LA EDUCACIÓN Y LA ESTRATEGIA NEOLIBERAL

Por Ludmila Centurión Girola

Hace unas semanas se desató un conflicto en la ciudad de Buenos Aires debido a la decisión del ejecutivo de crear una Universidad de Formación docente que remplazaría a los 29 institutos superiores de formación que hay en CABA.

El proyecto de dicha universidad se llama UniCABA y poco se sabe sobre lo didáctico pedagógico, pero lo políticamente importante es que esta Universidad gozará de autonomía académica e institucional y de autarquía económica financiera y administrativa. Esto quiere decir que no necesariamente el proyecto académico de dicha institución vaya en sintonía con el proyecto educativo nacional.  Lo que se estaría construyendo no es solo una universidad independiente del resto del país, sino que además poseerá la libertad académica para pensar qué tipo de subjetividad docente construir, tirando por tierra el trabajo de los últimos años en pos de una unidad en la concepción de los roles docentes.

Con motivo de esta Universidad se destruirán los centros de formación docente con más de cien años de historia. Otro hecho no menor es que concentrará a todo el alumnado en una sola institución, esto generará que lxs estudiantes se vean afectadxs por el aumento en las tarifas del trasporte debido a que ya no contarán con la cercanía de los 29 centros de formación.

Así mismo, la problemática de recortes no solo afecta a lxs docentes y estudiantes de la ciudad.  La semana pasada se dio a conocer la medida del ministerio de Educación Nacional, a cargo de Alejandro Finocchiaro,   quien recortó fondos del Programa Nacional de Formación Permanente Nuestra Escuela – recorte que viene de manera paulatina desde el 2016- que deja en un tercer plano a la profesionalización docente poniendo el objetivo en el desmantelamiento de la educación. El programa gratuito de capacitación a docentes de todo el país aborda el nivel de posgrado a través de cursadas y capacitaciones en línea. Este recorte también deja sin trabajo a aproximadamente 900 tutores contratados para que este proyecto iniciado en el 2013.

La misión es que este área del ministerio que se dedica a pensar y ejecutar políticas públicas para una mejor educación para todxs deje de darle profesionalismo a los maestrxs argentinxs.
Otro factor de alerta es la simbología de los pos títulos que ya fueron cerrados  y que correspondían a una construcción de ciudadanía más ligada a un Estado inclusivo, con memoria y futuro, como los de Derechos Humanos, Ciencias Sociales y TICS (Tecnologías de la Información y la Comunicación).

El Estado Nacional está en la retirada educativa evadiendo su responsabilidad como garante de una educación equitativa, de igual acceso para todxs y gratuita. Las medidas que se están llevando adelante contradicen el decir de Mauricio Macri cuando demanda “docentes más formados y actualizados para una educación de calidad”. Esto no es más que una mentira, una puesta en escena.  La ruta del desmantelamiento de Mauricio Macri prepara el terreno para la comercialización de la educación, los lugares en los que el Estado se retira son los mismos lugares donde el mercado de las Universidades Privadas avanzan.

OTRAS NOTAS