REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

RECLAMO Y TOMA DE LA PLANTA BUENOS AIRES FOOD EN MATADEROS

RECLAMO Y TOMA DE LA PLANTA BUENOS AIRES FOOD EN MATADEROS

Por Ana Belén Marrello

Lxs trabajadorxs de la empresa de productos alimenticios Buenos Aires Food S.A., ubicada en el barrio porteño de Mataderos, se encuentran desde hace casi una semana realizando una toma pacífica de la planta en reclamo de sueldos adeudados. También les adeudan los aportes previsionales y de las obras sociales.

Son 58 trabajadorxs, dos de ellxs mujeres, la mayoría jefxs de familia y con una antigüedad promedio de entre 12 y 15 años, siendo el máximo de 24 años en la empresa, ya que la misma nació en julio de 1997, y el mínimo de 5 años. Les deben los sueldos de noviembre y diciembre, el medio aguinaldo de diciembre, un 25% del medio aguinaldo de julio y un 15% del sueldo de octubre. Asimismo, reclaman el no pago de los aportes previsionales desde mayo de 2018 y el pago de las obras sociales, lo cual les perjudica la atención médica en general y, más grave aún, en el marco de la pandemia mundial de COVID-19.

Se trata de una empresa de manufactura de productos alimenticios, donde se elaboran empanadas, tartas y pizzas de la marca Fausto. Los productos congelados son vendidos a las cadenas de supermercados Carrefour, Walmart, Coto, Jumbo y Disco.

“Nosotrxs lo que pedimos es que se cumpla con la cancelación (el pago) de los sueldos en tiempo y forma. Así como nosotrxs hemos cumplido con nuestro horario de trabajo”, expresó en diálogo con Revista PPV el delegado del Sindicato de Pasteleros, nucleado en la Confederación General del Trabajo, Idan Alexis Calli Aliaga.

En un comunicado con fecha lunes 4 de enero, día desde el que lxs trabajadorxs llevan a cabo la medida de fuerza, expresaron que notificaron en reiteradas oportunidades al empleador Salvador Ferraro, para que se ponga al día con el pago de los haberes y los aportes, y no han tenido ningún tipo de respuestas.

Por otro lado, Calli Aliaga informó que la empresa solicitó, el 21 de diciembre de 2019, ingresar en convocatoria de acreedores, y que en enero del año pasado les fue dada de alta la solicitud. Sin embargo, por la pandemia de Coronavirus, ese trámite quedó en suspenso y la empresa continuó funcionando con la ayuda en julio, agosto y septiembre de las ATP, el programa gubernamental de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción.

En julio, al no recibir el pago del medio aguinaldo, lxs trabajadorxs tomaron la fábrica. La empresa se comprometió a pagárselos fraccionado en tres cuotas y, para no perder los puestos de trabajo, aceptaron. El sindicato intervino y se pudo destrabar el conflicto. “A partir de octubre la empresa no pudo cumplir y desde ese mes se empiezan a dar todas estas falencias con atrasos de sueldos. Para preservar los puestos laborales interveníamos mediante el diálogo y la empresa se comprometía a cumplir. Pero aducían que, si bien estábamos produciendo y entregando la mercadería, las cadenas de supermercados no estaban pudiendo pagar”, detalló el delegado de Pasteleros y agregó: “No podemos seguir así. Son prácticamente tres meses de sueldo lo que tienen en deuda con nosotrxs. Estamos muy preocupadxs por la resolución. Hasta el sábado no hemos tenido ninguna respuesta todavía”.

El viernes se elevó un documento al Ministerio de Trabajo para resolver el conflicto. “Esperamos que esta semana, en el transcurso del lunes, martes o miércoles nos puedan citar a ambas partes para poder solucionar este problema”, señaló Calli Aliaga.

De lxs 58 trabajadorxs, ¿hay quienes son cabeza de familia?

Sí, en su mayoría. Únicamente dos son solterxs. Todxs dependemos de esta fuente de trabajo. Hay compañerxs que no tienen ni para comprar la medicina. Hasta ese extremo hemos llegado para poder preservar el puesto laboral. Pero sin embargo se aprovechó de esto la patronal e hicieron que siguiéramos trabajando gratis. Cuando vaya a saber qué es lo que hicieron con la plata de lo que nosotrxs trabajábamos y se vendía. No era retribuido el esfuerzo del trabajo que nosotrxs realizábamos. Para muchxs compañerxs este es el único ingreso que tienen. Es un promedio de 100 mil pesos por familia que nos adeudan.

También les adeudan el pago de las obras sociales.

A lxs compañerxs no los podían atender porque estaban impagos. Cada trabajador tiene la opción de elegir libremente la obra social que prefiera. Entonces pedimos que el sindicato interviniera para que se hiciera el cambio de obra social a la sindical para poder tener la atención médica. En la obra social de lxs Pastelerxs, ahora cada trabajador puede seguir atendiéndose junto a su familia.

En el marco de la pandemia, ¿les provee la empresa los elementos de trabajo para prevenir los contagios?

En julio, cuando hicimos la toma, también fue, y principalmente, porque teníamos un encargado que básicamente no cumplía los protocolos por el COVID. Nos obligaban a venir a trabajar y, casualmente, tuvimos a un compañero que vino infectado, teniendo a su hijo infectado aislado en casa, y contagió a cinco compañerxs. Simplemente por el temor de no querer faltar, porque podía recibir alguna represalia o intimidación. Lamentablemente el encargado de planta ha sido destituido a raíz del conflicto y pedimos que se cumplan los protocolos. A nosotrxs nos obligaban a ir, alegando que somos trabajadorxs esenciales y no les importaba la salud de nosotrxs. Por eso pedimos la destitución de este señor Marcelo Báez. Era un autoritarismo total por parte de esta persona. Gracias a Dios no tuvimos compañerxs enfermxs de gravedad.

“Nunca habíamos tenido este tipo de situaciones. Sin embargo, de un tiempo a esta parte se dieron esas falencias y se fue agudizando el problema y llegamos a este extremo. Hoy por hoy, lo único que queremos es que nos paguen los sueldos y si la empresa está en quiebra o amerita hacer ese trámite, que lo hagan, pero con nosotrxs adentro. Que por lo menos lleguemos a que nos puedan indemnizar como tal, lo que nos corresponde por el tiempo de trabajo que tuvimos en la empresa”, subrayó el delegado.

AL INICIO
Ir al contenido