REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

EMPEORA LA SITUACIÓN EN LAS VILLAS DE LA CIUDAD

Hace casi una semana que están sin agua

EMPEORA LA SITUACIÓN EN LAS VILLAS DE LA CIUDAD

Por PPV
Ph Marcos Sierras

Hace casi una semana que, en distintos barrios de la Ciudad de Buenos Aires, los vecinxs vienen denunciando los cortes de luz y la falta de agua.
Esta situación se acentúa en las villas de la ciudad, en donde el agua, que es la principal forma que tienen de prevención contra el coronavirus, está faltando desde el 25 de abril.
Este hecho, sumado al hacinamiento y la ausencia del estado porteño, pone en peligro la vida de los habitantes de los barrios.

Sin embargo, esto no parece tener importancia para el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, que sigue sin tomar medidas concretas para dar una solución a los vecinos.

En la semana, Larreta se declaró incompetente para asegurar el acceso a agua potable, un derecho humano elemental, y rechazó avanzar con un plan de contigencia tras argumentar que, a través de la Gerencia Operativa de Asistencia Comunitaria, asiste las personas de la villa 21-24 con un camión cisterna y sachets de agua potable y a las pesonas del Barrio Mugica y el Rodrigo Bueno (donde viven entre 50 a 60 mil habitantes) con otro camión. Un detalle no menor es que un camión carga 7 mil litros y en cada descarga solo garantiza el consumo de 70 a 50 habitantes.

Marcos Sierras, integrante de la Liga Argentina por los Derechos Humanos y colaborador en PPV, se entrevistó con Mirta, integrante de la Coordinadora de la 31.

Mirta, que vive hace más de 30 años en la 31 y en el barrio Güemes, indicó:
“Nosotros, los vecinos de la villa 31, hacemos exclusiavemente responsable a Horacio Rodriguez Larreta responsable del abandono. El Gobierno porteño no entrega insumos para desinfectar el barrio y prevenir el Dengue y el COVID, tampoco a las Cooperativas. Si no nos cuidamos nosotros, no nos cuida nadie”.

“La Secretaría de Integración Social y Urbana, que de integración no tiene nada y de social menos, nos abandonó totalmente. Lo único que les interesa son los negocios inmobiliarios. Ellos vienen, desalojan, sacan a la gente y la llevan a las nuevas viviendas y nosotros estamos luchando para matar este virus y para evitar que se siga propagando”, sentenció Mirta.


Las viviendas que indica Mirta, y a las cuales son trasladados lxs vecinxs, son de chapa y durlock,  y una vez que las familias llegan a ellas, las viviendas familiares abandonadas son, literalmente, destruidas.

Anoche, mediante su cuenta de twitter, La Garganta Poderosa no sólo denunció la falta de agua, sino también la manipulación por parte de Larreta en la información brindada sobre contagiados en la villa 31: “´Y AHORA SON 83′. Mientras muchos siguen hablando de 57 casos en la 31, como si fuera normal no haber recibido datos en todo el día, se suman OTROS 3 POSITIVOS a los 23 CASOS NUEVOS que ocultaron en silencio desde las 14 hasta las 20, mintiéndonos a todos”.

Ni la pandemia detiene el ajuste porteño

La falta de agua y atención para evitar la propagación del coronavirus en la Ciudad no impidieron que el ejecutivo porteño avance con las políticas de ajuste que viene implementado desde hace más de una década en materia de salud.

La semana pasada, el personal de salud de los hospitales Fernández, Pirovano, Durand, Santa Lucía y de la Maternidad Sarda, entre otros, realizaron una protesta frente a las puertas del Hospital Rivadavia debido a la falta de insumos básicos para afrontar la pandemia.

Mientras, Larreta sigue envuelto en un escándalo por haber pagado sobreprecio en la adquisición de barbijos vencidos -ahora se sumarían una compra irregular de test rápidos-, Rodolfo Arrechea, trabajador del Hospital Bernardino Rivadavia y coordinador nacional de Salud de ATE, indicó: “A los camisolines termo-repelentes le traspasa el agua y se deshacen, los barbijos se rompen y los guantes de látex se abren. La mala calidad de los insumos se traduce en probabilidades de contagio. Hay mucho miedo en el personal”.

AL INICIO
Ir al contenido