#Presupuesto2019

LA SOLIDARIDAD NO PAGA GANANCIAS

Por Ignacio Vila – Centro de Economía Política (CEPA)

El Presupuesto Nacional para el año 2019, presentado por el Gobierno Nacional el 17 de septiembre de 2018, en el artículo 85 elimina las exenciones que poseían por ley las mutuales y cooperativas de ahorro, crédito y seguros en materia de impuesto a las ganancias. Este hecho ha puesto en movimiento y en resistencia a gran parte del movimiento cooperativo y mutual de nuestro país que, mediante movilizaciones, declaraciones y documentos, ha argumentado firmemente para que el Congreso de la Nación no apruebe este artículo.

La intentona del gobierno nacional por gravar con impuesto a las ganancias a este tipo de sociedades que por su propia naturaleza jurídica, no tienen ganancias, tiene un antecedente muy cercano. Durante 2017, cuando se trató la  Ley de Reforma Tributaria 27.430, los artículos 23 y 24 planteaban este mismo gravamen. Finalmente, tras una firme lucha sectorial, se logró la eliminación de ambos artículos en el proyecto de Ley. Ya en el año 2001, el ex Ministro de Economía por dos semanas, Ricardo López Murphy, había planteado el mismo impuesto dentro de su plan de propuestas.

Los argumentos desde el sector solidario son varios y firmes. En este caso y, en primer lugar, se argumenta que imponer impuesto a las ganancias en la ley de presupuesto es ilegal y, por ende, inconstitucional, porque viola el artículo 20 de la ley 24.156, en tanto, implica reformar leyes vigentes y crear nuevos tributos. En segundo orden, se plantea que  gravar con ganancias a las empresas de la economía solidaria es desconocer su carácter no lucrativo, poner en peligro su capacidad de formación de patrimonio social al servicio de la comunidad e ignorar los acuerdos parlamentarios sostenidos desde 1986 al aprobarse la ley 23.427*.

Los principales dirigentes del sector también se han expresado en diversas ocasiones sobre el tema. El presidente de COOPERAR y del máximo órgano cooperativo a nivel mundial, la Alianza Cooperativa Internacional Ariel Guarco, afirmó que: “El Estado debe tratar a las cooperativas como empresas sin fines de lucro. Siempre hemos contribuido y más aún en momentos difíciles pero se debe respetar nuestra naturaleza jurídica. No podemos aceptar nunca que se nos grave con impuesto a las ganancias”. Del 23 al 26 de octubre, Argentina tendrá el rol de país anfitrión de la V Cumbre Cooperativa de las Américas y, paradójicamente, deberá tener que explicar a cooperativistas de todo el continente americano que su clase política, quiere aplicar el impuesto a las ganancias de manera ilegal. Por su parte, el presidente de la Confederación Argentina de Mutualidades, Alejandro Russo, aseguró que: “El impacto social y económico de esta medida generará un daño irreversible en cada una de las comunidades. Se dejarán de prestar servicios esenciales, no se podrán subsidiar servicios como la salud, la capacitación, el deporte y la recreación, no se aportarán recursos a los clubes, y se perderán fuentes de trabajo. También se verán resentidas las economías regionales. Gravarlas con este tributo, es desconocer la naturaleza jurídica de las Mutualidades y para lo que fueron creadas”.

Desde el cooperativismo de Trabajo, el presidente de la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (CONARCOOP) fue categórico: “Es un error conceptual. Si la práctica de la cooperativa desencadena en algún excedente, debe retornar en beneficios a los asociados o a la comunidad. No es ganancia”. Por último, el presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (CONINAGRO) aseguró que gravar con impuesto a las ganancias a las cooperativas “sería un doble error. Primero, recordamos que las cooperativas en sí mismas, no producen ganancias. Su existencia es por el asociativismo, es decir la unión de varios productores para generar un servicio más barato, no para producir renta. La idea es que el productor tenga un servicio mas económico y que él sean quien tenga mas renta, por eso es el productor el que paga ganancias”. Es importante recalcar, además, que en el Encuentro Nacional de Mujeres realizado la semana pasada en Trelew, también se expresaron en contra de este gravamen.

Finalmente, y más allá de las claras argumentaciones sobre el sinsentido del planteo presupuestario, el partido se definirá en el Congreso de la Nación, donde los legisladores nacionales tendrán la responsabilidad de votar el Presupuesto Nacional para el 2019. La propuesta del Poder Ejecutivo Nacional no tiene errores sino que busca perjudicar a actores locales para dejar el campo abierto para el avance de grupos económicos trasnacionales. No es casualidad el avance sobre el sector y menos que se intente gravar a las organizaciones que se dedican a las finanzas  y a los seguros, sectores ampliamente demandados por el sector privado.

OTRAS NOTAS