Highton de Nolasco además dirige la Oficina de la Mujer de la Corte, creada en 2009 para desarrollar políticas de género para las y los usuarios del sistema de justicia y para las empleadas y los empleados del Poder Judicial, y que, entre otras tareas, confecciona el Registro Nacional de Femicidios y contiene a la Oficina de Violencia Doméstica.

LAS POSIBLES ASPIRANTES A CUBRIR EL CARGO EN LA CORTE SUPREMA

¿Qué perfiles se buscará para sumar jueces y juezas en nuestra Corte? ¿Trayectoria en el ámbito judicial? ¿Experiencia en el ejercicio de la profesión o un perfil que venga de la docencia? ¿Se abrirá la puerta a una mujer feminista?

Desde el Consejo de la Magistratura explican que el 95 % de los aspirantes a cargos judiciales ya viene del círculo de tribunales. Como ya sabemos, la familia judicial es reticente a la modificación del statu qou que los sostiene y ampara. Elitismo, patriarcado y familia judicial (y no en el mejor de los sentidos) son las características de un sistema judicial que debe empezar a cambiar cuanto antes. Esta es una gran oportunidad para el gobierno de Alberto Fernández.

El movimiento feminista y los colectivos de abogadas, docentes y juristas del Derecho, remarcan la necesidad de que la Corte debe renovarse con juezas feministas con perspectiva de género y sobre todo tener una mirada desde la defensa de los Derechos Humanos, actualizada a los tiempos que corren.

De acuerdo al Decreto 222/03 que lleva la firma del ex presidente Néstor Kirchner, cuando se avance en el planteo de un candidato o una candidata para la Corte Suprema de Justicia de la Nación, deberá tenerse en cuenta “en la medida de lo posible, la composición general de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para posibilitar que la inclusión de nuevos miembros permita reflejar las diversidades de género, especialidad y procedencia regional en el marco del ideal de representación de un país federal”.

El gobierno ya analiza a posibles candidatas a la Corte.
Ángela Ledesma, jueza de la Cámara Federal de Casación Penal, abogada egresada de la Universidad de Buenos Aires, y Doctora en Derecho y Ciencias Sociales por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba.

Otro nombre que se escucha es el de Ana María Figueroa, jueza del tribunal de Casación Penal, Doctora en Ciencias Jurídicas y Sociales; doctora en Derecho; y profesora titular ordinaria de “Derecho Constitucional” de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario. Posee un fuerte compromiso con los juicios por crímenes de lesa humanidad -que accedió por concurso-, luego de desempeñarse como funcionaria del área legal de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Marisa Herrera es Abogada y Doctora en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, especialista en Derecho de Familia, Directora de la Maestría en Derecho Civil en la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional de La Pampa, Directora de la Carrera de Especialización en Derecho de Familia de la Universidad Nacional del Sur. Con un perfil fuertemente civilista -como lo tiene la Dra. Highton de Nolasco- y con una mirada desde los feminismos y el género, Marisa Herrera le daría aires de cambio a la vetusta Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Por otro lado, suena Gabriela Vázquez. Es jueza de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo y la primera presidenta mujer del Consejo de la Magistratura. Se recibió de abogada por la Facultad de Derecho de la Universidad Católica Argentina (UCA) y como doctora en Ciencias Jurídicas por la misma casa de estudios.

Graciana Peñafort es abogada por la Universidad de Nacional de Córdoba y actualmente es directora de Asuntos Jurídicos en el Senado. Fue una de las principales responsables de la redacción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que se sancionó en 2013, cuando fue integrante del área de Asuntos Jurídicos de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA). Con una fuerte formación técnica y política, se desempeñó como abogada de Amado Boudou, Héctor Timerman entre otros funcionarios y militantes políticos.

Aída Kemelmajer. Doctora en Derecho por la Universidad de Mendoza y miembro honoraria de la Real Academia de Derecho y Legislación de Madrid, España. Fue integrante de la Corte Suprema de Justicia de Mendoza hasta el año 2010. En 2016 recibió el Premio Konex de Brillante como la más destacada personalidad en Humanidades de la última década en Argentina. Junto a Ricardo Lorenzetti y Highton de Nolasco, integró la comisión a cargo de la reforma del Código Civil durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

El pasado lunes Alberto Fernández visitó Tucumán y fue recibido por Osvaldo Jaldo, el sucesor de Manzur, y por Claudia Sbdar, primera Presidenta del Tribunal Superior de Tucumán y cercana al juez Ricardo Lorenzetti. Sbdar comenzó su carrera en el poder judicial como jueza en lo Civil y Comercial con apenas 29 años.

Dentro de Juntos por el Cambio hay quienes sostienen que el radicalismo podría proponer algunos nombres de juristas prestigiosas para integrar el máximo tribunal. Una de las candidatas para ese sector podría ser Mónica Pinto, presidenta de los Tribunales Administrativos del Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco Mundial, y ex decana de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires; o Hilda Kogan, presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires.