Informe de CEPA sobre la represión social:

ARGENTINA: UN HERIDO CADA DOS DÍAS POR LAS FUERZAS DE SEGURIDAD

Por María Quintero

El CEPA, Centro de Economía Política Argentina, realizó un relevamiento sobre la represión social a las manifestaciones laborales y sociales por parte tanto de las fuerzas de seguridad nacionales como provinciales. La información arrojada comprende el periodo enero 2016 a noviembre 2017.  El informe muestra un promedio de un herido cada dos días, más del 50% de la represión fue a protestas realizadas por trabajadorxs y más del 30% ocurrió en la CABA y Provincia de Buenos Aires.

Desde el 1 de enero de 2016 hasta el mes de noviembre de 2017 se registraron 111 hechos represivos en distintos conflictos socio-laborales. Los datos relevados dan cuenta que en estos hechos se detuvo a 354 manifestantes, y resultaron heridos alrededor de 328. El promedio indica: un caso cada siete días, un detenido cada dos días y un herido también cada dos días.

En el año 2016 se produjeron 55 hechos de represión y en 2017 hasta el mes de noviembre totalizan 56 casos. Es decir, en 2016 el promedio alcanzó los 4,58 casos por mes, mientras que en 2017 el promedio asciende a más de 5 casos por mes.

Más de la mitad de los hechos de represión (el 52%) fueron cometidos contra protestas encabezadas por trabajadorxs formales e informales. En segundo lugar, el 24 % fue contra militantes de movimientos sociales, el 14% contra familias en condiciones de Vulnerabilidad, el 6% contra pueblos originarios y el 4% contra familias y vecinos que reclamaban justicia por hechos de gatillo fácil e inseguridad.

Las causas que originaron los conflictos que fueron seguidos de represión se componen de esta forma: el 31,5% de estas protestas responden a los despidos y reclamos salariales, el 18% a reclamos de alimentos y asistencia mediante programas sociales y al derecho a poder trabajar en la vía pública, el 17,1% fueron protestas contra las políticas de ajuste y el reclamo de fuentes de trabajo, el 13,5% se refirió a reclamos contra desalojos y por daños causados por temporales (inundaciones).  El 5,4% de los hechos de represión se realizaron contra manifestantes que reclamaban por la libertad de referentes comunitarios, entre ellos Milagro Sala y Facundo Jones Huala. El resto de las movilizaciones en las que se reprimió tuvieron como causa la protesta por casos de gatillo fácil (3,6%), la aparición conm vida de Santiago Maldonado (3,6%), reclamos medioambientales (2,7%) y las protestas contra la violencia de género (1,8%).

 

De estas represiones, el 37, 8% se realizaron en conflictos socio laborales en provincia de Buenos Aires y CABA. En las provincias s del NOA se registraron el 19,8%, en Santa Fe, Mendoza, Córdoba, Entre Ríos, el 18%, en la Patagonia el 16,2% y por último, en las provincias del NEA el 4,5%.


Los datos que arroja CEPA también corroboran la estrategia de persecución a la oposición que viene llevando adelante el gobierno nacional: La violencia física hacia los manifestantes es acompañada por la táctica de judicialización.

En este marco, el pasado martes, mientras se reprimía a lxs manifestantes de la protesta contra la OMC – que dejó 3 detenidos y un herido- era separado de sus funciones el fiscal Felix Crous, de la Procuraduría General de la Nación, especialista en violencia institucional. En la tarde de ayer, las fuerzas de seguridad reprimieron a manifestantes y diputados y diputadas de la Nación cuando intentaban realizar un abrazo al Congreso para expresar su oposición a la Reforma Previsional del Gobierno Nacional. La represión terminó con la diputada Victoria Donda y el diputado Leonardo Grosso heridxs y con un manifestante detenido. Al cierre de esta nota, la zona del Congreso de la Nación se encontraba completamente militarizada.

((VIDEO))

Gran operativo de las Fuerzas de Seguridad en el Congreso.
Ayer, Gendarmería reprimió manifestantes y diputadxs.
Mirá acá el desmedido operativo y escuchá la palabra de Horacio Pietragalla

OTRAS NOTAS