Crisis en la industria del calzado

MÁS SUSPENSIONES Y DESPIDOS EN DASS

Por PPV

El miércoles, la empresa de calzado DASS, ex Gatic, de Coronel Suárez decidió suspender a 300 trabajadores y los amenaza para que opten por el retiro voluntario sino serán despedidos.
De efectuarse estos retiros voluntarios, se sumarían a los otros 529 ya realizados en 2017 bajo la misma amenaza y por miedo a que la empresa cierre y no pague las indemnizaciones como ocurrió en los ’90.

La empresa, que durante 2017 decidió un esquema de suspensiones rotativas y que alcanzaron a más 500 trabajadorxs, había afirmado mediante un comunicado con la firma de su director administrativo y financiero, Joao Batista da Silva: “esta medida de crisis (las suspensiones) es necesaria para permitir que se vuelva a la normalidad, esperando que a comienzos del 2018 volvamos a recibir órdenes de producción en cantidades suficientes para ocupar la capacidad total de nuestra fábrica”.

Sin embargo, esta semana, lxs trabajadorxs se encontraron con la noticia de que nuevamente había suspensiones y retiros voluntarios como el año anterior.

En declaraciones radiales a un medio local, los trabajadores afirmaron: “Las autoridades municipales, nos dijeron que sabían lo mismo que nosotros, que ayer entrábamos todos a trabajar. Hoy se desayunan con la noticia de que no entramos todos a trabajar, igual que nos sucedió a nosotros este lunes. Nos dijeron que van a volver a hablar, que están haciendo gestiones arriba, ya desde antes, porque se viene abajo la industria del calzado,, pero en definitiva no tenemos una solución ahora, que es lo que queremos nosotros.
Las autoridades no nos dijeron mucho, no tenemos muchas posibilidades, lo único que pueden hacer es hablar con ellos. Eso es lo único que tenemos por ahora”.

Por su parte, el Secretario de Producción y Desarrollo de la Municipalidad de Coronel Suárez, Juan Ignacio Fidelle, cuando fue consultado por los despidos y suspensiones afirmó: “es muy difícil incorporar a tantas personas, de una industria de mano de obra intensiva. Es gravísimo. La mayoría son mujeres jóvenes, o no. Nosotros hemos invitado a través de los medios en otras oportunidades a que se acerquen a pensar juntos a ver qué podemos hacer porque hay proyectos asociativos, pero no es fácil. Incluso estaría bueno que se trabaje con otro tipo de rubro, para no insistir en el rubro del calzado”

Lxs trabajadorxs esperan que hoy haya una respuesta para los 300 suspendidos.

OTRAS NOTAS