En la Patagonia:

EL FEMINISMO CANTÓ 33 DE MANO

Por María Quintero

Más de 60 mil mujeres marcharon el domingo en Trelew. La Patagonia argentina fue el escenario del 33 Encuentro Nacional de Mujeres, que además este año tuvo la denominación de Plurinacional.
La capital de Chubut tiene aproximadamente 100 mil habitantes y, este fin de semana , 60 mil mujeres colmaron sus calles y escuelas para participar de más de 70 talleres de debate, de actividades culturales y para disfrutar del gran abrazo colectivo en el que se hermana año a año, desde 1985, la lucha feminista. La convocatoria es cada vez más numerosa y reúne mujeres, lesbianas, travestis, trans, de identidades no binarias, que provienen de diferentes ámbitos de participación social y política.
El 2018 ha sido un año bisagra para el movimiento de mujeres y su lucha por la ampliación de derechos, no solo porque logró poner en agenda el debate por el aborto legal, seguro y gratuito, sino que ha visibilizado muchas otras demandas históricas como, por ejemplo, la representación en espacio de toma de decisión y la participación política de un movimiento que se posiciona cada vez con más fuerza como un actor político determinante y aglutinante. Esta nueva reconfiguración atravesó varios de los talleres.

El sábado se realizó la marcha contra los travesticidios y convocó, aproximadamente, a 20 mil personas. El pañuelazo que se hizo en la Laguna Frente al Planetario fue masivo. Los talleres, en su gran mayoría, tuvieron que triplicarse por cada temática porque las aulas de las escuelas no daban abasto, así, los patios y gimnasios fueron los predilectos para los talleres más masivos.

El viento patagónico hizo flamear 60 mil pañuelos verdes y acompañó a la marea durante la marcha de cierre que tuvo un recorrido de 50 cuadras. Ante las miradas de asombro de lxs lugareños y la demostración de cariño de muchas mujeres en los barrios humildes, todo era emoción. El Encuentro N° 33 se realizó en la ciudad más chica desde su inicio, pero con una fuerte connotación política y de lucha. La sede 2018 se eligió en el contexto de la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado y el asesinato de Rafael Nahuel, de la lucha Mapuche y de los pueblos originarios, del pedido de libertad de Milagro Sala y de todxs lxs presxs políticos y del no al ajuste propuesto por el FMI también fue central.

El Encuentro transcurría sin inconvenientes. Pero pasada la medianoche del sábado, el gobierno de Chubut decidió dar de baja los acuerdos en materia de seguridad acordados con la Organización. Terminada la marcha el domingo a las 21hs aproximadamente, la ciudad estaba repleta de Infantería, hubo balas de goma, compañeras detenidas y trabajadoras de prensa heridas y hospitalizadas. La estrategia simbólica del patriarcado mediante las fuerzas de seguridad es clara: mostrar una legalización de los golpes y la violencia hacia las mujeres. La estrategia del patriarcado comunicacional también: poner el eje de la noticia en disturbios y represión y no en un sujeto político que crece día a día y se organiza cada vez con más fortaleza.
La sede elegida para el 2019 fue la Ciudad de La Plata. La capital de la Provincia de Buenos Aires gobernada por María Eugenia Vidal, en un marco de elecciones nacionales

DÍA 1

DÍA 2