REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

LA ESCUELA DE DANZAS JORGE DONN Y UNA HISTORIA DE ABANDONO

LA ESCUELA DE DANZAS JORGE DONN Y UNA HISTORIA DE ABANDONO

Por Anabella Ibañez *

La escuela pública de Danzas Nº2, Jorge Donn, ubicada en la esquina de Lope de Vega y Murature en el barrio porteño de Villa Luro, atraviesa una situación de incertidumbre producto del abandono al que, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ha sometido a la construcción del nuevo edificio. En la Escuela Superior de Danzas se dicta formación en danza clásica, contemporánea, tango y folklore, el bachillerato con orientación en educación, el profesorado y talleres de danzas.

En momentos de la presencialidad anterior a la pandemia, nuestra escuela venía padeciendo la falta de espacios y el deterioro edilicio, dado que dos escuelas conviven en un mismo lugar, la Escuela de Cerámica, Fernando Arranz y la ESEA en Danzas 2, Jorge Donn. El edificio ubicado en Margariño Cervantes y Lope de Vega pensado como transitorio para la escuela de danzas, se transformó en permanente.

Si bien, una parte de este espacio se acondicionó para la disciplina, nunca fue preparado para albergar a dos escuelas las cuales, producto del deterioro edilicio, presenta condiciones cada vez peores para el transcurrir diario de alumnes y docentes. Hoy en día se dispone de nueve aulas de Bachiller, separadas por paneles y nueve aulas para danza para 26 cursos por turno.

Después de la larga lucha que la comunidad en su conjunto llevó, y lleva, por un edificio propio se logró la construcción de tres aulas nuevas, las que se habilitaron para disponer de ellas en el año 2019 ya en el edificio de la calle Murature, lo que nos llenó de entusiasmo y esperanza.

Cabe aclarar que esta lucha data de muchos años y que también hay una sentencia judicial a favor para mejorar las condiciones de la escuela de cerámica Fernando Arranz y finalizar la construcción del edificio propio, pero, la situación pasó a ser interminable y agotadora.

El dinero estuvo a disposición cinco veces (calculamos 20 millones de dólares, aproximadamente), se sucedieron cinco licitaciones y hoy, a un paso de lograrlo, observamos que un nuevo llamado a licitación (publicado en el boletín oficial el 27 de julio de 2021 por 531 millones de pesos para realizar el 69% de la construcción faltante) no contempla las necesidades de nuestra escuela y de nuestra disciplina.

Por caso, en vez de sumar más cantidad de aulas, tal lo aprobado por las inspecciones, se reduce a un número menor. El proyecto inicial contemplaba la solicitud de quince aulas para el Bachiller y catorce para la especialidad como mínimo, además de ascensores y un auditorio con camarines para realizar muestras y funciones. Ver esa licitación fue un nuevo cachetazo pues el nuevo proyecto lejos está de adaptarse a nuestras necesidades.

Quizás es importante aclarar que hablar de escuelas especializadas en la formación artística y, puntualmente en la danza, requiere contemplar aspectos particulares que distan de la construcción de una escuela común.  Ante cada proyecto, de los cinco ya presentados, la comunidad ha tenido que hacerse escuchar y solicitar que se entiendan con las particularidades y necesidades de la disciplina que es la danza. Pero, con el paso del tiempo, la misma se ha visto en la obligación de adaptarse una y otra vez a lo que el GCBA está dispuesto a construir y al gasto a destinar dado que se desoyen constantemente los pedidos.

Asimismo, la comunidad ya ha realizado miles de reclamos, al cual se sumaron artistas de diferente índole, pedidos de informes, manifestaciones públicas, semaforazos e intervenciones al edificio en construcción, entre otras, mientras que, el gobierno que encabeza Horacio Rodríguez Larreta ha realizado visitas, reuniones, promesas y acuerdos. Esos mismos que pareciera que van quedando en el olvido luego de cada proyecto presentado en cada nueva licitación.

En este punto es necesario recordar que la escuela está judicializada, ya que dos familias a través de la Defensoría en lo Contencioso, Administrativo y Tributario N° 6 han acudido a la justicia presentando un amparo, y como resultado la jueza dictó sentencia a favor de las amparantes y obliga al GCBA a terminar las obras del edificio en acuerdo con la comunidad y con la obligación de comunicar los avances a la magistrada.

La licitación del pasado 27 de julio vuelve a ponernos en alerta ya que, si se van a destinar 531 millones de pesos en esta nueva licitación, la lógica es que el edificio se adapte a las necesidades de la Escuela Superior y no tenernos que ver, una vez más, en la situación de adaptarnos nosotres a lo que el GCBA pretende construir.

“Obra abandonada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires” reza el cartel que, escrito en aerosol, cuelga desde uno de los postes que sostienen la construcción. Y ese es el sentir de nuestra comunidad que día a día ve desfallecer los sueños de un edificio para sus hijes.

*Docente de Danza en la Escuela de Danzas 2 Jorge Donn

AL INICIO
Ir al contenido