Multitudinaria marcha docente y el mensaje claro:

NO TENEMOS MIEDO

Por Amadora Pajolchek

“El maestro es necesariamente militante político. Su tarea no se agota en la enseñanza de las Matemáticas y la geografía. Su tarea exige un compromiso y una actitud en contra de las injusticias sociales. Luchar contra el mundo que los más capaces organizan a su conveniencia, y donde los menos capaces apenas sobreviven. Donde las injustas estructuras de una sociedad para ver se empujan a “los expulsados de la vida”. El maestro debe caminar con la legítima rabia, con la justa ira, con una indignación necesaria, buscando transformaciones sociales”.
(Paulo Freire)

Desde su existencia la docencia es una profesión aguerrida, que sabe de batallas ganadas y pérdidas. Pero que sobre todo, sabe de luchar y de levantar las banderas de la justicia, la igualdad y la solidaridad dentro y fuera del aula. Maestro como sujeto social no refiere únicamente a su existencia dentro del aula, así como no solamente enseña a leer y escribir, sumar o restar. Sino que también cura heridas, abraza las angustia de los niños, contiene a madres y padres, también sabe de salir a la calle a luchar x una sociedad más justa.
Sin embargo, los funcionarios del gobierno nacional, incluido el ministro Finocchiaro, se encargaron durante todo lo que llevan de mandato y por todos los medios oficialistas de comunicación de estigmatizar a lxs docentes y reclamarles “que no hagan política”. La gobernadora Vidal ha tenido el desparpajo de increparlos, en una Conferencia de Prensa, cuando empezaron las protestas por un salario digno, con la frase: “que digan si son kirchneristas”. Esta producción de sentido instalada por Macri, Vidal y sus funcionarios de gobierno tuvo las últimas semanas su correlato en hechos.

Las maestras de Moreno recibieron amenazas con frases como: “Den clases y dejen de hacer política”. La próxima fue una amenaza de muerte. Y el próximo escalón fue el secuestro y tortura de Corina de Bonis.
A Corina, como en las épocas más oscuras que vivió nuestro país, le pegaron, la subieron a un auto, le pusieron una bolsa en la cabeza y le escribieron en el abdomen con un punzón “Ollas no”, en referencia a las ollas populares que vienen haciendo lxs docentes en Moreno para darle de comer a lxs pibxs y como amedrentamiento a las marchas multudinarias y reclamos que vienen llevando adelante.

Una historia de lucha

Haciendo un poco de historia podemos ver que desde sus comienzos lxs docentes supieron de la lucha para defender sus derechos:
El 20 de noviembre de 1881 tuvo lugar la primera huelga docente, maestras de la escuela graduada y superior de San Luis llevaban ocho meses sin cobrar sus salarios y fueron al paro.
En 1958 durante la presidencia de Arturo Frondizi la mesa coordinadora de maestros provinciales intimó al gobierno por el aumento de sueldo para equiparar el provincial, con el nacional. Iniciando así una huelga total que duró un mes, para octubre ese año se aprobaría en diputados una ley para equiparar el sueldo provincial, con el nacional.
Durante la última dictadura Cívico militar cientos de docentes fueron desaparecidxs. Podemos recordar a Marina Vilte, Isauro Arancibia, entre otrxs docentes que fueron silenciadxs porque sus voces protestaban, luchaban.
En 1988 tuvo lugar un suceso histórico llamado “El Maestrazo”. Del 14 al 16 de abril de 1988 tuvo lugar la larga huelga docente en todo nuestro país. Todos los niveles de la educación pública fueron al paro y, el 16 de octubre, la CGT llamó al paro nacional. Miles de trabajadxres de bancos, fábricas y hospitales, todos los sectores, en un hecho histórico, acompañaron a los docentes en su lucha.
Durante los años noventa, tuvo lugar la histórica carpa Blanca en la que reclamaban paritarias, financiamiento educativo, la derogación de la ley de Educación Federal y contra las políticas de ajuste de aquel gobierno. Diez días después del inicio de la carpa Blanca, la docente Teresa Rodríguez es asesinada por la policía tras una protesta en La Provincia de Neuquén. Este hecho aberrante lleva a nacionalizar el conflicto convocando al paro nacional. La carpa Blanca duró 33 meses, 1380 docentes ayunaron, 7000 alumnos visitaron la carpa blanca y fue visitada por referentes sociales y culturales, como por ejemplo el cantante Silvio Rodríguez, el escritor Eduardo Galeano y los cantantes nacionales Luis Alberto Spinetta y Mercedes Sosa, entre otrxs.
Tras la grave crisis del año 2001 y los años subsiguientes, lxs docentes encabezaron protestas y luchas en todo el país. Siendo las escuelas un lugar de cobijo para sus alumnos y la familia donde, además de educación, podían recibir un plato de comida caliente.
En el año 2007, en la provincia de Neuquén se llevaba adelante un plan de lucha por parte de lxs docentes, quienes habían decidido realizar un corte de ruta para que su reclamo fuera escuchado. Cortaron la ruta 22 a la altura del kilómetro 54, en la localidad de Arroyito. El por entonces gobernador Jorge Sobich dio la orden a la policía de reprimir y liberar la ruta. Ese día, entre lxs docentes se encontrada Carlos Fuentealba, quien al momento de la represión estaba sentado en el asiento trasero de un auto y una bala impacto en su nuca. Carlos murió al otro día producto de ese disparo. La sociedad entera se vio indignada frente a este asesinato. Carlos Fuentealba había sido asesinado.

