Ciudad de Campana:

 

NEGOCIADOS Y APRIETES EN TIEMPOS DE GESTIÓN PRO

Por PPV

La ciudad bonaerense de Campana parece ser una réplica a escala menor del gobierno nacional: amenazas y aprietes a opositores y medios de comunicación, recortes en educación y salud y aumento del gasto presupuestario en propaganda. Finalmente, la vieja “patria contratista” se ve reflejada en la ejecución de las obras públicas a nivel local. Desde los diversos partidos de la oposición las denuncias vienen en aumento y la reacción del oficialismo campanense no dista demasiado de la del oficialismo nacional: correr el eje de la discusión llevando la disputa a cuestiones personales.

En este caso, la loca no sería Cristina Fernández sino la Concejal por Unidad Ciudadana María Soledad Calle. La tarde del 28 de mayo, la Concejala Calle realizó una denuncia en la Comisaría Local tras haber encontrado su vehículo particular con las dos ruedas de atrás reventadas. La respuesta del gobierno de Campana lejos estuvo de solidarizarse con la situación, sino que realizó una denuncia en su contra a través del Secretario de Seguridad Abel Milano, alegando que: “Esta concejal está acostumbrada a realizar falsas acusaciones, sin pruebas, por eso queremos que se investigue el hecho”. Se trata, sin dudas, de una actitud cargada de machismo y de misoginia que pone en duda las denuncias de Soledad especialmente por tratarse de una mujer.

Volviendo al uso de los recursos por parte del gobierno municipal, éste se encuentra absolutamente cuestionado por el grueso de la oposición local. Tal es así que, el pasado 24 de mayo, el Concejo Deliberante rechazó la Rendición de Cuentas presentada por el Poder Ejecutivo ante los concejales campanenses. Como señala el diario local La Auténtica Defensa, hubo “denuncias por el incumplimiento de los procedimientos de contratación, adjudicación discrecional de contratos y obras, mal uso de fondos afectados, falta de transparencia y desconocimiento de resoluciones judiciales. Un nombre en especial cobró notoriedad: el del cuñado del intendente Abella, Sergio Costantino, funcionario y hombre fuerte del PRO de Capital Federal, a quien el bloque del PJ-Unidad Ciudadana vinculó con la empresa que tiene el 56% del total de las obras del fondo educativo”[1]. No se trató solamente del Bloque PJ- Unidad Ciudadana, sino que el rechazo también llegó desde el partido vecinal Calixto Dellepiane y del Frente Renovador.

Prioridades de los recursos públicos

Los principales reclamos y denuncias expresados por la oposición de la ciudad tienen que ver con el uso de los fondos públicos. En primer término el reclamo pasó por la reducción del presupuesto en salud, educación y desarrollo social en un 5% desde 2016. Paralelamente a esta reducción se observa que durante 2017 el gobierno municipal duplicó el gasto en publicidad. Por otro lado, se ha denunciado el uso del Fondo Educativo en actividades poco relacionadas con la educación. En ese sentido, se destacan la Secretaria de Gabinete, Mariela Schwartz, quien gastó $ 54.700 del Fondo Educativo en un desayuno para 30 personas, $ 21 mil pesos del mismo Fondo en el alquiler de dos gacebos de 3×6 metros (cuando por ese monto se podrían haber comprado al menos 3 gacebos) y $ 83.100 el alquiler de pantallas led.

Obras Públicas para pocos

De acuerdo a las denuncias de la oposición de la ciudad de Campana, la empresa Prisma ha sido beneficiaria del 56% de las obras del Fondo Educativo por más de 30 millones de pesos y a través de adjudicaciones directas. Desde el bloque PJ- Unidad Ciudadana aseguran que “Casualmente a esta empresa se le adjudican contrataciones directas en sólo dos áreas del Estado: la Secretaría de Descentralización de la Ciudad de Bs. As. y la Municipalidad de Campana. A eso se le agrega que el señor Sergio Constantino, cuñado del Intendente Abella, estuvo a cargo de la Secretaria de Descentralización de la Ciudad de Bs. As. Hasta el año 2017”. Según el diario La Nación, no sería la primer fechoría de Constantino y el macrismo: “En 2011, el juez Roberto Gallardo clausuró el Club 17 de Agosto luego de constatar que Sergio Costantino era su presidente a la vez que director general de Infraestructura del Ministerio de Desarrollo Social, entonces a cargo de María Eugenia Vidal, que le había entregado subsidios al mismo club. Desde el macrismo indicaron que ya no ocupa ese cargo, pero en los registros figura aún como empleado del gobierno”[2].

Por último, la Secretaria de Gabinete Mariela Schwartz – responsable de usar dinero del Fondo Educativo para organizar desayunos- mientras se realizaba la sesión en el Consejo Deliberante por la Rendición de Cuentas en 2017, tweeteaba desde su cuenta personal imágenes de un brindis en la Embajada argentina en México junto a su marido  Ezequiel Savor, ex Vice Ministro de trabajo y actual Embajador de Argentina en México.

De esta forma, Campana refleja que los negociados macristas con la obra pública y los aprietes van de la mano. Consultada por Revista PPV, la Concejala Calle concluyó: “Nuestra intención es que los vecinos conozcan la discrecionalidad con que el gobierno administra los recursos de todos. Hace dos años y medio gobierna Cambiemos y no se realizó una sólo licitación para contratar obra pública, todas las obras por más de 800 millones se asignaron en contrataciones directas. Con la excusa de declaraciones de emergencia, se utilizan las necesidades de la gente para elegir a qué empresas se les entrega la obra pública. Este gobierno tiene cero en transparencia y le debe muchas explicaciones a todos los campanenses”.

[1]     http://www.laautenticadefensa.net/149556

[2]     https://www.lanacion.com.ar/1724609-los-vinculos-de-los-costantino-con-la-politica

OTRAS NOTAS