REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

LA IVE YA ES LEY. LUCHAR VALE LA PENA

Una conquista histórica:

LA IVE YA ES LEY. LUCHAR VALE LA PENA

Por María Quintero
Ph portada Periódico Pausa

La Interrupción Voluntaria del Embarazo ya es Ley. Se aprobó esta madrugada con 38 votos a favor, 29 votos en contra y 1 abstención.

Después de 15 años de lucha de la Campaña Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito y de décadas de lucha del movimiento feminista, una nueva ampliación de derechos atraviesa a las mujeres y cuerpos gestantes en Argentina.
El aborto legal, seguro y gratuito ya es Ley.


La vigilia comenzó el lunes por la tarde. Luego, transcurrió todo el martes bajo unos agobiantes 34 grados, pero la marea verde apaciguó el calor y resistió toda la noche entre batucadas, banderas, bailes y canciones hasta la ya entrada la madrugada del miércoles.

La sesión empezó a las 16hs con un listado de 59 oradores/as mientras en la Redes Sociales se imponía #SenadoEsAhora #AbortoLegal2020 y los portales digitales daban por ganada la Ley, según los datos del poroteo de último momento.

Norma Durango, senadora por la provincia de La Pampa, por el FDT aseguró: “Hoy es un día de esperanza, vamos a debatir un proyecto que evitará más muertes injustas. Siento enorme orgullo de estar participando porque una vez más tenemos la posibilidad de legislar por y para las mujeres y las personas con capacidad de gestar”.

Por su parte, Laura Machado, Senadora por Córdoba del Pro manifestó: “¿Existe senadoras que voten esta Ley y que defiendan las dos vidas? Sí, yo soy una de ellas. Defiendo las dos vidas y justamente por eso creo que lo importante es que sepamos las causas de lo que está pasando”.

“No podemos pensar que si nosotros no sacamos la ley no habrá más abortos, van a seguir existiendo para un sector social con garantías y para otros con un serio riesgo de vida. Lo que estamos haciendo es poniendo igualdad social entre mujeres”, dijo Oscar Parrilli, senador por Neuquén, FDT.

Nancy González, senadora por Chubut, FDT: “Voy a votar este proyecto para que las personas gestantes puedan decidir cuándo maternar y para que no volvamos nunca más al perejil, a las perchas, a los garajes clandestinos y para que nuca más haya mujeres muertas por abortos clandestinos”.

María de los Ángeles Sacnun, senadora por Santa Fe, FDT: “De ninguna manera el Estado está promoviendo el aborto, reconoce su existencia. Creer que esto se trata de abortistas o anti abortistas es de un reduccionismo inaceptable, estamos dirimiendo si el Estado acompañará a las mujeres que decidas interrumpirlo”.

Lucila Crexell, senadora por Neuquén, Movimiento Popular Neuquino, una de las indecisas hasta la hora de la sesión, definió su voto a favor y manifestó: “Luego de reflexionar profundamente, decidí apoyar el proyecto de IVE. Lo que está en juego es si empujamos a las mujeres a la clandestinidad o, como Estado, asumimos la responsabilidad de apoyarlas y asegurar su derecho a la salud”.

María Inés Pilatti Vergara, senadora Chaco FDT, enfatizó: “Quienes apoyamos este proyecto de ley no apoyamos las dos vidas, apoyamos todas las vidas. No somos hipócritas, no estamos discutiendo si aborto sí o aborto no. Sino si va a seguir siendo clandestino”.

Anabel Fernández Sagasti, senadora por Mendoza, FDT: “Lo más fácil es mirar para otro lado. Pero los abortos existen, existieron y van a seguir existiendo. Las mujeres abortamos. Y algunas tienen la dicha de poder pagar un lugar seguro y no ser penalizadas. Otras entregan su vida porque lo prefieren antes de entregar su proyecto”.

“Quiero repetir algo: si hoy saldamos esta deuda de la democracia y es ley la IVE las mujeres vamos a poder decidir sobre nuestro proyecto de vida. A quienes no están de acuerdo nadie los va a obligar a absolutamente nada”, concluyó.

Pasada la medianoche, los nervios y la ansiedad copaban las calles desde Rivadavia hasta Corrientes. La Avenida Callao era un solo grito de igualdad.
Poco antes de las 4.10 hs. el silencio ocupó las calles. Los ojos y los oídos de los miles y miles de mujeres esperaban expectantes el momento de la votación.
Después todo fue llantos y abrazos que ni la mismísima pandemia pudo frenar.
La marea verde terminaba a las 4.30 de la mañana del miércoles 30 de diciembre de 2020 con una etapa de opresión y patriarcado.


La aprobación de la Ley transformó un año que parecía ser para el olvido en un año histórico para la lucha de las mujeres.

Una vez más, la decisión política en el contexto de un gobierno a favor de la conquista de derechos combinada con la incansable militancia demostraron ser la receta perfecta para la felicidad de los pueblos.

AL INICIO
Ir al contenido