REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

LA CTA CONSIDERÓ INSUFICIENTES Y TARDÍAS LAS MEDIDAS DE MACRI

LA CTA CONSIDERÓ INSUFICIENTES Y TARDÍAS LAS MEDIDAS DE MACRI

Por Ana Belén Marrello

Tras el anuncio de las medidas paliativas -ante la crisis económica que generó el gobierno de la coalición Cambiemos- y con tono más bien de campaña por parte de Mauricio Macri, la Mesa Nacional de la CTA de lxs Trabajadores reclamó nuevamente al gobierno que convoque al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil; que declare la emergencia alimentaria, y pidió la provisión gratuita de medicamentos para lxs jubiladxs, entre otras demandas.

“El gobierno actuó tarde y con medidas que son absolutamente insuficientes. Es como querer curar con una aspirina el cáncer de la dolarización y la especulación financiera que instalaron las políticas de Macri y su gabinete desde el primer día de gobierno y hasta la fecha”, remarcó el secretario general de la CTA Hugo Yasky y agregó: “El paquete (de medidas) tiene un costo fiscal de 42000 millones”, mientras que “el pago de los intereses de las Leliq, sólo en el último mes, está por encima de esa cifra: 62000 millones”.

En cuanto al bono de 5000 pesos, por única vez para lxs trabajadorxs estatales, que planteó Macri por la mañana de ayer, el Secretario General de la CTA señaló que es “claramente insuficiente. Nosotros reclamamos un bono que reemplace lo que tendría que ser la cláusula gatillo, mes a mes, para los empleados del sector público que no lo tienen”. En este sentido, recordó que el martes los trabajadores de ATE marcharon hacia el Ministerio de Hacienda en reclamo de la actualización salarial y fueron salvajemente reprimidos. “Cuatro compañeros fueron hospitalizados, corridos a garrotazos por la guardia de Infantería de la señora (Patricia) Bullrich”, repudió Yasky.

“Reclamamos la convocatoria en forma urgente al Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, y ese Consejo no puede plantear ninguna cifra que esté por debajo del costo de la canasta básica alimenticia”, reclamó el dirigente docente. El SMVM no llega a cubrir la mitad de la canasta básica. Son 12500 pesos contra 30337, según los datos del Indec de junio. “Reclamamos además que ese Consejo, en esta emergencia social que estamos viviendo, funcione de manera permanente. Que se habilite el funcionamiento de la Comisión de Empleo. Que se pueda discutir ahí la situación de las fábricas que siguen cerrando, que tienen en este momento su personal suspendido”, agregó.

Sobre las tarifas de los servicios públicos Yasky argumentó que hay que desdolarizar su costo. “Si los salarios son en pesos, el precio de las tarifas debe ser en pesos. No se puede aceptar esa lógica despiadada de quienes se llenan los bolsillos para llevarse la plata afuera del país, porque esto también lo hemos visto”.

Respecto a los jubilados y pensionados, Macri no anunció ninguna medida en favor del mejoramiento de sus ingresos. “La mínima jubilatoria es de 11528 pesos en este momento, eso significa que el 80% de los jubilados de este país viven por debajo de la línea de pobreza y están acercándose a la línea de indigencia. El aumento que corresponde de acuerdo a la ley de movilidad es del 12%, con lo cual pasarían a cobrar 12937 pesos, es decir, el 40% de la canasta básica”, detalló Yasky y añadió: “Es cruel e inhumano que los jubilados en este momento de crisis, donde la inflación hasta el día de hoy no tiene techo, sigan con estos haberes. Reclamamos un aumento de emergencia, simétrico al que se anunció para los trabajadores del sector público que reiteramos no puede ser por única vez, se tiene que garantizar la continuidad de esta medida de emergencia hasta tanto esta emergencia social tenga vigencia. Estamos hablando de, por lo menos, el mes de diciembre, en el que tiene que haber un cambio de gobierno y el nuevo gobierno deberá convocar a las organizaciones sociales y sindicales y de las pequeñas empresas”. La CTA reclamó además la provisión gratuita de los medicamentos que se dejaron de suministrar desde el PAMI.

