AMEDRENTAMIENTO Y NEGOCIOS

Por Daniel Bello

El jueves 5 de octubre, poco antes de que Cristina Fernández de Kirchner llegara a radio FM Pop para realizar una entrevista con el Beto Casella llegó la gendarmería en un camión con una docena de efectivos.
Se presentaron con la excusa de un allanamiento por una causa que investiga a Cristóbal López, dueño de la emisora y también de C5N.
A poco de comenzar la entrevista, la cuenta de twitter de C5N fue suspendida momentáneamente por unos días.
En este punto, retomamos unas líneas vertidas en la nota anterior de esta sección que publicó PPV ( http://go.shr.lc/2wIZeN7 ) : “Hoy en día, seguimos leyendo mitos como el de todo pasa por las redes sociales o que gracias a internet hay más libertad algo que hasta el mismo Aguad en su rol de ministro del ENACOM afirmó y tan sólo por eso debería llamarnos a la reflexión- sin detenerse a discutir que internet es, en definitiva, un medio de producción que el capital busca dominar y normalizar, que es un mecanismo que los Estados buscan dar vuelta, preconstituirlo y prefigurarlo, y que si las clases dominantes logran obtener la palanca de encendido, esa libertad también se puede apagar”
Esa suspensión fue un claro ejemplo de ello.
Nadie puede asombrarse o seguir dudando a ésta altura de la propuesta comunicacional del gobierno. Que ha conjugado articuladamente un discurso que habla de tolerancia y diversidad con una sistemática persecución y hostigamiento a políticos opositorxs,  casi todxs del mismo signo político, y a medios de comunicación comunitarios y no.

La convergencias en el ITU-D

Este año se celebra en la ciudad de Buenos Aires, entre el 9 y el 20 de octubre, la Conferencia Mundial de Desarrollo de las Telecomunicaciones bajo el título “Las TIC para los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.
En su sitio web afirma que entre los resultados esperados de la CMDT-17 “se incluye una Declaración que refuerce el apoyo político a la misión y los objetivos estratégicos del UIT-D”
En el UIT-D participan poderes públicos y organizaciones reguladoras de las telecomunicaciones, operadores de redes, fabricantes de equipos, conceptores de material y programas informáticos, organizaciones regionales de normalización e instituciones financieras.
En su discurso de apertura, Andrés Ibarra, ministro de Modernización de la Nación, en su rol de anfitrión afirmó: “por primer vez la Argentina en los próximos meses va a tener un verdadero plan de estrategia digital. Con una agenda digital que enfoque exactamente todos los temas que estamos trabajando, pero que realmente se vean consolidados en una estrategia que va a estar acompañada, desde ya, por normativas, decretos, leyes que den un marco de previsibilidad en estos aspectos para todo nuestro país”.
Sin embargo, Ibarra, a la hora de tener poner en valor lo hecho, tuvo que realzar todos logros del gobierno anterior: el desarrollo de ARSAT como una política para achicar la brecha digital; ARSAT 1 y 2 como herramientas para llegar a los lugares donde el tendido de fibra óptica eran complejos.
También aseguró: “En los próximos meses se van a ver los resultados porque estamos trabajando en la convergencia, en el proyecto de convergencias, a partir de un gran trabajo que se ha desarrollado en los últimos meses”.
Sin embargo, la llamada ley de convergencias tuvo en marzo de este año una segunda prórroga de 180 días que finalizó en septiembre y aun no se hizo público nisiquiera su borrador para que sea discutida.

Luego, en una conferencia, fue más allá y aseveró que antes de la posible construcción del ARSAT 3 deba revisarse lo acordado, poniendo así en duda lo que había firmado Oscar Aguad, el ex ministro de comunicación, con la privada Hughes.
El secretario general de la ITU, el chino Houlin Zhao, luego de escuchar la respuesta sobre el futuro de Arsat-3 dijo: “Quiero felicitar a Argentina porque no hay muchos países de la región que hayan podido fabricar sus propios satélites”.
En este contexto, cabe recordar que Miguel de Godoy, presidente del Ente Nacional de Comunicaciones, en una rueda de prensa en las Jornadas Internacionales de la Televisión por Cable (ATVC) que se realizó en septiembre, confirmó que se iba a permitir a las telecomunicaciones brindar TV por satélite y que se las habilitaría por decreto.

Hace casi dos años que en Argentina, en la medida que se concentra la comunicación en manos de unos pocos, sigue siendo una deuda pendiente del gobierno la transparencia institucional.

Más aún, el gobierno sigue dañando el derecho a la información y la libertad de expresión en nuestro país.

OTRAS NOTAS