CONFIRMAN EL PROCESAMIENTO DEL POLICÍA CHOCOBAR

Por Amarú Varela

La Sala IV de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional confirmó el procesamiento del policía Chocobar y agravó la calificación legal  a “homicidio agravado por la utilización de arma de fuego en exceso en el cumplimiento de su deber” por el hecho ocurrido el pasado 8 de diciembre. Esto es, analizando los argumentos del fallo, porque si bien Chocobar cumplía un mandato legal, luego sobrepasó la restricción utilizando el arma de fuego.

Recordemos que el juez de Primera Instancia, Enrique Velázquez, al procesar a Chocobar por homicidio cometido con exceso en la legítima defensa, ya sostuvo en su fallo, que el policía sabía que al disparar podría provocar la muerte del sospechoso y afirmó que su conducta no fue profesional debido a que disparó con una sola mano.

La Cámara de Apelaciones, sostuvo en su fallo que “no hay dudas que su decisión (la del procesado) fue excesiva en tanto provocó un daño superior al que quiso hacer cesar “, ya que en el primer disparo pudo haber reducido al ladrón y en vez de hacerlo, disparó nuevamente cuando el mismo ya estaba en el piso.

 

En los argumentos del Tribunal, se detalla que “el imputado asegura que dirigió el arma hacia las piernas de Kukoc, lo que sugiere que, al no tratarse de una zona vital, su intención fue reducirlo para evitar su fuga. No ignoramos que cuando disparó para alertarlo tuvo la posibilidad cierta de efectuarlo de manera certera para quitarle la vida. Y no lo hizo”.

Así, se desprende del fallo de Cámara que un policía tiene un deber de actuar y hacer cesar los efectos del delito, evitando que se ponga en riesgo su vida o la de terceros, pero no puede apartarse de los límites que la ley fija. Indudablemente no lo impulsa el dolo propio de quien desde un inicio se ha propuesto consumar un delito ya que, como adelantamos, eso no daría lugar a discusión alguna en el plano que nos ocupa. Pero sus excesos no lo eximen de incurrir en responsabilidad penal.

 

Además, la Cámara del Crimen -compuesta por los jueces Palazzo, Argerich y Lucini- anuló el embargo por 400 mil pesos que pesaba sobre el patrimonio del imputado, modificando así el fallo de primera instancia.

Pese a la confirmación del procesamiento y a la nueva calificación del homicidio cometido, la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich cuestionó el fallo de segunda instancia y reafirmó su apoyo al accionar -a priori delictivo- del efectivo, que terminó con la vida de un delincuente que había asaltado a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca.

“Vamos a seguir pensando que el policía hizo lo que tenía que hacer” sostuvo la funcionaria y para borrar rastros de disensos dentro del gobierno nacional aseguró: “en el Gabinete nosotros discutimos una línea de acción, que es la que yo acabo de exponer. Esta es compartida por todo el Gabinete sin fisuras”. Así intenta tapar los dichos del radical Gil Lavedra que tildó de “inconstitucional” la doctrina de gatillo fácil de la ministra.

En resumen, los magistrados aseguraron que Chocobar actuó correctamente en el inicio de los hechos, pero el desenlace de la persecución deberá ser discutido en un juicio oral y público.

OTRAS NOTAS