REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

0 Shares

 

 

NACER Y MORIR AL MISMO TIEMPO:
LA OBRA DE ARTE DE DAVID BOWIE

Por Javier Tucci

Hace dos días David Robert Jones, más conocido por su nombre artístico David Bowie, hubiera cumplido 70 años. Ese mismo día pero de 2016 presentaba su último trabajo, Blackstar para dos días después morir. Hoy se conmemora el primer aniversario de su desaparición física pero siempre habrá discazos y varias películas con su sello para disfrutar por infinitas generaciones.

David Bowie no paró de crear ni un segundo, tal es así que lo hizo hasta el último aliento con Blackstar, publicado el 8 de enero de 2016, el mismo día de su cumpleaños número 69, a dos días de su muerte el 10 de enero.

Este británico que transitó por todos los recovecos del arte contemporáneo

(teatro, música, poesía y cine) supo alinearse al cosmos de cada época como vanguardista, y lo hizo a través de diferentes alter egos. Basta recordar su impronta de finales de los ’60 y en los tempranos ’70 con su futurista joven extraterrestre Ziggy Stardust, que lo llevó a la cima de la estética Glam.

Luego vendría su metamorfosis en el duque blanco, un personaje que simulaba a un frío señorito inglés de aire alemán, dejando demostrado una vez más su capacidad camaleónica que lo condujo al soul y funk newyorquino, como a las producciones en Berlín.
Pero sus performances para nombrar al mundo no terminaron ahí, sino que continuaron transformándose en la era sampler-electrónica y digital de los ’90 y de lo que va del siglo XXI hasta hoy. Y es allí donde podemos encontrar su obra culmine, un cierre que huele más a apertura con la canción Lázarus, el corte de Blackstar. Dicha obra muestra al David Bowie hombre eterno, y es a partir de ella que muchos han unido sus sentidos y emociones a una interpretación bíblica. Recordemos que Lázaro, según el Evangelio de Juan (11:41-44) fue revivido por Jesús y que a partir de esta historia su nombre es utilizado frecuentemente como sinónimo de resurrección. De aquí una posible lectura de la estrofa del tema Lázarus de Blackstar:
“Estoy en el cielo. Tengo cicatrices que no se pueden ver. Un drama que no puede ser robado. Todo el mundo me conoce ahora”.

Luego del fallecimiento de Bowie salieron a la luz bizarreadas-aunque interesantes enfoques- como aquella que vincula su obra de cinco décadas a un trabajo transversal en clave mitológica del ocultismo occidental, (aunque no creamos en dicha proclamación).

Lo que debería hacer cualquiera que ha escuchado a este hombre terrenal, a este artista a la altura de John Lennon e Ígor Stravinsky, es seguir dando a conocer su tantísima obra, tan variada y conectada a la contingencia de la existencia y más allá de las estrellas.

Según el filósofo Martín Heidegger “la obra de-arte se mueve ciertamente en un círculo: de la obra pasamos al arte y de este a la obra (…)”. Y si lo analizamos en esta clave, podremos entonces decir que Bowie fue, es y será un genio como pocos en la historia de la Humanidad. Porque logró una mutación que al mismo tiempo camufló su arte en este camino del que habla Heidegger, donde vuelve a ser obra en su recorrido circular constante, hasta el punto de hacerse huella cultural. No todos los artistas dejan su marca tan milimétricamente lograda en la elíptica historia. Es por eso que el músico, el poeta, el actor, en fin… el artista multifacético, el joven, el adulto, el viejo, serán siempre el mismo punto de partida y de llegada, como si todo hubiera sido planeado por alguien que estuvo siempre viajando al pasado y al futuro de la tierra, con el objetivo de contarnos de qué iba a venir nuestra próxima parada.

El “Hombre que cayó a la tierra”1 aquel 8 de enero de 1947 y que se fue de gira hace exactamente un año, fue un ser de este planeta. ¡Sí señora… de éste, el único que hemos de conocer! Vale esta aclaración por si algunx todavía no entendió que esa sobrevaloración “espiritual” o endiosamiento no es tan necesaria para convivir con el héroe-antihéroe.

Hace un año se iba un eterno, uno de los mejores seres que ha dado la cultura popular y el arte del siglo XX y XXI; y para su deseo de “ser libre como el pájaro azul” (lo dice en su premonitoria canción Lázarus), desde acá, seguiremos escuchando su mensaje desde una lata para verlo renacer en otros con su PLAN-NO PLAN.

Novedades

La edición de un nuevo EP con tres temas inéditos grabados en las mismas sesiones que Blackstar, lanzado el pasado domingo en el día de su cumpleaños 70: http://bit.ly/2jcfsbe, al igual que NO PLAN, un video clip dirigido por Tom Hingston: http://bit.ly/2i3ldGd

+

The Last Five Years, un documental dirigido por Francis Whately en el que explora los últimos cinco años de vida del artista y en particular la grabación de su álbum de 2013 The Next Day y Blackstar de 2016: http://bit.ly/2id6JqL (les debo los subtítulos en español).

Y por si quieren bucear un poquito en su discografía

1967 David Bowie: http://bit.ly/2jnA4wj

1969 Space Oddity: http://bit.ly/2iX3Clz

1970 The Man Who Sold The World: http://bit.ly/1VNCqUf

1971 Hunky Dory: http://bit.ly/1Oyc80I

1972 The Rise And Fall Of Ziggy Stardust: http://bit.ly/2iYgk5q

1973 Aladdin Sane: http://bit.ly/2jxlLJQ

1973 Pin Ups: http://bit.ly/2iX0Z3g

1974 Diamond Dogs: http://bit.ly/2iyIqkI

1975 Young Americans: http://bit.ly/2jc6muS

1976 Station To Station: http://bit.ly/2jcnzEz

1977 Low: http://bit.ly/2j25jAI

1977 Héroes: http://bit.ly/2i87u5R

1979 Lodger: http://bit.ly/2jxqTgR

1980 Scary Monsters: http://bit.ly/2jxmkDs

1983 Let’s Dance: http://bit.ly/2jnMmol

1984 Tonight: http://bit.ly/2id2Fa8

1987 Never Let Me Down: http://bit.ly/2jxqDOT

1989 Tin Machine: http://bit.ly/2i8aUFY

1991 Tin Machine II: http://bit.ly/2jxvm3i

1993 Black Tie White Noise: http://bit.ly/2iaTYd1

1995 Outside: http://bit.ly/2iYqDq3

1997 Earthling: http://bit.ly/2iX2Q80

1999 Hours: http://bit.ly/1PdFZA8

2002 Heathen: http://bit.ly/2jnGXxV

2003 Reality: http://bit.ly/2jnKBb1

2013 The Next Day: http://bit.ly/2jc7oae

2016 Blackstar: http://bit.ly/2jxke6C

1 Título del film de ciencia ficción de Nicholas Roeg, en la que Bowie es su actor principal interpretando a un alienígena

AL INICIO
Share via