PAN Y CIRCO

Por Amadora Pajolchek

Una vez más, en su faceta de pan y circo, el Gobierno de la Alianza Cambiemos maquilla la Ciudad de Buenos Aires con “la esperanza”, como el mismo presidente sostuvo, “de generar mayor credibilidad a los ojos del mundo”.

El pasado jueves 27 de noviembre, en el parque olímpico, ubicado en Villa Soldati en el sur de la Ciudad de Buenos Aires, el presidente Mauricio Macri junto al jefe de gobierno Porteño Horacio Rodríguez Larreta realizaron un recorrido por  el predio donde se realizarán los Juegos Olímpicos de la juventud entre el 16 y el 18 de octubre.  Mientras el presidente se paseaba junto al jefe de gobierno por la Villa Olímpica no dudó en recordar el pacto con el FMI y promocionar la Cumbre del G20 que se desarrollará en noviembre, y destacó: “En la TV se verá un magnífico espectáculo, digno de un país “pujante” y con recursos destinados “racionalmente”.

Quizás una de las cosas que más impotencia y enojo genera es que del otro lado del muro de la Villa Olímpica nos encontramos con una de las zonas con mayor pobreza dentro de la Ciudad de Buenos Aires, y tras esas grandes construcciones de la Villa Olímpica tenemos miles de familias sometidas al hacinamiento y la pobreza. Mientras durante años se destinaron fondos para la creación de la villa olímpica y para la organización de los juegos, lxs vecinxs todavía escuchan el eco de las promesas de urbanización.

La Ciudad de Buenos Aires es uno de los distritos con mayor presupuesto, y es la misma ciudad en la que todavía no se definió una paritaria docente, es la misma que no puede garantizar vacantes para todxs lxs niñes y que también reduce en cantidad y calidad la comida que llega a los comedores escolares. Es, a pesar de ser de las ciudades más ricas del país, la que no se ocupa de los problemas de infraestructura que ponen en riesgo la vida de docentes y estudiantes.

En el marco de un gobierno que decididamente realiza sus medidas de ajuste a espaldas del pueblo y de lxs trabajadores, la semana pasada nuevamente fracasó una reunión para un acuerdo de paritaria docente. Otra vez, los gremios se fueron con las manos vacías, ya entrado en el mes de octubre y  todavía no hay un aumento real en el bolsillo de lxs docentes. En el mediodía de hoy tendrá lugar una reunión entre los gremios porteños UTE, ATE, CTEP y las dos CTA para confirmar las medidas de fuerza.

En el ámbito de La Provincia de Bs.As., la semana pasada se conoció que la Gobernadora, María Eugenia Vidal, impuso por decreto el aumento de 19% para lxs docentes. El decreto 1145, que fue firmado el viernes 28 de Septiembre, en los considerandos explica que “corresponde determinar la política salarial para el sector involucrado, formalizando la mejor propuesta que este Gobierno puede implementar, siendo esta la desarrollada en la audiencia paritaria celebrada el día 23 de agosto de 2018”.

Este decreto no hizo más que acentuar el malestar entre lxs docentes y la gobernadora de la provincia, recordemos que hace poco más de dos meses fallecieron docentes de Moreno Sandra y Rubén por la negligencia y la desidia de un gobierno que no invierte en infraestructura. También recordemos que la población de docentes de Moreno vive hace dos meses amenazada y con miedo, y que semanas atrás una docente fue secuestrada y torturada por realizar una olla popular en la puerta de la escuela. En este contexto de decidía y abandono, donde no existe dialogo ni con el ministro de educación, ni con la gobernadora, en los últimos meses se multiplicaron las denuncias y las pruebas de la falta de inversión en infraestructura en las escuelas de la provincia Buenos Aires, como también del ajuste que sufren los comedores escolares. Y ahora, para desplomar el vaso que ya rebalsaba, la gobernadora impone este aumento por decreto con el que da por cerrada la negociación paritaria.

El Frente de Unidad Docente Bonaerense, rechazó de plano este decreto. Los gremios se reunieron y decidieron convocar a un nuevo paro de 48 horas para los días 8 y 9 de octubre como respuesta.

La educación pública, en todos sus niveles, fue sumamente golpeada en la gestión de Cambiemos y 2018 ha sido uno de los más duros tanto para docentes universitarios, como secundarios, primarios, inicial, alumnos y familia. Sufriendo la falta de inversión, con ajuste en el presupuesto, en las políticas educativas y con el no cumplimiento de la paritaria nacional docente.

En este escenario de crisis y recesión que vive el país, el gobierno de la Ciudad, con el apoyo de la nación, gastó aproximadamente 300 millones de dólares para realizar, no sólo el parque olímpico, sino para desarrollar los Juegos Olímpicos en su totalidad. La pregunta inminente que surge ante esto es cuántas escuelas, cuántos hospitales, cuántas viviendas y cuántas personas podrían haber comido con todo ese presupuesto.

Mientras tanto, y de cara a la votación del proyecto de presupuesto para el año entrante, el gobierno busca más ajuste, principalmente en educación, en ciencia tecnología y en cultura, para poder invertir en seguridad y en armas.

 

 

 

OTRAS NOTAS