La cultura en crisis

PELIGRA EL TEATRO FRAY MOCHO

Por Darío Ferrazzano

El Teatro Fray Mocho es una parte histórica y fundamental de la cultura del barrio porteño de Almagro. Fundado en los años ’50 por Oscar Ferrigno y Ludwin Michel (padre de Ernesto, actual director del teatro), en 1993 se vuelve a re-fundar en una cooperativa de empleados de ferrocarriles (COPERRIEL) para luego mudarse, en 2003, a su actual ubicación: Perón 3644 (C.A.B.A.). El espacio es miembro fundador y parte de R.I.D.A.E (Red Iberoamericana de Artes Escénicas) y a lo largo de sus 25 años de historia pasaron por su escenario artistas como Lito Cruz, Raúl Rizzo, Leonor Manso, Arturo Bonin, Gogó Andreu, Marta Bianchi, Verdaguer, Julio Chavez, Hugo Arana, Patricio Contreras, Soledad Villamil, entre muchxs otrxs. Actualmente, se encuentra en una situación delicada: la Institución a la que le alquilan el espacio (Tzavta) les envió una carta documento en la que le comunica al Teatro que cuenta con un plazo máximo de 6 meses para dejar el lugar, ya que será vendido. Revista PPV se acercó hasta el Teatro para hablar con Ernesto sobre esta situación:

La institución Tzavta les dio plazo de 6 meses para dejar el lugar, pero mientras tanto ¿siguen pagando el alquiler?

Sí, seguimos pagando el alquiler y compartimos los gastos de luz (que oscilan entre los 30 y 35 mil pesos). Ahora estamos viendo la forma de recaudar dinero, porque el subsidio que nos daban ya nos lo “comimos” con los insumos y el alquiler que debíamos. Estamos tratando de hacer un convenio para pagar menos, porque sino ni siquiera tendríamos posibilidad de pagar el flete para mudarnos.

¿Cómo afecta simbólicamente dejar este lugar?

Afecta mucho porque nosotros hace 25 años que estamos en la barriada y la gente sabe que estamos y nos conoce. Son 15 años de convivencia con la gente del barrio y nos embroma bastante. Estamos tratando de conseguir un lugar en el que nos hagamos cargo de los servicios pero que hasta tanto no entremos en actividad no paguemos el alquiler.

¿La gente del barrio ya está enterada de la situación?

En la semana nos vamos a juntar con la gente que me acompaña para organizar y empezar a difundir en el barrio que nos tenemos que ir. El tema es cómo encarar algo con la situación actual: con el país en llamas. Es una situación jodida porque antes podíamos organizar algo y sabíamos que nos iban a responder, aunque sea con $100 por persona. Hoy estamos locos, o sea, ideamos algo y dijimos “¿y ahora cómo hacemos?”.

¿Ya recibieron apoyo de artistas o de gente del medio por esta situación?

Hay propuestas de juntar firmas para que el Instituto Nacional del Teatro nos dé apoyo (ya que por Ley tendría que hacerse cargo), justamente, una compañera de la comisión se está encargando de elaborar la carta con este pedido y, en consecuencia, de eso movilizar al barrio para que firme. Ya me llamaron Daniel Miglioranza, Mario Pasik y demás gente que siempre están ahí, que te dicen “decime ahora y vamos”.

¿No existe la posibilidad de declararlo patrimonio cultural o algo similar para que no tengan que irse?

No existe esa posibilidad porque esto es privado. Declararlo de interés cultural me da chapa, pero si deciden venderlo, se tiene que vender. Además ya publicaron la licitación el domingo 9 de septiembre.

Yendo un poco más a lo general, ¿cómo ves a la cultura actualmente?

Mal, la veo mal. Yo no sé si ya el Ministerio de Cultura pasó a ser Secretaría (NdR: al momento de hacer la nota aún no se había producido esta modificación, la cual fue publicada en el BORA el 5 de septiembre bajo el Decreto Nº 807). La cultura independiente en general está haciendo agua: la gente no va al teatro, hay otras prioridades (que me parece loable). Nosotros, hoy por hoy, estamos poniendo la entrada al mismo precio que hace dos años para que pueda venir la gente a ver teatro. No existe, hay un desfasaje total, y sumado a esto, toda la programación de la cultura y los planes de cultura se están yendo por la alcantarilla porque no lo pueden sostener. Sobre todo los independientes que tenemos que lucharla, pelearla y seguir adelante. Si no salís a volantear, la gente no se entera de los que hay en la sala porque está muy preocupada y con la cabeza en otra cosa.

Actualmente, el Teatro Fray Mocho cuenta con tres obras en cartel a las que se le suman dos más hasta fin de año. Son todas comedias “para divertirse y pasarla bien”, cuenta Ernesto, y agrega “basta de dramas hasta que todo se estabilice”. Se pueden consultar los días y horarios de las obras en el facebook del Teatro (https://www.facebook.com/teatrofraymocho) o en su web (http://fraymochoteatro.blogspot.com). También podés colaborar con la situación del Teatro con una donación o comunicándote a los medios de contacto que figuran en este acá:

OTRAS NOTAS