Yasky también se refirió a la situación de la emergencia alimentaria y reclamó un inmediato aumento del número de cupos para los comedores escolares y aumento de la asignación para el funcionamiento de los comedores. “No podemos tener la mitad de la infancia en situación de pobreza y sin la comida garantizada”, aseveró. Además pidió “que haya una canasta básica de alimentos que sean provistos con garantías de que sus precios van a estar en relación con el bolsillo de lxs trabajadorxs”.

Sobre el sector de la economía social y popular, aseguró que “las cooperativas están asfixiadas sin poder subsistir y los movimientos del dólar especulativo en estos últimos días las terminan de liquidar. El gobierno tiene que entender que todo el daño que se está produciendo tiene que ser sanado. Que fue votado no para convertirse en un gestor permanente de metodología y estrategias electorales. Debe entender que cuando se hace daño en términos económicos se empuja al hambre a millones de personas. La disculpa después no alcanza para devolverle la comida a aquél que no puede acceder”.

Pidió, por otro lado, la actualización de las becas Progresar, la Asignación Universal por Hijo, “y todas las asignaciones que tienen que ver con el sostenimiento de la situación de los trabajadores y trabajadoras desempleados que hoy viven en la indigencia”.

Por último, la Mesa Nacional de la CTA convocó a un Plenario de Secretarixs Generalxs para el miércoles 21 de agosto y declaró a la Central en estado de sesión permanente. “Creemos que tenemos la capacidad de hacer presencia en los lugares en los que nuestra gente está en estos momentos sufriendo. La CTA tiene que estar en condiciones de reclamar y de estar presente en un momento tan difícil. Nos hacemos cargo que la elección desató una especie de tormenta especulativa de los que tienen el dinero en contra de los que solamente quieren trabajar en paz”.

Por su parte, el secretario general del SUTEBA, Roberto Baradel, reclamó por la situación de los trabajadorxs docentes y estatales en Chubut, que no están cobrando su salario en tiempo y forma. “Le estamos reclamando al gobernador de Chubut (Mariano Arcioni) que arbitre los medios necesarios para normalizar la situación y le estamos exigiendo al gobierno nacional que envíe los fondos a la provincia de Chubut para que se puedan pagar los salarios en tiempo y forma”. Manifestó además que el gobierno nacional está “extorsionando” a la provincia al no enviar los fondos correspondientes. “Le decimos al ministro (de Educación, Alejandro) Finocchiaro que como hay una ley de financiamiento educativo y si está en juego el tema del salario docente, la Nación debería asistir directamente a la provincia de Chubut para normalizar el pago a los docentes”, expresó Baradel.

Por otro lado, anunció que la CTERA convocará a la discusión de la paritaria nacional y demandará “el aumento del incentivo docente y un bono para todos los docentes del país”.

A su vez, el secretario general de ATE Capital y secretario general adjunto de la CTA, Daniel Catalano, anunció que el martes realizarán un plenario general de delegados donde evaluarán realizar medidas de acción directa. “Estos cinco mil pesos son un paliativo que tienen fecha de vencimiento. No van a resolver la crisis que están generando en el seno de cada una de nuestras familias”.

“Nosotros no queremos un bono. Queremos que haya paritarias mensuales para poder establecer el marco salarial. Y le exigimos a (Horacio) Rodríguez Larreta, a María Eugenia Vidal y a cada uno de los gobernadores que generen las condiciones de discusión salarial”, reclamó Catalano y agregó: “El 60% de los empleadxs públicos de la Ciudad de Buenos Aires está por debajo de la línea de la pobreza por lo que debería también haber un anuncio del ejecutivo de la Ciudad para resolver la situación contractual de los trabajadorxs públicos”.

Para finalizar, Yasky subrayó: “El gobierno es responsable de garantizar que se restituya la tranquilidad, la seguridad alimentaria, la normalización de la vida de aquellos que en la Argentina quieren trabajar, producir, llegar a sus hogares y poder sentarse a la mesa con sus hijos a comer lo que hay que comer para poder vivir dignamente”.

AL INICIO