REVISTA PPV – Periodismo Por Venir

¡Saltá el cerco medíatico!

 

 

LA POLÍTICA POR EL AIRE

Por Daniel Bello

La salida de Isela Constantini, la ex CEO de General Motors, de la dirección de Aerolíneas Argentinas sorprendió a propios y ajenos, ya sea por la fecha y el modo imprevisto o por las especulaciones sobre qué significaban los motivos personales que alegó antes de dejar el cargo el pasado 21 de diciembre.

La respuesta puede empezar a rastrease en el anunció que realizó a fines de noviembre el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, al indicar que tras acordar con el CEO de AVIANCA, Germán Efremovich, la provincia tendría 15 nuevos vuelos diarios -sumados a los 10 existentes-  que partirían de allí al mundo. A esto se le sumaba la promesa de generar 1000 puestos de trabajos y una inversión por 80 millones de dólares ( http://comunicaciontucuman.gob.ar/2016/11/manzur-logro-que-avianca-opere-desde-tucuman-hacia-el-mundo/ ).

El 30 de noviembre hubo una audiencia en Nueva York en la que Manzur y Efremovich empezaron a delinear el acuerdo de manera más concreta.

Sin embargo, en el Boletín Oficial de la República Argentina ( https://www.boletinoficial.gob.ar/Inicio/Index.castle#!DetalleNorma/155233/null ) publicado el 5 de diciembre del corriente año, puede leerse la solicitud de la empresa Avian Líneas Aereas S.A (AVIANCA) de 16 rutas áreas por el termino de 15 años, pero ninguna de ellas partiría de Tucumán sino lo harían desde Buenos Aires.
Sin embargo, en el mismo se fijo para este 27 de diciembre, en Buenos Aires, una audiencia pública para tratar el tema rutas en la que debía estar presente Constantini, quien, según afirman, se iba a oponer a esta operación.

Hay otra audiencia prevista para marzo de 2017.

Negocio de alto vuelo

Hay que recordar que ni bien asumió Mauricio Macri como presidente, AVIANCA compró la empresa MacAir, que pertenecía a SOCMA ARGENTINA y cuyo dueño era Franco Macri.

Así Carlos Colunga, ex gerente de la empresa de Macri padre, quedó a cargo de AVIANCA Argentina, razón por lo cual la discusión de los 16 vuelos lo tendrán como interlocutor.

En mayo, Efremovich se entrevistó con Macri y le prometió unos 100 millones de dólares y generar 250 puestos de trabajo como inversión.

Colunga Campos fue procesado en la causa de “dádivas” recibidas por el ex secretario de transporte Ricardo Jaime y es además quien fija la política sobre Aerolíneas Argentinas, junto al ex directivo de la chilena Lan y actual vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui.

Respecto de este último, en un tuit de Marcelo Bonelli se podía leer que “Prat Gay no quería ser “auditado” por los hombres fuertes de Macri: Quintana y Lopetegui”.
Como es de público conocimiento, Prat Gay dejó de ser Ministro.

Destino privado

¿Cuál es el destino que le espera, entonces, a Aerolíneas?

Algo se puede vislumbrar tras la entrevista que brindó Colunga a Perfil, en la que reconoció haber tratado de persuadir a Constantini sobre cómo manejar la aerolíneas y la necesidad de avanzar en los low cost, un proyecto del gobierno que cuenta entre sus acciones la reducción de vuelos, la venta de las aeronaves estatales como el Tango 01 y avanzar claramente en una privatización de la línea estatal.

Colunga afirmó, ante la pregunta de si le interesaba a AVIANCA brindar rutas que ya brindaba AA, respondió: “Imaginate destinos como Paraná, donde van aviones de cien plazas para traer 14 pasajeros. Así, Aerolíneas cuanto más vuela más pierde. Lo mismo pasa en los vuelos a San Juan, con aviones de cien pasajeros y viajan seis personas. Las rutas no rentables tenía que licitarlas o entregarlas, y trabajar las más rentables”. Cuando especificó qué entendía por normalizar la línea dijo: “Aerolíneas tiene que racionalizar el gasto. Un piloto trabaja 80 horas por mes y 25 días por mes. Pero en Aerolíneas trabaja 11 días por mes y 4 horas por día. Cobra $ 200 mil. Lo van a buscar en un remís. Y acá en la Argentina manda el modelo de Aerolíneas. No puedo competir. Los gremios tendrán que rever su posición. Pero Isela ya les había cerrado el 35% de aumento a partir de enero. Sobre los $ 200 mil.” ( http://www.perfil.com/economia/la-gestion-de-isela-fue-pesima-dice-el-aeroceo-de-macri.phtml )

Tuvo tiempo para afirmar que “eso de la línea de bandera es un invento de un sindicato, ¿cuál es la bandera de Estados Unidos? En Brasil desapareció Varig y no hubo ningún problema. Hoy tenemos GOL, TAM, Azul, las mayores compañías”.
Un detalle no menor, es que Aerolíneas Argentinas nació el 7 de diciembre de 1950 por decisión del gobierno democrático del presidente Juan Domingo Perón, bajo la necesidad de interconcetar el territorio nacional.

Queda claro que Constantini debía avanzar en la reducción de puestos de trabajo, de presupuesto (en 2016 fue de 422 millones de dólares y en 2017 solo son 160 millones), aprobar el negociado con AVIANCA y Macri y comenzar con lo que es claramente el proyecto del gobierno para que suceda en todos los niveles del Estado Nacional: primero vaciar y luego privatizar.

En consecuencia, las salidas de Constantini – y Prat Gay-  muestran un ala dura dentro del gobierno que pretende seguir marchando a toda velocidad hacia la privatización del aparato productivo del país sin importar costos. Sin embargo, el Gobierno sigue poniendo en puestos estratégicos a personas capaces de tomar decisiones como el pago a los buitres o comenzar una etapa de cielos abiertos, sin que tengan la capacidad de moverse del libreto propuesto – como sucede con Mario Dell´Acqua; Luis Caputo y Nicolás Dujovne- y que, en definitiva, “no manche” a los autores reales, como Héctor Magnetto, de pergeñar la política que lleva adelante el gobierno –algo que parece un aprendizaje de la crisis de 2001-.

El gobierno también deja clara sus intenciones de que no pretende pasar a la historia por logros, gestión y transparencia institucional, es decir que no le interesa caracterizarse por hacer una buena gestión en términos políticos clásicos,  sino que simplemente viene a instaurar y restaurar un estado nacional en los términos políticos y económicos como los de la década del ’30 y los ’90 pero aggiornados a las nuevas categorías que representan el vaciamiento de la  política impulsado por Cambiemos.

AL INICIO