Ocupación del Mincyt – Conflicto del CONICET

PLAN BARAÑAO: CIENCIA PARA POCOS

Por PPV

El Ministerio de Ciencia y Tecnología volvió a ser noticia pero no como en otros tiempos por sus  conquistas científicas y sus avances en materia de investigación, sino porque por segundo año consecutivo vive un conflicto presupuestario y laboral.

En 2016 comenzó el vaciamiento por parte de su ministro Lino Barañao – quien rompió el compromiso asumido cuando aún era ministro de Cristina Kirchner en el Plan Argentina Innovadora 2020- de que ingresaran mil investigadores a la planta de investigadores y aumentar en el ingreso de 5 mil más hacia 2020. El año pasado ingresaron menos de la mitad y eso llevó a la toma del Ministerio.  ( http://bit.ly/2hIRENC y http://bit.ly/2i2vpjT).

En el día de ayer, como en 2016, el Ministerio fue tomado pacíficamente por investigadores y científicos del Conicet para volver a denunciar el vaciamiento del área.

Pablo Perazzi, Investigador del Conicet y Delegado del Sindicato de Docentes de la Universidad de Buenos Aires (FEDUBA), en diálogo con PPV sobre el conflicto aseguró que “Este año hubo 3 reuniones de las comisión mixta de seguimiento, con funcionarios del ministro y representantes de investigadores, becarios y sindicales. En esas reuniones no hubo un avance. Participamos de esas reuniones y te dabas cuenta que no había intenciones de resolver el conflicto y de que estaban pateando la pelota para adelante, e incluso podríamos decir que demostraron un brutal desconocimiento no solo del sistema científico y de sus organismos descentralizados: INTA, INTI, CONE, entre otros, sino también del sistema público universitario”.

En este sentido, el Investigador del Conicet explicó que “en la última de esas reuniones en las que se llegó a firmar un acta acuerdo -que igualmente se incumplió porque no se convocó a una reunión y por eso hoy se hizo la ocupación pacífica del ministerio-  dijeron que estaba comprometida la inclusión de estos casi 500 investigadores que habían ingresado con doble recomendación de pares en las distintas Universidades Nacionales. Esto presentaba dos grandes problemas,  el primero es que no todxs lxs investigadores son docentes universitarios y, en caso de serlo, si las Universidades iban a tener capacidad operativa para transformar esxs ayudantes de primera con dedicación simple en Jefxs de Trabajo Prácticos con dedicación exclusiva.  Por otro lado, además, está el tema de que ningún Rector, ningún Decano va a admitir que hagan solo tareas de investigación; es decir, hombres y mujeres que se formaron para la investigación científica tendrían que además educar, que está muy bien, pero no fue eso para lo que se formaron”.

Ante la negación de los funcionarios de convocar nuevamente a la comisión mixta de seguimiento, distintas organizaciones de científicos y becarios investigadores decidieron acercarse al ministerio. La Red Federal de Afectados organizó ayer como método de protesta un velorio a la ciencia argentina y, en asamblea, se decidió ocupar el hall central – una ocupación pacífica- del Ministerio. El objetivo era que Lino Barañao y el Presidente del  CONICET, Alejandro  Ceccatto,  convoquen a esa reunión de comisión. Los resultados en una primera instancia no sólo no fueron la reapertura de reunión y diálogo sino que  respondieron con dos filas de infantería con cascos y escudos que ingresaron al hall.
“Les explicamos que no pueden ingresar, y ellos nos dicen que esto no es una Universidad, que es un Organismo Público y que sí pueden hacerlo. Ante la tensión de la situación, los investigadores se reagruparon, e inmediatamente bajó una orden del ministro de que para que se realice  la reunión se debía abandonar la ocupación. Se retira la infantería y se anuncia una reunión para las 14.10 hs.”, cuenta el delegado de FEDUBA.

Respecto a cómo quedó la situación y cómo proseguirán de aquí en más, Pablo Perazzi dijo: “Mañana hay una reunión entre los funcionarios del Ministerio  y el Consejo Interuniversitario Nacional, donde supuestamente se va acordar un compromiso de las dos partes para incorporar a investigadores sin necesidad de ser relocalizados de una Universidad a otra”.

La incertidumbre sobre el lugar y las condiciones de trabajo que surge de la propuesta de relocalización esconden la precarización del modelo de gestión de Barañao.

 Ayer también se acordó una nueva reunión luego de las PASO, para el 22 de agosto, para presentar un nuevo plan para discutir. Sin embargo, cada uno de los pasos que se avanza en el camino de la política a la que apunta el Ministro de Ciencia y Tecnología se asemeja cada vez más más al viejo Plan Dante Caputo que proponía un Conicet elitista, chico y cerrado dedicado exclusivamente a la producción de tecnología para una empresa privada y al traspaso de la producción de ciencia básica y humanidades a la órbita de las Universidades, es decir, se está apostando a un desmantelamiento y a un vaciamiento del organismo tal cual lo conocemos.

ÁLBUM

OTRAS NOTAS