REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

EL APORTE SOLIDARIO Y EXTRAORDINARIO SE CONVIRTIÓ EN LEY

Fue tras ser aprobado por el Senado

EL APORTE SOLIDARIO Y EXTRAORDINARIO SE CONVIRTIÓ EN LEY

Por PPV

El proyecto de Ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las grandes fortunas impulsado para afrontar los efectos de la pandemia de coronavirus, y que está destinado a los patrimonios superiores a los 200 millones de pesos, fue convertido ayer en Ley tras ser aprobado por el Senado de la Nación.

La iniciativa obtuvo 42 votos a favor, del Frente de Todos y aliados, contra 26 representados por el interbloque de Juntos por el Cambio y adherentes.
El debate duró cinco horas y terminó pasadas las nueve y media de la noche.

Como consecuencia de la aprobación, se espera el cobro de 2% a los patrimonios de las personas físicas que hayan declarado hasta la fecha de la promulgación de la ley más de 200 millones de pesos.

Esa tasa se elevará al 2,25% en casos bienes por entre 300 y 400 millones de pesos, al 2,50% entre 400 y 600 millones y al 2,75% cuando sea de 600 a 800 millones.

La tasa subirá al 3% cuando los patrimonios oscilen entre 800 millones y 1.500 millones; al 3,25% para el rango de 1.500 a 3.000 millones de pesos, y a partir de esa cifra será del 3,5%.

La senadora por Mendoza, Anabel Fernández Sagasti, al cerrar el debate de la iniciativa señaló: “El Aporte Solidario es extraordinario porque las circunstancias son extraordinarias. Debemos encontrar puntos de conexión entre los que más tienen para aportar y los que necesitan”.

Además, señaló a la oposición por no acompañar la medida: “La realidad es que no pueden decirnos por qué defienden con tanta vehemencia el bolsillo de un puñado de multimillonarios de la Argentina”.

Cabe recordar que el proyecto había sido impulsado por el presidente del bloque oficialista en la Cámara baja, Máximo Kirchner, tiene como objetivo recaudar alrededor de 300 mil millones de pesos para volcar a planes productivos y sanitarios.

AL INICIO
Ir al contenido