15/04/2024

MÉXICO SURREALISTA

Ene24,2023

MÉXICO SURREALISTA

Por Irlanda Mainou*

Cuando Dalí pisó tierras mexicanas se escandalizó. «De ninguna manera volveré a México. No soporto estar en un país más surrealista que mis pinturas» ¿Te imaginas que el referente clásico visual del surrealismo diga que hay un país más surrealista que su arte? Es que acá en el país del ombligo de la luna[1] verdaderamente la realidad supera la ficción.

André Bretón opinaba similar “No intentes entender a México desde la razón, tendrás más suerte desde lo absurdo, México es el país más surrealista del mundo” Intenté entender a mi país, pero jamás lo lograré, porque la vida acá te puede provocar todas las emociones en un día: enojo, tristeza, alegría, miedo y asco.

Y es que Dalí y Bretón tenían toda la razón, México -diría nuestro actual presidente López Obrador- «es un mundo al revés», yo lo traduzco en que hay ocasiones en donde lo bueno es malo y lo malo es bueno, lo que sube puede no bajar y la muerte nos acompaña a diario como una vieja amiga.

Todo el surrealismo comienza desde nuestra cultura, desde la originaria hasta la narco-cultura, desde los whitexicans -la gente blanca y con dinero en México- hasta la población precarizada. Nuestro surrealismo no sólo se ve reflejado en lo que la mayoría de personas del mundo conocen de nosotros: el día de muertos, el tequila, el narco, Frida Kahlo y políticos corruptos; también se ve manifestado en lo que no se observa con un primer vistazo.

¿Cómo le explicas a un europeo -sin que te juzgue- lo que es vivir en un narcoestado? Lo intentaré.

Con la reciente noticia de la recaptura del «ratón» Ovidio Guzmán López, hijo del máximo narcotraficante del mundo «El Chapo Guzmán» se ha desatado una inexorable oleada de violencia en Culiacán Sinaloa. Si lees noticias sobre Sinaloa en estos momentos verás que el gobierno mexicano junto con el poder militar trabajó durante seis meses para su recaptura.

¿Por qué recaptura? Aquí empieza lo surreal. No, Ovidio Guzmán no escapó aquella primera vez en 2019, el gobierno mexicano lo liberó para que el cártel de Sinaloa dejara de ejecutar a diestra y siniestra a los sinaloenses transeúntes, para que no incendiaran automóviles, para que liberaran el paso en las carreteras y para que se dejara de escuchar el terrible sonido de las metralletas al disparar.

Le llamaron el culiacanazo a la estrategia fallida para capturar a Ovidio, porque en México, lo que sube puede no bajar, entonces el estado decidió liberar al ratón por el bien de sus civiles, para protegerlos. ¡Que surreal! liberar al hijo del más grande narcotraficante del mundo para que haya paz.

Lo que es bueno en realidad es malo y lo que es malo en realidad es bueno. Cuando los mexicanos leímos que recapturaron al ratón temblamos, hay histeria y neurosis colectiva; ser mexicana es nacer con TEPT[2] como si viniera en el ADN y a veces ser mexicana es ser nefelibata, preferimos enfrentar los mundos oníricos que nuestra realidad; porque sabemos que está recaptura significará más secuestros, más incendios, más homicidios y una vorágine atroz.

La muerte nos acompaña como una vieja amiga. La noticia a nivel mundial parece ser buena ¡Atraparon a uno de los más grandes narcotraficantes del mundo! Para nosotros es delirante, porque significa que el cartel arrasará sin piedad con las infancias, adolescencias y adultos, significa que el crimen organizado seguirá secuestrando personal médico para que cuiden la salud de sus sicarios, significa que las infancias tendrán que tomar las armas para protegerse a sí mismos y a los suyos.

No obstante ¿quién soy yo para decirle a las infancias de estas realidades que no idealicen el concepto de ser un narco? Si eso es lo que verdaderamente les ha salvado la vida, así de surrealista es México, en algunas zonas precarizadas a las infancias las educan para vender droga y tomar un arma para disparar, para estar alertas y prepararse para la algarabía porque es su manera de encontrar resiliencia ante la historia de un país con estragos de colonialismo y 80 años de dictadura priísta[3].

