PPV habló con Claudio Morresi sobre el plan de ajuste en  el deporte

PELIGRA EL ENARD

Por PPV

El ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) fue creado en diciembre de 2009, cuando se sancionó la ley 26573. Su objetivo es impulsar al deporte argentino, tanto amateur como de medio y alto rendimiento, en las competencias internacionales.
Fue inaugurado en 2010 por Cristina Fernández de Kirchner  junto a Claudio Morresi – entonces Secretario de Deporte de la Nación- y a Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), y deportistas.
El ente cuenta con un presupuesto propio,  producto de un  fondo especial que se recauda  con el 1% del abono que las empresas de telefonía celular cobran por sus servicios.
El acuerdo sobre la reforma tributaria entre el gobierno y los gobernadores, que se anunció  ayer, impacta de lleno en el ENARD, ya que sin ese 1% los deportistas tienen posibilidades concretas de perder: becas, sueldos, obra social, giras, indumentaria, materiales e infraestructura deportiva, más la cobertura de los gastos que demanden las competencias.

PPV habló con Claudio Morresi, quien fue Presidente del ENARD en 2013, sobre este ajuste en el deporte manifestó: “Esto no es nuevo, el ajuste empezó hace un tiempo. Recordemos que en 2016 hubo un 30% del presupuesto que la Secretaría de Deportes de la Nación no ejecutó. Y en 2017, por primera vez en 15 años, es decir desde 2001, ese presupuesto se redujo un 8%”.

Al referirse sobre la desfinanciación del ENARD, afirmó: “Ahora se toma ésta decisión que tiene que ver con ese interés de que solamente se beneficie a un sector minoritario de nuestro país y todo lo que tiene que ver con los grandes negocios del mundo deportivo, dejando de lado todo lo que tiene que ver con el deporte amateur.  Aparece un fuerte condicionamiento desde lo político, porque desde ahora –si se realiza esta quita- el dinero que ingrese al ENARD provendrá del Estado, el cual puede condicionar, es decir, se termina ese diálogo con el COI y las Federaciones Deportivas, imponiendo lo que quiera el Estado con el látigo de la chequera. Esto afecta principalmente a las federaciones”.

Los clubes de barrio, quienes también se ven afectados por esta decisión, deberán afrontar una difícil situación a la que se le suman los tarifazos energéticos, al respecto Morresi comentó: “algunos clubes de algunas barriadas muy humildes están teniendo que suspender algunas actividades porque no pueden sostenerlas por los costos. En algunos casos sabemos de clubes que han cerrado.  Se da una doble situación: los tarifazos y que no pueden aumentar las cuotas sociales por la situación económica debido a que el poder adquisitivo de los sueldos de los padres y madres de los chicos, no lo resisten”.

Para finalizar, analizó: “En definitiva podrán hacer deportes quienes puedan pagar, podrán ver fútbol quienes puedan pagar, va a poder mejorar su calidad de vida quien pueda acceder a ese mundo privilegiado. Creo que los daños sociales se están produciendo fuertemente, ha aumentado la mortalidad infantil en nuestro país. A partir de ahí,  se empiezan a caer, como una casa de cartas, muchas situaciones que hacían que la Argentina fuese más igualitaria”.

En tanto, muchxs deportistas  se han expresado en repudio a este recorte y rechazan la medida adoptada. Julián Rofmman, en las redes sociales indicó que ésta era “La peor gestión de deporte en años”; hasta el propio COI reconoció la importancia del ENARD al afirmar que significó “una bisagra importante para el crecimiento del deporte argentino”.

Por otra parte, cabe recordar que el secretario de Deporte de La Nación, Carlos Mc Allister, afirmó que nada cambiará y que no habrá recorte en la financiación del ENARD.

 

 

OTRAS NOTAS