El Pro aprobó la UNICABA

CON GASES Y CONTRA TODA LA COMUNIDAD EDUCATIVA

Por Amadora Pajolchek

Ayer se aprobó, en la sesión ordinaria de la Legislatura porteña, la creación de la Universidad Docente en la Ciudad (UniCaba), con 34 votos positivos del bloque oficialista y 26 en contra del arco opositor.

La mañana del jueves comenzó agitada en la legislatura de la ciudad de Buenos Aires. Ya desde la noche del miércoles, estudiantes, docentes y toda la comunidad educativa acampaba en las inmediaciones calles cercanas al palacio legislativo, luego de una multitudinaria marcha de antorchas desde el Palacio Pizzurno hasta la legislatura de la ciudad de Buenos Aires en rechazo al proyecto de la UniCaba. Junto con la marcha y el acampe, llegaron las vallas alrededor de la legislatura y una fuerte presencia policial. A primera hora del jueves, el desmedido operativo montado por el Gobierno de Rodríguez Larreta amedrentaba y le negaba la entrada a lxs trabajadores de la Legislatura. Más tarde llegó la represión a legisladorxs y estudiantes, y los infaltables policías de civil infiltrados. Una de las agredidas por una policía sin identificación que antes había estado infiltrada de civil entre los manifestantes, fue la legisladora Victoria Montenegro.
Así, el Pro aprobó ayer el vergonzoso proyecto de la UniCaba.

El viernes pasado, en una caótica reunión de comisión, salió el dictamen para que se tratara el proyecto, a pesar del rechazo masivo de la comunidad educativa. Si bien hubo algunos cambios respecto al primer proyecto presentado que daba de baja, a partir de la formación de la UniCaba, los 29 profesorado de formación docente, el nuevo proyecto maquilla la realidad. Intenta una convivencia y competencia entre la UNICABA y los 29 profesorados. En este sentido, se sospecha que a través del markenting característico de Cambiemos llevarán adelante una competencia desleal, que dará como resultado el cierre de los profesorados. Tampoco es claro quiénes serán lxs docentes que ensenarán en esta nueva “Universidad”.

Por otra parte, y a pesar de que la comisión de presupuesto también intervino en el proyecto, no se esclarece cómo será financiada, teniendo en cuenta la baja en el presupuesto educativo de cara a 2019. Frente a esta situación, la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario le ordenó al Gobierno porteño que informe a la comunidad educativa, en un plazo de 10 días, sobre la creación de la UniCaba. La Cámara hizo lugar a un amparo presentado por los rectores nucleados en el Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal (Cesge) en el que, entre otros puntos, se solicitó al Ministerio de Educación que informe si se prevé disolver los Institutos docentes, en qué plazo y qué tratamiento se dará a los estudiantes que no hubieren finalizado sus estudios en los Institutos.

La UniCaba es rechazada por la comunidad educativa, no por un mero capricho, sino porque proyecta una realidad escandalosa y un futuro incierto para docentes y estudiantes. Dentro de las líneas del proyecto presentado se cita a La Constitución de la Ciudad de Buenos Aires,  la cual “reconoce y garantiza un sistema educativo inspirado en los principios de la libertad, la ética y la solidaridad tendiente a un desarrollo integral de la persona en una sociedad justa y democrática”. Estas palabras quedan en el aire y suenan a poco cuando la realidad muestra que de parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires nunca llamaron a una mesa de diálogo, ni de trabajo, a lxs docentes, estudiantes y sindicatos para consensuar el cambio. Este proyecto de ley redactado e impulsado a espaldas de toda la comunidad educativa y lejos está de ser democrática. Proyectar un cambio en la educación de tal envergadura debería ser debatido y construido con todas las partes involucradas y no como una mera imposición.

Si bien, es una realidad, que la formación docente puede y debe ser mejorada, no existe en este proyecto esa intención, sino que conlleva la clara intención de adoctrinar y direccionar la carrera docente según las líneas del gobierno del PRO. Busca una lejanía con los sindicatos y la ruptura de los centros de estudiantes, terminar con las expresiones de protesta y adoctrinar a aquellxs que luchan por sus derechos y por una educación pública y de calidad. La educación es una herramienta de transformación que busca crear ciudadanas y ciudadanos que sepan construir de forma colectiva una sociedad más justa.

 

BUSCAN APROBAR UNICABA CON LA POLICÍA

CABALarreta y la ministra Soledad Acuña quieren aprobar la UNICABA que destruye los 29Institutos de formación Docente…

Posted by Revista PPV on Thursday, November 22, 2018

 

Ayer se aprobó, en la sesión ordinaria de la Legislatura porteña, la creación de la Universidad Docente en la Ciudad…

Posted by Revista PPV on Friday, November 23, 2018

OTRAS NOTAS