¿Quién soy yo para decirle a la gente que nació en pobreza con una idiosincrasia de narcoeconomía que no romanticen está idea? Si esto es lo que les ha dado plata, les ha dado supervivencia y hasta lujos, porque la gran mayoría de los políticos internacionales y de nuestro propio país han preferido ver a un México en pobreza y con hambre que a uno divergente y desarrollado.

«No habría una Europa sin una América» -Ochy Curiel. 2018-.

Y es que es verdad. Europa y Norteamérica, tienen la gran calidad de vida que poseen, el arte expuesto en los museos, el desarrollo económico y por ende la tecnología para construir sus urbes gracias a nosotros, Latinoamérica. Es a consecuencia de sus saqueos, su evangelización, sus genocidios y colonización.

Entonces, ¿Cómo un europeo va a juzgar la vida tan surrealista de mi país y su narco estado? si este es producto de sus violentos saqueos históricos y los estragos del neocolonialismo en combinación con el insaciable capitalismo ¿Cómo un gringo va a juzgar la idiosincrasia mexicana? si es copartícipe de la estructura clasiracista y el discurso neocolonial que mantiene a la gente no sólo de mi país, sino que me atrevo a decir que de toda Latinoamérica en penuria.

México es una dicotomía en su máximo esplendor y así como estamos sobrellevando el segundo culiacanazo, me gustaría que los lectores no sólo meditaran las reflexiones que lancé, sino que también entiendan que parte de la magia y surrealismo de mi México lindo y querido es que mientras hay balaceras también hay grandes artistas creando, deportistas ganando medallas de oro internacionales, chefs cocinando platillos que son patrimonio cultural de la humanidad, periodistas que arriesgan sus vidas para mantenernos con certezas y personas que tratamos de modificar el rumbo de nuestro ombligo lunar.


Bibliografía

Rejón, R. (2020, 24 septiembre). Whitexican: una definición balanceada – Animal Político. https://www.animalpolitico.com/analisis/invitades/whitexican-una-definicion-balanceada

Pérez, Ricart, C. Culiacán después de Ovidio. (2023, 10 enero). Sin Embargo MX. https://www.sinembargo.mx/10-01-2023/4310274

BBC News Mundo. (2023, 6 enero). Ovidio Guzmán: cómo fue el «Culiacanazo», la fallida operación tras la que las autoridades mexicanas dejaron escapar al hijo del Chapo en 2019. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-64186716

Naveja, J. M. (2017,

8 diciembre). Narcoeconomía. El Economista. https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Narcoeconomia-20171207-0167.html

[1] Traducción del significado México en lengua náhuatl.

[2] Trastorno de estrés postraumático

[3] PRI: Partido Revolucionario Institucional

*Irlanda Mainou Montañéz nacida en San Luis Potosí, SLP, México. Lic. Artes Escénicas por la Universidad de Guanajuato; con doce años de experiencia en el ámbito escénico como actriz y bailarina en tres diferentes compañías teatrales potosinas y cine independiente. Capacitación en el curso de actuación y dirección cinematográfica por “Media Cine” impartido por Diego Luna (Monterrey. 2015), Certificación de actuación para la cámara, impartido por Andrew Parkin en London Academy of media film and tv (Londres. 2015) Autora e intérprete de los monólogos “Campo de inocencia” 2011, “Diálogos de una mujer” 2014.

Autora del ensayo crítico “Ideologema femenino en la literatura, bajo la visión patriarcal” para la revista Malas Estudiantes 2020. Autora del artículo “La primeriza” publicado en el portal de Medeas Investigadoras de la Escena 2020. Autora del ensayo ganador a la convocatoria de Estímulos a la reflexión de teatralidades Guanajuatenses por el Instituto de Cultura de Guanajuato titulado “Teatralidades periféricas creadas desde la visión femenina” 2020. Autora del artículo “Feminismo de raíz: México y sus guerras en resistencia” para la revista española Contexto y acción 2021. Seleccionada para la antología de poesía “Las distancias” por la editorial Lapicero Rojo con el poema “Júbilo” 2021.

Related Post

Ir al contenido