El 9 de abril de 2017, mientras los docentes de la Ciudad de Buenos Aires y La Provincia de Bs As intentaban instalar una carpa frente al Congreso Nacional para denunciar las políticas de ajuste del gobierno contra la educación pública y llamar a paritarias nacionales fueron reprimidos por la policía.

En julio de 2018, en la provincia de Chubut, tras 90 días de acampe, 7 meses de reclamo por paritaria, y teniendo que cobrar su sueldo en partes, docentes junto con lxs secretarios generales de los gremios marcharon a la casa de Gobierno. Mientras lxs secretarios generales esperaban reunirse con Arcioni, en casa de gobierno, en la calle la policía nuevamente fue contra los docentes.
El 2 de agosto del 2018, la desidia y la falta de inversión en infraestructura, en la provincia de Buenos Aires, produjeron la triste muerte de dos docentes. Sandra y Rubén, docentes de la escuela número 49 del partido de Moreno, murieron tras una explosión por un escape de gas. Desde ese momento, sus familiares, amigxs y compañerxs exigen justicia, mientras son amenazadxs, perseguidxs y hostigadxs para que terminen con las acciones lucha.
11 de septiembre de 2018, llegamos al día del maestro sin nada que festejar, las políticas de ajuste, desinversión y vaciamiento de la alianza cambiemos hacen que la educación pública esté en crisis.
Esta semana, mientras transcurría el primer día del de paro de 48hs, en el día de ayer, Corina, maestra de la Escuela de Moreno, fue secuestrada y torturada por reclamar por Sandra y Rubén, por reclamar escuelas en buenas condiciones, por reclamar por un salario digno, por hacer ollas populares y darle de comer a lxs pibxs que tienen hambre.

Marcha multitudinaria: No les tenemos miedo

En el día de hoy tuvo lugar una masiva marcha desde Palacio Pizzurno hacia el Congreso de La Nación. Gremios, docentes, gremios, alumnos y familia, toda la comunidad educativa marchó para exigir el esclarecimiento y detención de los secuestradores y torturadores de Corina, exigir justicia por Sandra y Rubén, pedir una ley de financiamiento educativo, una Ley que derogue el DNU que bajó la paritaria nacional. Una ley para resolver los problemas de infraestructura edilicia, por un presupuesto para docentes universitarios y para becas. Por la reapertura de los programas cerrados, para garantizar el incentivo docente. Por la falta de vacantes en el nivel inicial. Por un presupuesto digno para los comedores escolares. Por una educación pública y de calidad.Durante la mañana de hoy, la comunidad del partido de Moreno colmó las calles del distrito para marchar en repudio por el aberrante hecho que sufrió, en la tarde ayer, la docente Corina de Boris. Docentes, alumnxs, y la comunidad en general estuvieron acompañadxs por Roberto Baradel (Secretario general de SUTEBA) y diferentes representantes gremiales, quienes demostraron su apoyo, y acompañaron el pedido de justicia, recordando también a Sandra y Ruben.
Por otra parte, en Ciudad de Bs.As., multitudinarias columnas colmadas de docentes y estudiantes poblaron las calles aledañas al Congreso Nacional. Columna tras columna, la multitud marchó desde el Palacio Pizurno hasta el Congreso. A penas pasado el mediodía, Sonia Alesso (secretaria general de CTERA) abrió el acto central. Con bronca e indignación Sonia reclamó: “secuestraron a una compañera, Corina de Bonis, por cometer el pecado de estar junto los papás, a las mamás y a las abuelas en una olla popular. Miren a dónde hemos llegado…”.
Luego, tuvieron la palabra representantes de movimientos estudiantiles secundarios, terciarios y universitarios. También tuvieron la palabra: Pedro Bayugar (SADOP), Mirta Petroccini (FEB); Marcelo Atala (FATUN); Hugo Yasky Secretario General de CTA; Carlos de Feo (CONADU) y el cierre del acto estuvo a cargo de Roberto Baradel, quién relató que durante la mañana había estado en Moreno junto a lxs docentes, quienes solicitaron que no los dejemos solos y enviaron tres consignas: “Justicia por Sandra y Ruben; repudio total al secuestro y torturas que sufrió Corina, como a las amenazadas sufridas por docentes de Moreno y que el Gobierno Nacional respete los docentes y a la educación”. Para terminar destacó: “Esta no es una lucha solamente de lxs docentes, es una lucha social por el derecho a la educación pública”.
Así, toda la comunidad docente se manifestó contra las políticas de ajuste y de violencia. Porque frente a un gobierno que invierte en balas antes que en tizas, el mensaje es: No les tenemos miedo. Porque luchar por una sociedad más justa es la mejor clase que un docente puede dar.Un maestrx luchando, también está enseñando.

¡SANDRA Y RUBEN PRESENTES!

 

VIDEOS

Multitudinaria Marcha en Moreno

 

Multitudinaria Marcha en Capital Federal

OTRAS NOTAS