DE RAULES* Y CAVERNÍCOLAS

Por Daniel Bello

A principios de mes TyC lanzó un año spot con motivo del mundial. Fue una pieza audiovisual cargada de homofobia y que buscó en complicidad “ser gracioso” con los televidentes varones. El intento duró 5 hs.

El revuelo que causó, sumado a un amplio rechazo social – hasta una carta del embajador de la Federación Rusa, Victor Koronelli- , le borraron la mueca de gracia a los directivos.

Esta semana se conoció que un manual de la AFA, que se entregó durante el curso de “Idioma y Cultura Rusa” a cargo de la Comisión de Deportividad, Responsabilidad Social y Sustentabilidad de AFA Educación, contenían dos hojas con tips para “seducir” mujeres en Rusia, sede del próximo Mundial que comienza el 14 de junio.

Los tips, extraídos de un blog de hace 3 años ( https://amarestaenruso.wordpress.com/2015/05/14/como-tener-una-relacion-con-una-chica-o-chico-ruso ), revelaban una gran carga misógina y aconsejaban sobre cómo mentir para lograr una cita.

En ambos casos, el problema no es sólo institucional dado que estas reflejan la cosmovisión de sus dirigentes. Es claro que en ambos casos son hombres los que deciden el tipo de comunicación que se llevará adelante, y es claro también que es una comunicación sin perspectiva de géneros. En el diario Olé, por dar un ejemplo, no hay jefas ni redactoras y representan sólo el 8% del total.

 

En los dos casos, han ensayado excusas que han desnudado la formación de estos profesionales acordé al siglo xv. Eduardo Pannisi, profesor que dio el curso en AFA, dijo que ese texto no había sido publicado por la AFA y que no se había dado en clase; sin embargo, Nacho Catullo estuvo ahí y fue quien publicó las fotos y relató cómo luego retiraron los cuadernos, arrancaron esas hojas y devolvieron el material a lxs integrantes del curso.

En el caso del spot, TyC emitió una carta tratando de justificarse, pero esto no lo llevo a la reflexión y al día siguiente tituló en un zócalo: “Serena vuelve recibida de mujer”, con un cintillo en el que hablaba de la maternidad de la tenista.


Una muestra alarmante de la falta de información y capacitación en ambos casos. Ha sido una deplorable cadena de complicidades que por acción u omisión ha mostrado el lado más retrógrado de las instituciones, que han reflejado, una vez más, la cosmovisión que tienen quienes las llevan adelante.

Es necesario el ejercicio, pero sobre todo la capacitación, para continuar deconstruyéndonos, también en nuestro rol de comunicadores.

charlasconraules ( https://www.instagram.com/charlasconraules/ )

OTRAS NOTAS