En #SanMiguel

PERSECUCIÓN IDEOLÓGICA Y DESPIDOS A TRABAJADORAS

Por Agustina Borgognone

Desde las trincheras del feminismo venimos observando una coyuntura para nada alentadora, que tienen como principal sostén un Estado que desconoce la exigencias de materializar en políticas públicas y reales las problemáticas que abordan los feminismo al negarnos derechos sexuales y reproductivos para decidir sobre nuestros cuerpos, al desconocer la Ley de Educación Sexual Integral para posibilitar la construcción de un conocimiento en nuestro sistema educacional más crítico, consciente e inclusivo, y al legitimar y reforzar ciertos acosos a través del discurso de nuestro propio Jefe de Estado.

Estás prácticas políticas antidemocráticas están poniendo en riesgo nuestra vida, nuestra estabilidad dentro de un sistema del cual no queremos ser expulsadas, y nuestra respuesta ante tales atropellos es plantarnos desde un lugar de resistencia que implique la subversión del orden capitalista, colonial y patriarcal establecido. Por eso, aquí quiero hablar sobre la política feminista de la sororidad, política que intenta desmontar la misoginia e implica compartir el análisis de las problemáticas, la información, dar apoyo emocional, psicológico y militante desde la empatía. Sororidad es librarse de la estupidez aprendida, calzarse los anteojos violetas y salir a luchar por nuestrxs compañerxs, sean quienes sean, lxs conozcamos en la vida real o no. La alianza en el compromiso entre los grupos excluidos por el patriarcado es tan importante como la lucha contra el resto de los fenómenos de la opresión. Saldremos a las calles todas las veces que sean necesarias porque exigimos justicia y condiciones que hagan viables la existencia de todxs nuestras HERMANXS. Como dice una conocida canción del grupo llamado “Bife”, cada vez que toquen a unx, no nos van a ver llorando, nos van a ver agitando.

Estos últimos días nos encontramos con que diversas organizaciones denuncian despidos, persecución política, precarización laboral y vulneración de derechos de las mujeres, lesbianas y trans en el municipio de San Miguel. Que estas situaciones se estén dando dentro de una democracia puede calificarse como nefasto, cuanto menos irónico. Por eso es el deber de lxs comunicadorxs encargarse de que esta situación no caiga en el olvido, siendo la política de la sororidad la que nos mueva a luchar junto con lxs compañerxs que están atravesando este momento sin justificación alguna. A continuación compartimos un comunicado realizado por la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir:

El 23/08/18 han despedido a trabajadoras del primer nivel de atención de la Secretaría de Salud y Bienestar Familiar: La trabajadora social Cecilia Ayala que desempeñaba su labor desde hace 3 años en el Centro de Salud Dra. Marta Antoniazzi (Barrio Sarmiento), y la obstétrica Carina Luchetti, quien se desempeñaba en el Centro de Salud Cándido Castelo de Barrio Cuartel II con una antigüedad de 14 años en el municipio.

Los argumentos esgrimidos hacia Cecilia Ayala por el subsecretario de salud Dr. Diego Lambert refieren a que la senadora nacional María Belén Tapia había realizado una recorrida por el centro de salud y observó la presencia de un cartel que era “incoherente” con la política del municipio, el cartel decía “NI UNA MENOS, VIVAS NOS QUEREMOS” realizado por el grupo de mujeres en situación de violencia que funciona en el centro de salud. Ante la pregunta del porqué del despido, el subsecretario manifestó que se evaluaba que no estaba “a favor de la vida”.

En relación a Carina Luchetti luego de que ella denuncie las violencias obstétricas en los casos que corresponden, los motivos que el subsecretario esgrimió para su despido fueron “que el Dr. Pittaro no podía trabajar con ella”. El Dr. Alejandro Pittaro es Jefe del Programa Materno Infantil del Primer Nivel de Atención y es quien lleva adelante, en primera persona, en el Hospital Larcade, la Consejería Guadalupe para coartar derechos sexuales reproductivos y no reproductivos. Se destaca que el Dr. Alejandro Pittaro, ha explicitado en la presentación de la política pública llamada “consejería Guadalupe” que el objetivo de la misma es evitar más “muertes de bebés”.

Entre sus fundamentos, afirmó: “… durante el año 2017, la maternidad Estela de Carlotto había realizado 63 Interrupciones Legales del Embarazo (ILES) a mujeres con domicilio en San Miguel”, es decir, que la Consejería Guadalupe, tiene como principal tarea violentar una ley de casi 100 años de antigüedad, persuadiendo a las mujeres, lesbianas y trans gestantes a renunciar a su derecho de interrumpir legalmente un embarazo ¿Qué pasa si decide no renunciar a sus derechos? El Estado Municipal de San Miguel las deja a merced de la clandestinidad.

El intendente Jaime Méndez y el Secretario de salud Pablo De La Torre, ya que piden coherencia, estaría muy bien que cumplan con las leyes laborales y las leyes que protegen a las mujeres y personas gestantes.

Otro antecedente, fue el despido realizado en el mes de mayo de la trabajadora social Silvana Rodríguez que se desempeñaba en el CIC María Lobato, luego de una persecución realizada por la secretaría de salud, a partir de articular junto con la médica generalista del equipo, una ILE (interrupción legal del embarazo) Causal Violación con la Maternidad Estela de Carlotto.

Destacamos que las trabajadoras despedidas hace años vienen poniendo en el centro, la vida. Todas las vidas vivibles, entendiendo la maternidad como un derecho y no como una condena.

Denunciamos la persecución ideológica y los despidos que el Intendente Jaime Méndez, con el aval político de Joaquín de La Torre, Ministro de Gobierno de María Eugenia Vidal, está llevando a cabo con las trabajadoras de la salud, que garantizan los derechos sexuales, reproductivos y no reproductivos de la población de San Miguel, el distrito con mayor cantidad de casos de sífilis en toda la provincia de Buenos Aires y que no distribuye preservativos para frenar esta enfermedad por razones religiosas que nada tienen que ver con la ciencia ni con la ley. Respetamos todas las creencias pero no por ello la política pública debe ser hundirnos en la ignorancia y las enfermedades de transmisión sexual.

#QUESEALEY
#CONTÁSCONNOSOTRXS

Red Nacional de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir

Colegio de Trabajadorxs y/o Asistentes Sociales – Distrito San Martín

Campaña Nacional Contra las violencias hacia las mujeres

Mujeres al Oeste

La Víctor Choque de ATE Moreno

Asociación de Profesionales del Primer Nivel de Atención – CICOP Seccional Morón

OTRAS NOTAS