REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

«CRECER PARA PAGAR. ¿ES POSIBLE CON ESTE PACTO?»

Senadores/as lanzaron un documento sobre el acuerdo con el FMI

«CRECER PARA PAGAR. ¿ES POSIBLE CON ESTE PACTO?»

Por PPV

Como ocurrió tras la votación en la Cámara de Diputados,  senadores del Frente de Todos difundieron un documento de ocho páginas para explicar los motivos de la negativa al acuerdo con el FMI.

En el texto, que fue publicado en redes sociales digitales al finalizar la sesión, les senadores alertaron como «de difícil cumplimiento» a las metas fijadas en el entendimiento y afirmaron que no permitirían el crecimiento económico.

«La posición no es espasmódica ni repentina, sino que es el resultado de un proceso, no exento de tensiones y debates, que se vienen desarrollando desde el primer momento en el que comenzaron las negociaciones con el FMI y los resultados a los que se arribó en la negociación de la deuda externa que condiciona al país y la vida de las familias argentinas», señala el documento en su inicio.

Tras citar las palabras del ex presidente Néstor Kirchner, cuando anunció el pago de la deuda al FMI en 2005, bajo el título de cómo llegamos a la situación actual, el documento realiza un repaso: «Ni bien asume el Gobierno Mauricio Macri, con la consigna de ‘abrir la economía’ prometiendo una ‘lluvia de inversiones’ que nunca llegó, se estableció un conjunto de medidas que iniciaron una carrera de endeudamiento feroz y de ‘timba financiera’ sin precedentes».

Y puntualiza:

  1. Mega devaluación (con salida del cepo), lo que pulverizó el poder adquisitivo y aumentó la pobreza.
  2. Baja de retenciones.
  3. Desregulación Financiera y suba de tasas de interés (que le abre nuevamente la puerta al capital especulativo mientras eleva los costos de producción)
  4. Tarifazos.
  5. Apertura de importaciones (que afectó a un gran número de pymes generadores de empleo).
  6. Pago a los fondos Buitres.

«Cuando la cifra por fuga de capitales alcanzó los 86 mil millones de dólares, el propio FMI debió solicitarle al expresidente Macri que coloque controles de salidas de capitales, cosa que terminó haciendo, dejando el Gobierno con un nuevo «cepo», el cual habían prometido que no volvería más», señalaron.

«Nuestro propio bloque de senadores del Frente De Todos expuso su clara y firme posición desde que comenzamos la gestión de nuestro actual gobierno en diciembre de 2019. Lo hicimos por distintos medios e incluso formalmente a través de dos cartas públicas. La primera el 15 de noviembre de 2020 y otra el 22 de febrero de 2021 y que fueron enviadas a las autoridades del FMI y, por supuesto a las de nuestro Poder Ejcutivo», explica.

Y agrega, tras citar el punto 33 de carta de 2020: «Por todo lo dicho y ante las nuevas negociaciones iniciadas por nuestro gobierno del Presidente Alberto Fernández, SOLICITAMOS se abstengan de exigir o condicionar las políticas económicas de la Argentina para los próximos años y, en cuanto a la refinanciación de la deuda PROPONEMOS: a) reconsideración de los intereses; b)periodo de espera para comenzar los pagos anuales  partir del año 2025; y c) plazo de amortización en varias décadas, de modo tal que las erogaciones anuales no tornen insustentable la refinanciación de la deuda e impacten negativamente en la economía argentina y en la vida de su sociedad».

La refinanciación del stand bay de 2018

Añadieron que hoy se está «frente a la aprobación de un nuevo pacto con el Fondo, que dada la experiencia de nuestro país, sabemos que no logrará cumplir con el objetivo de ‘crecer para poder pagar'».

Asimismo, afirmaron que no son «ingenuos» y que «nunca» esperaron que «el FMI se volviera «keynesiano», ni que dejara de promover planes de ajuste».

Por eso, agregaron, «más allá de la aprobación de esta renegociación, creemos que el centro del debate político en Argentina es cómo tener un programa de crecimiento económico que supere las recetas fallidas de programas de ajuste y recesión».

«Tras cuatro años de ‘doctrina de shock’ macrista, dos años de la peor pandemia internacional del último siglo y transitando una guerra que afecta el precio internacional de las materias primas, la economía argentina necesita fuertemente crecer», subrayaron.

En otro segmento del documento, señala: «Creemos firmemente que las deudas deben ser honradas, y nuestro movimiento político así lo ha demostrado en los hechos pagando deudas que no contrajo, y que fueron contraídas por Gobiernos de signo ideológico opuesto. Pero a pesar de nuestra voluntad de honrar las deudas, también sabemos que ajustar a los sectores de ingresos medios y bajos es por definición contraproducente con los propios objetivos de crecimiento económico que cualquier programa necesita para no fracasar».

En otro de sus párrafos, el documento retoma una definición de Máximo Kirchner al afirmar que «los números tienen que ‘cerrar con la gente adentro'», mientras que al entrar en detalles económicos vaticina que el acuerdo con el FMI provocará una caída del consumo y de la actividad económica, y por lo tanto de la recaudación, al mismo tiempo que tendrá efectos inflacionarios por las exigencias devaluatorias.

«Con estas premisas resulta imposible impulsar el crecimiento económico. Sin crecimiento económico no hay industria, ni autoabastecimiento energético, menos aún cambio tecnológico y diversificación exportadora que son las bases reales de un modelo de desarrollo sostenible con distribución de la riqueza», plantearon.

«Por todo lo expresado, entendemos que los números tienen que ‘cerrar con la gente adentro’ y, lamentablemente con este pacto, millones de compatriotas seguirán afuera y otros tantos más, quedarán excluidos», concluye el texto.

AL INICIO
Ir al contenido