PATEARLES EL BASTÓN

Por María Quintero

Siempre me pareció representativa la Frase “Patear el bastón”. La imagen de una persona pateándole a otra el bastón a través del cual se sostiene reviste tanto de violetamente cruel como de representativa.

Hoy, antes de suicidarse, el jubilado que ingresó a ANSES de Mar del Plata tiró su bastón por la escalera. Ya nada podía mantenerlo en pie. Es que la violencia se ejerce a veces explícitamente y otras veces de manera simbólica. No hizo falta que estuviera presente algún/na representante del gobierno de Cambiemos pateándole el bastón para que todxs entendamos de las responsabilidades de un gobierno que recorta presupuesto en las poblaciones más vulnerables.

Desde 2001, en el gobierno de De la Rua, que la Argentina no desayunaba con una noticia tan impactante como la de hoy. El recorte del 13% a las jubilaciones, en ese entonces, y la profunda crisis en la que estaba sumido el país generó varios suicidios de jubilados…
“En los años de mayor crisis, 2001 y 2002, la cantidad de suicidios en territorio bonaerense llegó a más de 1300. Los especialistas evalúan que el suicidio está muy relacionado con la falta de perspectiva en la vida y en ese terreno juega un papel significativo la asfixia y la falta de salidas económicas (…) los mayores de 55 años representan casi el 50 por ciento de todos los que se quitan la vida. Es obvio que muchos jubilados se han visto sin perspectiva alguna y sin contención social de ningún tipo”. (https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/43348-14824-2004-11-08.html).
Una de las responsables en 2001 de patearles el bastón a los adultos mayores fue Patricia Bullrich, a cargo del Ministerio de Trabajo por esos años; quien además es hoy la que reprime a mansalva desde el Ministerio de Seguridad a aquellos que osan gritar que tienen hambre. “El reconocimiento a mi gestión en la Alianza me permitió tener vigencia política”, declaró Bullrich en 2015.

Poco tienen de “errores” y mucho de crueldad e hipocresía las medidas del gobierno. “La jubilación es de 9 mil y pico”, aseguró Mauricio Macri en el programa de Mirtha Legrand…
En sus casas, los jubilados -que cobran mucho menos que eso- sabían de la mentira, porque claro que sus heladeras no mienten, como tampoco miente el deterioro en la salud cuando la plata no alcanza para comprar los remedios que el gobierno Nacional a través de PAMI les dio de baja. Un jubilado cobra hoy $6394 en un país donde la inflación no para de crecer, donde la Canasta Básica Total ascendía a $14.090 en marzo y la Canasta Básica de Alimentos – es decir la de alimentos básicos, y sólo alimentos básicos- a $ 5.798,57  para no caer en la indigencia, según informó el Indec.
El año pasado el FMI, entre otras cosas, le había “aconsejado” al Gobierno la modificación en fórmula de cálculo para la actualización de las jubilaciones. Ello implicaba reducir los montos iniciales de las mismas y subir la edad jubilatoria de las mujeres. Si bien lo primero no pudo aplicarse por el alto rechazo social que tuvo la medida, el aumento de la edad jubilatoria aún está en suspenso…
El Estado, como las Fuerzas de Seguridad, son herramientas que deben ser puestas en beneficio de los Pueblos y para protección de los más vulnerables. El derecho a una vejez digna, a la salud, al trabajo y a que la población tenga las necesidades básicas cubiertas son los bastones de una sociedad con futuro, de un País en crecimiento. Y no hay imagen más violentamente cruel que la de un gobierno pateándole el bastón a la ciudadanía toda, también a aquella porción -que no pertenece a la minoría rica- que depositó su esperanza y su confianza en él.

 

((VIDEO))

El siguiente contenido puede contener imágenes que afecten la sensibilidad del lector.

El anciano se llamaba Rodolfo Oscar  Estivill

OTRAS NOTAS