Verdurazo en la Rural

EL OTRO CAMPO DENUNCIA CRISIS Y EMPOBRECIMIENTO

Por Ignacio Vila 

Ayer al mediodía, un centenar de agricultores familiares agremiados en la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) organizó una nueva edición del “Verdurazo” en la puerta de la sede central de la Sociedad Rural Argentina. En esta ocasión, este grupo de pequeñxs productores agropecuarios regaló 10 mil kilos de verduras a la gente que se acercaba a conocer qué estaba sucediendo. El motivo central del verdurazo fue el reclamo por la modificación del Monotributo Social Agropecuario (MSA). El MSA es una herramienta que permitía a lxs agricultores familiares registrar su actividad, tener obra social y contar con aportes jubilatorios. Era el Estado el que cubría el 100% de esos aportes, para aquellos que registran un monto de facturación menor a 72.000 pesos anuales. A partir de 2019, el MSA desaparecerá.

Desde la Revista PPV dialogamos con Agustín Suarez, integrante de la UTT, quien aseguró que: “El verdurazo se realizó en la puerta de La Rural con la intención de que Ministerio Agroindustria dé marcha atrás con la quita del Monotributo Social Agropecuario (MSA) y también para reclamar la falta de políticas públicas dirigidas al sector de lxs pequeñxs productores, campesinxs y agricultores familiares. En este marco, el día 26 haremos una movilización al Ministerio de Agronindustria”. En ese sentido, explicó el daño que les genera esta decisión del poder político a lxs agricultores familiares y aseguró: “Al quitarnos el MSA, el Ministerio se quita de encima el 25% de lo que pagaba todos los meses. Para nosotrxs era a costo cero, porque se hacía cargo el Estado nacional: el 75% lo pagaba el Ministerio de Desarrollo Social y el 25% Agroindustria. Por lo tanto, cada persona asociada al MSA va a tener que pagar $268 por su obra social más los adherentes que tenga. Eso si bien suena a poco dinero, para un sector que está muy empobrecido, es mucho. La gran mayoría de lxs productores no van a poder pagar la obra social, por lo que van a quedarse sin este conjunto de beneficios que incluye, además, los aportes jubilatorios y la posibilidad de facturar”.

En otras ocasiones los verdurazos habían sido realizados en Plaza de Mayo y en las puertas del Congreso de la Nación, aunque en esta oportunidad “hacemos el reclamo en la Rural para mostrarle al gobierno y a la sociedad en su conjunto que hay otro campo que no es solamente el campo que festeja puertas adentro de la Rural, que está muy alegre porque le está yendo bien. Además, acaban de devaluar la moneda en un 50% y solamente por tener los granos guardados, ganaron un 50% más de lo que ya venían ganando a expensas de todo lo que el pueblo está pagando y va a tener que pagar por la devaluación que estamos sufriendo en estos meses. Por otro lado, el Presidente Macri decidió poner como Ministro de Agroindustria al Presidente de la Sociedad Rural, que no sólo está tomando medidas que favorecen a un sector del agro sino que se trata de una decisión muy simbólica, y es por eso también que hicimos el verdurazo en la puerta de la Rural”.

La quita del MSA es un empujón más en contra de la subsistencia de la Agricultura Familiar en Argentina. El discurso de gobierno que muestra el éxito de las economías regionales debido a la quita de retenciones a las exportaciones o a la fijación de un tipo de cambio “competitivo” impacta de manera absolutamente despareja hacia adentro del agro. En ese sentido, Suarez afirmó: “La quita de retenciones y otras políticas que ha tomado el gobierno benefician a un solo sector, por eso nosotros hemos salido a expresar que hay otro campo. Beneficia al sector de lxs productores que exportan, soja, trigo y maíz. Para lxs que producimos para el mercado interno, esas medidas no nos benefician en nada y, en algunos casos, como con la devaluación, lo que recibimos es un perjuicio. A lxs que compramos insumos que están atados al dólar nos afecta muy de lleno. Si nosotrxs exportáramos estaríamos cobrando el precio de acuerdo con el dólar y, seguramente, ahí estaríamos ganando, pero nosotrxs producimos alimentos para lxs argentinxs y estas medidas nos empujan a tener que dejar de ser productores. Por otro lado, venimos de una serie de medidas que nos afectan a nosotrxs como al resto de la población, como han sido los tarifazos. Las boletas de 3 o 4 mil pesos pasaron a 10 u 11 mil pesos por familia, por hectárea, ha sido muy fuerte el aumento. A esto hay que sumarle el aumento de los combustibles, el aumento de la renta de la tierra y como si fuera poco han desarmado la Secretaría de Agricultura Familiar ya que le sacaron los recursos, por lo que no hay una política para el sector y ahora nos encontramos con la baja del Monotributo Social Agropecuario que era un beneficio real y concreto”.

OTRAS NOTAS