LA ESCRIBANÍA DEL FMI

Por Ignacio Vila CEPA- Centro de Economía Política Argentina-

Esta mañana se votó en la Honorable (?) Cámara de Diputados de la Nación a favor de la Ley de Reforma Previsional con un resultado de 127 votos positivos contra 117 negativos (María Carolina Moisés del PJ-FPV-Jujuy votó positivo por error y luego lo cambió), tras más de 15 horas de largo debate. A pesar de las masivas movilizaciones en contra del proyecto encabezadas por organizaciones sindicales, sociales y políticas los días jueves 14 y el lunes 18 de diciembre y del espontáneo y multitudinario cacerolazo que nació en los diferentes barrios porteños -y en muchísimos puntos del país-. A pesar del altísimo rechazo social al proyecto -las encuestas realizadas mostraban niveles de rechazo por encima del 70%-. A pesar de la insensibilidad de un proyecto que saca recursos de 3 de los sectores sociales más desfavorecidos del capitalismo nacional: lxs jubiladxs, lxs niñxs y lxs ex combatientes de Malvinas.
En el mes de noviembre de 2016, el Fondo Monetario Internacional realizó una serie de recomendaciones sobre el sistema previsional local, como muestra esta nota del medio oficialista Infobae (http://bit.ly/2BINeRq):

1. Cambiar la edad de jubilación de las mujeres de 60 a 65 años en la próxima década.
2. Reducir el haber inicial
3. Modificar la fórmula de actualización de la Ley de Movilidad.
4. Transferir programas sociales de la Anses al área de Desarrollo Social o Educación.

Los 3 primeros puntos fueron calcados en el proyecto local. El cuarto todavía no ha formado parte de la agenda, aunque en algunos casos también se pueden ver avances en ese sentido. El “Conectar Igualdad” dejó de depender de Anses y ya es parte del Ministerio de Educación de la Nación.
Un detalle de color para sumar es que no existe una versión completa del informe del FMI en español. La única versión completa está en inglés.
Exactamente un año después de las recomendaciones, el jefe de la misión del FMI en Argentina vino a nuestro país a reunirse con Macri y lxs principales integrantes de su gobierno. Sabiendo que el FMI sigue siendo “mala palabra” para millones de argentinxs llegaron a un acuerdo: que el Fondo evite involucrarse de una manera u otra en las discusiones sobre la reforma previsional. Ámbito Financiero relató con bastante precisión el encuentro y el contexto del acuerdo. (http://bit.ly/2oIMXIO).

Vengo bancando este proyecto.

El siguiente paso del macrismo fue “negociar” con lxs gobernadores, hay que decirlo, con un nivel de éxito sin precedentes: 23 de los 24 gobernadores nacionales manifestaron públicamente y firmaron cuanto documento se les ofreció bancando el proyecto, con la honrosa excepción del gobernador de la provincia de San Luis, Alberto Rodriguez Saá. La carnada utilizada por el gobierno fue que sin la aprobación de esta reforma, sin sumarse a este “Pacto Fiscal”, el gobierno nacional no podría cumplir con las transferencias de recursos a las provincias. El diputado misionero Jorge Franco, que ayer fue a cumplir el rol de representante de su gobernador y no de los misioneros, fue más que gráfico cuanto tuvo que defender su voto en apoyo a la Ley: “Pónganse en el cuero del gobernador aquellos que sin responsabilidad de gobierno critican mansamente”. Póngase usted en lugar de un jubilado que cobra la mínima, le recomendamos desde acá.
La victoria del proyecto redactado de puño y letra por el FMI en la Cámara de Diputados ya es un hecho y no hay casi chances de que el Senado no actúe de la misma manera. En términos legislativos fue una victoria para la Alianza Cambiemos. En términos políticos fue un duro golpe. Las imágenes de la militarización del Congreso así como de las violentas represiones no sólo han sido noticia a nivel local sino que han dado la vuelta al mundo. Los esfuerzos de los corruptos y cómplices medios de comunicación en intentar relatar que las fuerzas de seguridad se defendían de los ataques de fanáticos militantes de izquierda y del kirchnerismo no dieron sus frutos. “Otra victoria como ésta y volveré solo a casa”, dijo Pirros, el rey de Epiro hace unos 2350 años, luego de obtener una victoria en una dura batalla. 2019 parece muy lejano, pero el reloj corre muy rápido en estos tiempos en nuestro país. Lxs argentinxs tendremos nuevamente la oportunidad de elegir un gobierno que gobierne con libreto propio o seguir eligiendo a los que ejecutan en nuestro país los planes del gran empresariado trasnacional.

OTRAS NOTAS