Más detenidos sin juicio previo, más presos políticos:

DEBILITAN LA DEMOCRACIA, VIOLAN LAS GARANTÍAS CONSTITUCIONALES

Por María Quintero

Una vez más la justicia argentina detiene sin juicio previo, violando la presunción de inocencia, la constitución nacional y las garantías constitucionales de todxs lxs argentinxs.
Sopesar que alguna parte de la sociedad crea que la violación de las garantías constitucionales son solo para aquellos que por su condición K son detenidos sin prueba alguna de su culpabilidad, el estado de derecho que la justicia – con la complicidad y aval del gobierno nacional- viola sistemáticamente es el de todo lxs que habitamos este país.

Esta mañaan nos despertamos con la noticia de que el Juez Bonadio pidió la detención de Luis D’Elía y Fernando Esteche por supuesto encubrimiento en la caso AMIA, la prisión domiciliaria a Héctor Timerman quien se encuentra en grave estado de salud y de Carlos Zannini, quien no figura nisiquiera en causa judicial alguna. El juez Bonadio también procesó a Andrés Larroque y pidió los desafueros y detención de Cristina Fernández de Kirchner.
En un país en el que la justicia es demasiado lenta para investigar casos de desaparición forzada seguida de muerte como es el caso Maldonado, y de violencia institucional como es el caso de Rafael Nahuel, quien murió alcanzado por una bala  de plomo como las que usa prefectura, los presuntos culpables de estos crímenes gozan de la presunción de inocencia hasta que se demuestre su culpabilidad. Por esto, es más que llamativo que, sin embargo, sea esa misma justicia la que tenga tanta celeridad en detener a opositores al Gobierno Nacional ya sean diputados, senadores y militantes del campo popular por simples “supuestos”, violando justamente esa misma presunción de inocencia que tanto respetan en las otras circunstancias.

La presidencia de Mauricio Macri inaguró la cacería de opositores con la dirigente Milagro Sala – la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos)  volvió a exigirle al estado Nacional que respete las garantías constitucionales de Milagro y la Corte Suprema no tuvo más remedio que expedirse en el mismo sentido-.

Hoy Argentina suma ya varios presos políticos: Milagro Sala, Amado Boudou, Julio Debido, Héctor Timerman, Luis Delia, Carlos Zannini y Esteche, entre otrxs, todos presos sin juicio previo.
Es imperioso que la sociedad argentina comprenda que cuando se debilita la democracia se horadan los derechos de todxs y es toda la sociedad la que se pone en peligro cuando avala estos atropellos.

OTRAS NOTAS